El BBVA abandona a Iker Casillas
  • El fichaje de Iker Casillas por el FC Porto luso ha provocado que el BBVA, uno de sus principales patrocinadores personales, rompa de manera unilateral el acuerdo que le mantenía ligado al ya ex guardameta blanco. 

  • La salida del jugador de un club como el Real Madrid puede precipitar un desfile de patrocinadores que adoptarían la misma decisión que la ahora emprendida por la entidad financiera




Hace ahora casi diez días se resolvía una de las cuestiones que más ha dado que hablar no ya en las últimas semanas sino podríamos decir en los últimos meses: la salida del hasta entonces portero del Real Madrid, Iker Casillas, del club blanco. Su destino, el FC Porto, una decisión que llenó portadas en los medios de comunicación y acaparó la atención en las redes sociales pero que, además, tiene un importante trasfondo dentro de la industria del marketing y los negocios en el mundo del fútbol como podemos comprobar con los últimos movimientos dados en torno a la figura del guardameta español y su traspaso al club luso.

Casillas perdería potencial comercial si se marcha del Real Madrid



A pesar de que no ha sido hasta hace unos días cuando se ha confirmado la salida del portero internacional español del que ha sido el único club hasta ahora durante toda su carrera profesional, el Real Madrid, la marcha de Iker Casillas del conjunto blanco era un tema ampliamente tratado como posibilidad ya incluso hace un año. De hecho, en estas mismas fechas el año pasado se ponía en duda la continuidad de Casillas al frente de la portería blanca una temporada más.

Y ya en esas mismas fechas, hace ahora un año, analizábamos seriamente desde la perspectiva del marketing deportivo cómo influiría en su relación con sus patrocinadores personales la salida de todo un icono del Real Madrid, Iker Casillas, de uno de los clubes más grandes del mundo. Y esa posibilidad no vaticinaba nada bueno para los intereses del por entonces todavía guardameta madridista.

La salida del Real Madrid implicaría la pérdida de patrocinadores



Casillas es todo un referente para firmas como H&S, Samsung, Lay´s, Hyundai, BBVA o adidas, de la que es embajador,.... pero en España. El guardameta es un jugador veterano (acaba de cumplir 34 años), con una imagen comercial más que consolidada a nivel nacional pero que a nivel internacional, a pesar de haber sido considerado mejor portero del mundo en más de una ocasión, no proyecta el atractivo que tiene en España, acusado muy probablemente por la demarcación en la que juega.

Los especialistas ya consideraban entonces que sería muy complicado articular una campaña de firmas como H&S o Lay's por ejemplo si Casillas acababa en una competición como la Premier League, un mercado donde tendría que hacerse una imagen y consolidarla comercialmente con el handicap de la edad. No son pocos los que defendían que la imagen que desprendería Casillas marchándose del Real Madrid sería la de un jugador que sale por la puerta de atrás de su club y que busca un retiro en otro club al que llegaría con 34 años y, muy probablemente, con un par de años como mucho por delante al máximo nivel. En definitiva, su salida se traduciría en una importante pérdida del potencial de su imagen a nivel comercial.

Ello redundaría de manera negativa en el propio Casillas dentro de este apartado. Salvando el contrato que mantiene con adidas, del que percibe alrededor de un millón de euros al año, el resto de patrocinadores personales del jugador a buen seguro llamarían a las puertas de sus representantes para renegociar (cuando no extinguir) los términos de sus contratos, lo que implicaría un grave perjuicio para las arcas del madridista.

El BBVA abandona a Casillas



Y una de las primeras firmas en adoptar esa postura una vez confirmada la salida del guardameta español de la portería del club blanco no ha sido otra que la entidad financiera BBVA, que tenía a Iker Casillas a uno de sus máximos embajadores dentro del mundo del fútbol junto con Andrés Iniesta, y que ha decidido poner punto y final a su acuerdo con el ya ex portero madridista una vez confirmada su marcha al FC Porto.

El grupo financiero ha sustentado dicha decisión en el hecho de que el acuerdo con Casillas se circunscribía, de manera exclusiva, al mercado español, con unas campañas muy focalizadas en el mismo y con vistas a potenciar la imagen de la entidad en dicho mercado. Su salida a un mercado como el portugués, donde el BBVA apenas tiene intereses, ha precipitado la decisión final.

Comienza así un más que anticipado y previsible desfile de sponsors que abandonarán, en los próximos días, al cancerbero madridista tras el acuerdo alcanzado por éste con la entidad lusa. Ya se habla incluso de otros nombres, como el de la cervecera Mahou, que podría seguir los mismos pasos que el BBVA tras la marcha de Casillas del Real Madrid.

Participa y comenta esta noticia

 
Top