El misterio del MVP de la Copa América ¿capricho o imposición comercial?
  • Mientras los chilenos celebraban el título conquistado en la Copa América y los argentinos se lamentaban por la ocasión perdida, la organización procedió a retirar del stand de los trofeos a entregar el título que elegía al mejor jugador del torneo

  • Más de tres días después, nadie, ni organización, ni patrocinadores han salido a dar explicaciones acerca de un hecho sobre el que se vierten cada vez más teorías que tratan de arrojar algo de luz a lo que sucedió




Concluyó la Copa América 2015 que durante aproximadamente un mes ha venido celebrándose en Chile y que ha proclamado como nuevo Campeón continental a la selección anfitriona, Chile, que como todo el mundo sabe a estas alturas, derrotó el pasado sábado a otra de las grandes favoritas, Argentina, en la tanda de penalti para llevarse por primera vez en su historia el título a sus vitrinas. Sin embargo, aún hay verdaderas dudas, sobretodo fuera del terreno deportivo, sobre determinadas cuestiones que, varios días después, no han sido del todo aclaradas. Una de ellas, quizás la que más llama la atención, es conocer qué ocurrió con la elección del Mejor Jugador del Torneo, un título que finalmente no fue entregado.

¿Dónde está el trofeo?



Mientras se preparaban los actos de entrega de los correspondientes galardones del torneo, hubo un momento, fueron unos instantes, que llamó poderosamente la atención. Entre el bullicio de los aficionados chilenos y la celebración de los jugadores locales por el título conseguido, la organización, de manera sigilosa y tratando de no llamar demasiado la atención, retiró el trofeo del stand de premios que elegía al MVP de la Copa América en la presente edición, un gesto que dio como resultado que ningún jugador subiera a recoger dicho galardón.

Desde ese momento, los rumores acerca de qué había pasado se dispararon. El hecho de tener un stand con los trofeos a entregar entre los que estaba el del MVP del torneo y que, tras unos minutos interminables, éste fuera retirado, de manera muy disimulada como decimos, por la organización, vino a demostrar que algo extraño estaba sucediendo en torno al mismo.

El misterio del MVP de la Copa América ¿capricho o imposición comercial?



A partir de aquí, como decimos, varias teorías acerca de qué había sucedido al respecto. La primera de ellas, y para nada descartable, una que afecta directamente a la figura de Leo Messi y que vendría a reflejar ese pedestal en el que se instalan las grandes estrellas del fútbol que les permite en más de una ocasión adoptar decisiones erróneas como la presente creyéndose estar por encima del bien y del mal. Así, el argentino, decepcionado por no haber conseguido el título de Campeón de la Copa América con su selección, se habría negado a recibir el premio que lo había elegido como MVP de toda la competición, algo que ya sucedió después de uno de los encuentros, ante Paraguay, en el que después de ir Argentina ganando por dos goles a cero, se dejó empatar el partido por Paraguay, lo que provocó la indignación del astro argentino que no subió a recoger el trofeo que le nombraba como MVP de ese encuentro.

Sin embargo, existe otra versión, mucho más plausible, y que viene a demostrar el enorme escenario que, paralelamente al estrictamente deportivo, se vive cada vez que se pone en marcha un evento de esta características desde el punto de vista del marketing deportivo. La Copa América es una de las pocas competiciones a nivel de selecciones en todo el mundo que tiene como gran patrocinador oficial a Nike. Frente al Mundial o a la Eurocopa, donde adidas ejerce dicho papel, en la Copa América es la firma norteamericana la encargada de desempeñar ese rol.

En este escenario, el día de la gran final, y momentos antes de que la misma concluyera, la organización procedió a elegir el encargado de ser designado como mejor jugador del torneo, un título que la mayoría de electores decidió debía ser para Leo Messi. Sin embargo, en ese preciso momento, entró en juego la decisión de Nike, que manifestó su disconformidad acerca de que el máximo embajador de su gran rival, adidas, fuera a obtener el título patrocinado por Nike. Ante esta situación, tanto la organización como Nike habrían estado deliberando para poder encontrar un "elegido" que viniera a satisfacer los intereses de ambas partes, algo que finalmente, y muy probablemente por la premura de tiempo, no tuvo lugar. En la organización creían firmemente que Messi había sido el gran vencedor del torneo, algo por lo que Nike, que veía como adidas perdía protagonismo al perder la final frente a Puma, que equipaba a Chile (selección que a partir de agosto vestirá Nike), no parecía tener mucha predisposición a concederle dicho mérito.

¿Cuál de las dos versiones es la correcta? Tanto una como otra es plausible: no es la primera vez que las grandes estrellas del deporte tienen esos "ataques de grandeza" que le hacen sentirse por encima del bien y del mal ante un compromiso con la organización de turno, salidas de tono que llevan a cabo jugadores de la talla de Messi, Cristiano Ronaldo o cualquier otro de su valía. Por otro lado, los intereses comerciales de los patrocinadores oficiales de los eventos son un importante elemento a tener en cuenta en cualquier competición, sobretodo si valoramos el enorme poder que los mismos están cogiendo dentro de dichos acontecimientos.

Tan sólo el paso del tiempo, si cabe, nos llevará a conocer y comprender qué es lo que realmente pasó con uno de los que ya es grandes misterios de esta Copa América: ¿por qué no se entregó el trofeo al MVP del torneo?

Participa y comenta esta noticia

 
Top