El Jordan chino se impone al original
  • Un Tribunal de Pekín ha desestimado la demanda interpuesta por Michael Jordan en el año 2012 contra una compañía china que utiliza el nombre, el número y una imagen muy similar al Jumpman para vender artículos deportivos en el gigante asiático




En el año 2012, Marketing Deportivo MD informaba de la demanda que contra una compañía china había interpuesto Michael Jordan por utilizar, supuestamente, su imagen y su nombre para vender artículos deportivos propios en el gigante asiático. Hoy, casi tres años después, un Tribunal de Pekín ha dado la razón al "Jordan chino", que ha acabado imponiéndose judicialmente al original.

Michael Jordan demanda a gigante chino de ropa deportiva



En el año 2012, Michael Jordan presentó una demanda ante un tribunal chino contra Qiaodan Sports Co., una compañía china a la que acusaba de utilizar sin consentimiento su imagen y su nombre para usos comerciales.

Jordan se manifestó en aquellos momentos profundamente decepcionado de ver como la compañía china estaba tratando de hacer negocio vendiendo prendas deportivas con su ya famoso 23, su número y su imagen sin consentimiento alguno al respecto por parte del jugador. Preguntado al respecto de si Nike estaba detrás de la demanda, Jordan afirmó que está utilizando su propio buffete de abogados, dejando al margen al gigante norteamericano de ropa deportiva.

¿Qué había detrás de esa demanda?



¿Pero qué había detrás de todo esto? Evidentemente, aparte del uso inapropiado de la imagen y nombre del jugador sin su consentimiento, en el trasfondo de la cuestión estaba el reparto de un pastel muy jugoso para las marcas comerciales como es el mercado chino. La NBA es el segundo deporte más seguido en el país asiático, gracias entre otros a la enorme aportación que al respecto han realizado exjugadores como Yao Ming o Jeremy Lin con su Linsanity.

Y ahí es donde radicaba la cuestión. La venta de productos oficiales de la NBA o de sus jugadores representaba (y representa) un importante pellizco a las firmas comerciales allí en China, lo que habilitaba y capacitaba a Qiaodan Sports Co. a plantear, como así ha sido, una dura batalla legal a Jordan.

El Jordan chino se impone al original



Hoy, casi tres años después, un Tribunal de Pekín ha rechazado la demanda interpuesta por el uso indebido de Qiaodan (es la transcripción fonética del nombre del jugador en chino), por el uso del 23 y por la similitud del logo de la compañía con el famoso Jumpman al considerar, entre otras cuestiones, que "Jordan"  no es la única palabra a la cual hace referencia el vocablo chino Qiaodan, además de considerar ser un nombre de lo más común en los propios Estados Unidos.

Qiaodan Sports Co. tiene un capital de 450 millones de yuanes chinos, aproximadamente unos 50 millones de euros, y es una de las compañías más importantes dentro del sector. Tiene abiertas casi 6.000 tiendas a lo largo de 31 provincias chinas. Las ganancias que gracias a estos productos con la imagen de Jordan está obteniendo la compañía se calculan millonarias.

Participa y comenta esta noticia

 
Top