Las finales de la NBA no pueden con el Mundial femenino de FIFA
  • Por primera vez en la historia, una final de la Copa del Mundo FIFA de fútbol femenino supera en audiencia a las series finales de la NBA de la temporada, lo que da una muestra del auge del deporte femenino y el potencial comercial del mismo para las firmas y marcas interesadas




Bien harían las firmas y marcas comerciales en hacer una buena interpretación, con la perspectiva que da el paso de los días, de los datos que nos deja la recientemente finalizada Copa del Mundo FIFA de fútbol femenino cuya final se celebró hace tan sólo unos días en Canadá y que alzó a la selección de los Estados Unidos como nueva Campeona del Mundo al derrotar en el decisivo partido a Japón. Y decimos esto porque las cifras que se han obtenido durante la disputa del torneo vienen a explicar, de manera muy clara, por qué el deporte femenino es uno de los grandes objetivos en el medio plazo de las firmas y marcas comerciales a nivel mundial.

Unas cifras de récord



Para todos aquellos que aún consideren que el deporte femenino aún tiene mucho camino que recorrer a la hora de atraer para sí a importantes patrocinadores a nivel mundial para los eventos que bajo su paraguas se organizan, bastará tan sólo con hacer un somero análisis de los datos obtenidos tras la celebración del último gran evento que dentro de este sector se ha desarrollado: la Copa del Mundo FIFA de fútbol femenino, cuyos resultados obtenidos fuera del terreno estrictamente deportivo dan una muestra del enorme potencial que el deporte femenino tiene a nivel comercial.

Así, para llevar a cabo dicho análisis, baste tan sólo con escrutar los resultados de audiencia obtenidos durante la gran final en los Estados Unidos, unos resultados que hablan por sí sólos: la disputa entre los Estados Unidos y Japón logró congregar en suelo estadounidense ante las cámaras de televisión a más de 25 millones de espectadores.

La Copa del Mundo de Canadá superó en audiencia a la NBA



Con ser ya de por sí espectaculares, el alcance y dimensión de los mismos no se podrían valorar en su justa medida sin tomar una clara e importante referencia para su evaluación. Y para ello, se ha tomado como medio comparador los datos de audiencia obtenidos durante la última serie Final de la NBA.

Así, las finales que han enfrentado hace tan sólo unas semanas a los Cavs de LeBron contra los Warriors de Curry han obtenido la mejor cifra de audiencia desde las protagonizadas por el gran Michael Jordan, logrando congregar frente al televisor a más de 20 millones de espectadores: ¡¡¡5 millones menos que los que se sentaron a ver las evoluciones de Hope Solo y compañía ante Japón!!!

Los 25,4 millones de espectadores de audiencia cosechados superan igualmente al mejor registro que había en los Estados Unidos para esta competición y que databa del año 1999, cuando en la final Estados Unidos también logró alzarse con la victoria. En aquella ocasión, 17,9 millones de personas vieron el triunfo de los Estados Unidos en el Mundial.

Participa y comenta esta noticia

 
Top