De Gea, la gran amenaza de Casillas... también en adidas
  • David De Gea puede convertirse en la gran amenaza de Iker Casillas, ya en las filas del Oporto, ahora también en el mundo comercial

  • El principal patrocinador de Casillas, la marca alemana adidas, busca un recambio en su portfolio que venga a sustituir el hueco que a nivel mediático ha dejado dentro de la compañía la marcha del ex madridista al Oporto, una competición de menor calado que la española a nivel de repercusión mundial

  • De Gea finalizó su contrato con Nike en 2014 y desde entonces ha alternado en guantes y botas con firmas como Puma, la propia Nike e incluso adidas, con la que se le está viendo durante esta pretemporada




La salida de Iker Casillas de las filas del Real Madrid está comenzando a tener consecuencias más que importantes para el hasta ahora cancerbero blanco en su catálogo de patrocinadores oficiales, un catálogo del que se ha salido tal y como comentamos hace tan sólo unas semanas el BBVA, primer sponsor personal del ya ex portero madridista que ha decidido dar por finalizada su relación con el guardameta tras su fichaje por el Oporto portugués, un mercado donde la entidad financiera ha reconocido abiertamente no tener demasiados intereses a la hora de planificar su estrategia de expansión a nivel internacional. Sin embargo, este abandono puede no ser el único que afecte, y de manera más que importante, al guardameta blanco, que ha comenzado a ver cómo el que está llamado a ser su sustituto bajo los palos de la portería madridista, el también internacional David De Gea, actualmente en las filas del Manchester United, puede ser su mayor amenaza para la relación que mantiene el propio Casillas con uno de sus grandes patrocinadores: la marca alemana adidas.

La salida de Casillas, un obstáculo para sus sponsors



La salida de Iker Casillas del Real Madrid está comenzando a traer nuevos inconvenientes para el nuevo guardameta del Oporto, unos inconvenientes que vienen de un terreno íntimamente relacionado con la profesión que desempeña: el mundo del marketing deportivo y sus acuerdos comerciales con los patrocinadores personales con los que ya cuenta el ex madridista.

Desde el sector se era consciente que la marcha de Iker Casillas del conjunto blanco iba a tener un primer damnificado de manera directa: el propio jugador en su relación con sus sponsors. El atractivo comercial de Casillas para las grandes firmas estaba circunscrito casi, exclusivamente, a territorio nacional. Una vez planteada la opción de su salida, tan sólo un destino de la suficiente categoría como la que tiene de por sí el Real Madrid a nivel internacional podría provocar que ese interés comercial de las marcas en Casillas se mantuviera intacto o al menos no se resintiera especialmente, aun cuando ello implicara la salida de patrocinadores centrados en la expansión de su marca en suelo español por otros propios del país donde desembarcaría.

Sin embargo, su sorprendente fichaje por el Oporto le ha comenzado a pasar factura dentro de este sector. Todo el mundo coincide que, a nivel de patrocinio personal, quizás la opción del Oporto, por la repercusión de la liga portuguesa a nivel mundial, era la peor salida desde el punto de vista del marketing deportivo que el guardameta podía elegir y la pérdida de potencial comercial del cancerbero ante sus patrocinadores se resentiría notablemente, tal y como se ha confirmado recientemente con la marcha del BBVA.

De Gea, la gran amenaza de Casillas... también en adidas



En el otro lado de la balanza de toda esta historia nos encontramos al que está llamado a ser el sustituto de Iker Casillas en la portería blanca: el también internacional español, ahora en las filas del Manchester United, David De Gea. El portero se convirtió hace tiempo en la mayor amenaza para Casillas hasta que se confirmó su salida del equipo blanco para su continuidad en las filas del mismo pero, además, se ha convertido en un serio problema para la relación que el madridista mantiene con la principal firma patrocinadora a nivel personal: la marca alemana adidas.

La relación de Casillas con adidas se remonta al año 2012, cuando el guardameta internacional del Real Madrid se encontraba quizás en uno de los momentos más álgidos e importantes de su carrera. Titular indiscutible en el club blanco y en la Selección Española que se acababa de proclamar apenas dos años antes campeona del mundo, el futbolista, sin ser un verdadero icono mediático, sí que representaba un importante atractivo comercial para las marcas.  Fruto de ese interés, de ese valor añadido que el tener a Casillas en su catálogo de embajadores le da a las diferentes firmas, adidas, reclama para sí la llegada de un Iker Casillas que hasta el momento estaba ligado a una de sus filiales, Reebok. El acuerdo alcanzado con adidas iba a vincular a las partes durante los siguientes cinco años a razón de algo más de 1 millón de euros anuales, lo que convierte a Casillas en uno de los guardametas mejor cotizados por las firmas a nivel mundial.

El fichaje por el Oporto, la peor solución para adidas



A partir de ahí, la situación se enquistó. La relación Casillas-Mourinho-Real Madrid hace que el guardameta sea motivo de división entre la afición blanca, lo que propicia que los rumores sobre su marcha se acrecenten a cada temporada que pasa. En la última, estos rumores se hacen ya insoportables para la estabilidad del propio club. Y comienza a hablarse de su posible salida: Inglaterra, Italia, Francia... todos países con ligas futbolísticamente importantes y donde su capacidad comercial no se resentiría demasiado. En los últimos meses se plantea también la posibilidad de una salida a la MLS, otra opción interesante para adidas. Y sin embargo, de sorpresa para todo el mundo, Casillas anuncia su fichaje por el Oporto, la solución menos conveniente para la marca alemana.

La peor opción de todas según muchos analistas a nivel deportivo se convierte también en la peor decisión a nivel comercial. Para adidas, su llegada al Oporto supone un paso atrás y comienza a analizar su vinculación con el guardameta, al que mantendrá en su catálogo hasta el final de su relación en el año 2017. Pero necesita un sustituto. Y la figura de De Gea se convierte de igual manera en la primera opción no sólo para el Real Madrid sino también para adidas.

La marca alemana necesita seguir contando con un referente a nivel mundial dentro de una de las porterías más importantes del mundo: la del Real Madrid. De Gea es joven, internacional y con un presente-futuro brillante que puede explotar a nivel mundial en las filas del Real Madrid. Y adidas lo sabe. Y lo quiere. La conclusión del contrato de De Gea con Nike en 2014 y su indecisión para firmar con otra marca (ha estado alternando con Puma, la propia Nike e incluso adidas, con cuyos guantes y botas puede verse durante esta pretemporada) son elementos más a favor de adidas que habría puesto encima de la mesa del todavía portero del United un contrato que nada tendría que envidiar al que ahora tiene Casillas con la marca.

Sin embargo, ello implicaría, de rebote, que adidas relajara sus intenciones para seguir manteniendo a Casillas en su portfolio. Es decir, propondrían una oferta de renovación si es lo que quieren las partes pero no en las condiciones que presenta el contrato actual por lo que el guardameta del Oporto vería como De Gea se va a convertir en su sustituto no sólo en el Real Madrid sino también en el mundo comercial, con adidas a la cabeza.

Participa y comenta esta noticia

 
Top