Condenan a Nike por vestir a Wiston Churchill de Tony Parker
  • La marca norteamericana ha sido condenada judicialmente a indemnizar con 67.500 euros a un artista francés por vestir en 2011 a la estatua de Winston Churchill de los Campos Elíseos de París con una camiseta gigante de Tony Parker. 

  • La firma celebraba el subcampeonato de Europa de Baloncesto obtenido por la Selección Francesa y el pase a los Juegos Olímpicos de Londres 2012




¿Existe algún límite dentro del mundo del marketing? ¿Hay alguna línea que separa lo éticamente correcto de aquello otro capaz de herir susceptibilidades hasta el punto de ser condenado judicialmente? La respuesta quizás la tengamos en la protagonista de este artículo, la firma norteamericana Nike y una estrategia de marketing llevada a cabo en el año 2011 que ahora le está dando más de un dolor de cabeza.

La final del Eurobasket 2011, Winston Churchill y Nike



Septiembre de 2011. Semifinales de la 37ª edición del Eurobasket que en aquel año se disputa, por segunda vez en su historia, en Lituania tras organizarlo previamente en 1939. España, que a la postre se haría con el título, vence en la primera semifinal a la selección de Macedonia por un contundente 92-80 mientras que en la otra semifinal, Francia sorprende a una Rusia que llegaba a las semifinales sin haber perdido un sólo encuentro por un resultado final de 79-71, accediendo a una final donde caería derrotada, por segunda vez en el torneo, ante España por 13 puntos de diferencia, 98-85.

Tan sólo un día después de la final, el 19 de septiembre de 2011, ya en suelo francés, Nike, sponsor técnico de la Federación Francesa de Baloncesto, decide congregar al combinado galo que se había proclamado subcampeón de Europa y, con ello, obtenido el pase para los Juegos Olímpicos de Londres 2012, en los Campos Elíseos para poner en marcha una estrategia de marketing urdida y elaborada junto con la agencia Ubi Bene.

Así, el combinado francés se reunió cerca de los Campos Elíseos de París junto a la estatua de Winston Churchill, obra del artista Jean Cardot y de más de 3 metros de altura, a la que Nike y Ubi Bene vistieron con una enorme camiseta de Tony Parker para celebrar los éxitos conseguidos.

Una estrategia de 135.000 euros



Sin embargo, la fotografía, que apareció en muchos medios de comunicación, no gustó para nada al creador de la obra, Jean Cardot, que acudió ese mismo año a los tribunales para buscar defensa ante lo que consideraba un atropello sin precedentes por parte de Nike.

Desde entonces, juicios, audiencias, recursos y apelaciones hasta llegar a hace tan sólo unos días cuando el Tribunal de Apelación de París condenó a Nike y a Ubi Bene a pagar un total de 135.000 euros, 67.500 euros para cada sociedad, al escultor francés Jean Cardot en concepto de indemnización por daños y perjuicios al considerar que tanto Nike como Ubi Bene sobrepasaron su capacidad de actuación al utilizar con fines publicitarios y sin conocimiento de su autor, la escultura de Winston Churchill, desnaturalizándola y faltando el respeto a la obra.

No es la primera vez que Nike realiza este tipo de actos. Hace tan sólo unos años, en 2013, Nike vistió a la estatua de Colón en la ciudad de Barcelona con la camiseta del FC Barcelona, club al que sponsoriza técnicamente en una acción que le supuso un desembolso de 94.000 euros al Ayuntamiento de la ciudad Condal para recibir el favor y el permiso de éste para poder llevar a cabo esta acción de marketing.


Participa y comenta esta noticia

 
Top