Casillas, el primer gran triunfo de New Balance
  • Con todos los grandes medios de comunicación situando a Iker Casillas a tan sólo un paso de su fichaje por el Oporto luso, una de las firmas que ha irrumpido con fuerza en el mundo del fútbol en los últimos meses también se frota las manos ante esa situación: New Balance, actual sponsor técnico del club portugués

  • A pesar de que Casillas tiene contrato como embajador de adidas, el sólo hecho de aparecer continuamente en los medios de comunicación con la camiseta New Balance durante los próximos años ya es un verdadero triunfo a nivel de exposición y notoriedad para la compañía que la firma tratará de aprovechar sacando el máximo rendimiento posible




Si todo va bien, y nada hace presagiar lo contrario aunque en el volátil mundo de los fichajes dentro del fútbol todo puede suceder y cambiar en apenas unos minutos, Iker Casillas, uno de los estandartes del Real Madrid y uno de los grandes emblemas del conjunto blanco a nivel mundial, podría dar un paso decisivo en lo referente a su futuro y abandonar la capital de España para integrarse dentro de la plantilla del Oporto luso, un club al que nadie metía en las quinielas de los posibles destinos del guardameta blanco pero que parece será el que finalmente se lleve el gato al agua. Y como toda situación que se dé dentro del mundo del deporte en general y del fútbol en particular, la misma, aparte de los concienzudos análisis que se están realizando desde el punto de vista deportivo, también tiene una interpretación y estudio desde otro punto de vista que nos interesa mucho más: el del marketing deportivo.

Casillas, el primer gran triunfo de New Balance



A pesar de que muy pocos se habrán detenido en el presente análisis, ello no será obstáculo para reconocer que una de las grandes beneficiadas del futuro traspaso de Iker Casillas al club portugués no será otra que la nueva firma que ejerce de sponsor técnico en el conjunto luso: la norteamericana New Balance, que en apenas unos meses verá como su posición dentro del mundo del fútbol se verá reforzada enormemente con el fichaje que el club pretende realizar.

Recordemos que New Balance desembarca en el mundo del fútbol a través de su filial Warrior, que ya tenía un importante catálogo de clubes y de futbolistas dentro de este deporte que la casa matriz no duda en hacerse con ellos tras anunciar la decisión de llegar al fútbol. Pero a pesar de que bajo su paraguas estaban clubes de la categoría del Sevilla, Liverpool o el propio Oporto o jugadores de la talla de Fellaini, Kompany o Negredo, a la marca le hacía falta el verdadero impulso que le confiere el tener bajo su paraguas a uno de los grandes jugadores del fútbol mundial. Y aunque no supondrá la incorporación a su catálogo de embajadores (el guardameta blanco es uno de los principales representantes de adidas), la llegada de Casillas elevará exponencialmente la capacidad comercial y la exposición de la marca New Balance a nivel mundial.

El eterno debate



Uno de los grandes debates en el apartado de los brand ambassadors de las firmas comerciales, concretamente dentro del mundo de las firmas de ropa deportiva, es el de tratar de determinar qué es mejor para una marca que viste (y calza) a una estrella dentro del fútbol: que el jugador forme parte de la plantilla de un club equipado por la misma marca de la que es embajador o que el jugador se integre en un club vestido y uniformado por la marca rival.

Esta dualidad la observamos en las dos grandes estrellas del fútbol en la actualidad: Cristiano Ronaldo, máximo embajador de Nike, milita en un club adidas como es el Real Madrid, mientras que Leo Messi, máximo exponente de adidas, forma parte de un club Nike como es el FC Barcelona. ¿Es mejor esta situación, es decir, un jugador equipado por una marca formando parte de una plantilla vestida por la marca rival o un jugador equipado y formando parte de una plantilla bajo la misma marca?

La situación merece un análisis mucho más detenido que ya hemos llevado a cabo con anterioridad en Marketing Deportivo MD: aunque bajo el prisma de la marca que viste al jugador pareciera tener cierta ventaja la opinión de que lo más exitoso para la compañía es que el jugador juegue en un club al que esa misma marca sponsoriza, en los dos casos citados podríamos decir que ni Nike ni adidas están verdaderamente incómodos con esa situación: los triunfos del FC Barcelona adidas tiene la habilidad de convertirlos en propios a través de la figura de Leo Messi, algo que sucede pero al contrario en el Real Madrid con Cristiano Ronaldo y Nike.

Tal es así, que en más de una ocasión, sobretodo Nike, estas marcas han manifestado a los clubes a los que visten su contrariedad por el hecho de que la firma rival aproveche los triunfos de la entidad para, a través de su gran estrella, acaparar como propios los mismos y obtener una enorme repercusión mediática al efecto.

El eterno debate



Dicha dualidad, como decimos, tiene un grave peligro para las firmas que la protagonizan: la ambigüedad que se genera en torno a la identificación por parte de los aficionados de la asociación de la marca y el jugador. Y para muestra, tan sólo mencionar uno de los últimos análisis al respecto llevado a cabo en el Reino Unido, donde el argentino Leo Messi, máximo exponente de adidas, es considerado como uno de los grandes embajadores de Nike. Y precisamente esta ambigüedad ese la que tratará de explotar al máximo New Balance con Casillas en el Oporto.

Si bien como decimos con su traspaso al Oporto, Casillas seguirá siendo uno de los grandes referentes de adidas y nada tendrá que ver con New Balance, en la firma con sede en Boston ya se frotan las manos ante la posibilidad de ver a Casillas uniformado con equipaciones New Balance, un hecho que le supondrá una enorme exposición a nivel mundial a todas luces muy beneficiosa para la compañía norteamericana. Esa ambigüedad de la que pretenden huir las grandes firmas es a la que se agarrará con fuerza New Balance para tratar de explotar al máximo el potencial de Casillas a nivel comercial en el equipo luso.

La afición del Oporto ya hace cálculos sobre uno de los acontecimientos que marcará la historia del club: la llegada de Iker Casillas a la plantilla blanquiazul. Sin embargo, no es la única que suspira para que finalmente se lleve a cabo el fichaje. En New Balance cruzan los dedos para que se haga realidad el primer gran golpe mediático, de manera indirecta eso sí, que llevará a cabo la firma norteamericana.


Participa y comenta esta noticia

 
Top