Bartoméu ya tiene su primera patata caliente: Qué hacer con Qatar
  • El reelegido presidente del FC Barcelona deberá afrontar de manera inmediata una cuestión que tiene dividida a la masa social del club: renovar o no con QSI la continuidad de Qatar Airways en la camiseta del club. 

  • El preacuerdo con QSI presentado por Bartoméu a comienzos de la campaña electoral se vuelve ahora en su contra ante la oposición de una gran parte de los aficionados a ver cómo Qatar Airways se mantiene en la camiseta azulgrana




Hace ahora algo más de un mes, el reelegido presidente del FC Barcelona el pasado sábado anunciaba, a comienzos de la campaña electoral que abría la carrera por hacerse con la presidencia de la entidad azulgrana, un preacuerdo alcanzado con Qatar Sports Investment, para renovar el acuerdo que mantendría a Qatar Airways como patrocinador de la camiseta del Barça a cambio de unos 60 millones de euros anuales. Casi un mes después, aquel preacuerdo, y una vez reelegido hace tan sólo un par de días Bartoméu como presidente del FC Barcelona, aquella promesa se ha convertido en la primera patata caliente a la que deberá hacer frente el máximo mandatario azulgrana.

60 millones de euros anuales



Junio de 2015. Inicios de la carrera por la presidencia del FC Barcelona a la que el todavía presidente azulgrana, Josep María Bartoméu, da el pistoletazo de salida anunciando la dimisión de la por entonces directiva y la convocatoria de elecciones y, de paso, poniendo encima de la mesa una serie de preacuerdos con claros tintes electoralistas, que a la postre pueden haberse convertido en una de las grandes preocupaciones del reelegido mandatario.

Entre ellos, destacaba por encima de todo el preacuerdo alcanzado con Qatar Sports Investment, la agencia qatarí encargada de llevar la inversión del emirato en el mundo del fútbol, para que Qatar Airways continuara su presencia en la camiseta azulgrana más allá de 2016 a cambio de 60 millones de euros anuales, un preacuerdo que fue vendido como un verdadero logro de la junta directiva saliente y que ajustaba el precio de la elástica azulgrana a lo que deseaban sus mandatarios.

Nadie quiere a Qatar en el Barça



Sin embargo, muy poco tardaría ese preacuerdo en volverse en contra de los intereses del propio Bartoméu. Así, el preacuerdo, que quedaba a expensas de la aprobación del mismo por parte de la nueva junta directiva saliente de las elecciones, se encontró con el rechazo total y absoluto del resto de los por entonces precandidatos a la presidencia del FC Barcelona, que consideraban que la continuidad de Qatar como máximo sponsor del club azulgrana podía provocar un daño irreversible a la imagen del club.

En el entorno de Bartoméu rápidamente tomaron nota del sentimiento en contra que no sólo en esos precandidatos sino también en un importante número de aficionados del club provocaba la continuidad de Qatar, por lo que trataron de incrementar la imagen de Qatar anunciando que habían conseguido, ya en campaña electoral, que QSI librara la camiseta de entrenamiento del FC Barcelona, lo que podría generar unos ingresos adicionales de 20 millones de euros más, por lo que el acuerdo con QSI para mantener a Qatar Airways como sponsor de la elástica blaugrana se podría traducir realmente en unos 80 millones de euros.

Bartoméu ya tiene su primera patata caliente: Qué hacer con Qatar



Pero ni por esas la actitud de los precandidatos y, sobretodo, de los aficionados, cambió respecto a la posibilidad de que Qatar continuara sponsorizando comercialmente la camiseta del Barça. Encuestas internas del propio Bartoméu daban como resultado una oposición manifiesta entre los aficionados a Qatar, por lo que tan sólo unos días antes de los comicios celebrados el pasado sábado, Bartoméu cerró campaña sacándose de la manga una alternativa para Qatar: una empresa tecnológica asiática que estaría dispuesta a desembolsar entre 60 y 80 millones de euros e, igualmente, liberar la camiseta de entrenamiento del club.

Marketing Deportivo MD ha podido conocer que esa empresa tecnológica de la que hablaba Bartoméu no es otra que Rakuten, el portal de compras online asiático de reciente instauración en España y que vendría a ser el salvavidas al que se agarraría Bartoméu ante la negativa de los aficionados a que Qatar continúe, una negativa que el pasado sábado, nada más concluir las elecciones, una encuesta del canal de televisión TV3 preguntando a los hinchas del Barça a pie de urna cómo veían que Qatar continuara en el club, arrojaba como resultado el que más del 51% de los encuestados rechazara de plano a Qatar mientras que el 41% optaría por mantenerlo. El 8% restante no se decantaba por una posición clara.

Bartoméu ya es nuevo presidente azulgrana y su primera patata caliente será resolver el asunto del patrocinador principal de la camiseta del club, un hecho que deberá clarificar lo antes posible si no quiere que el asunto se vaya enquistando cada vez más. ¿Será Rakuten la solución?

Participa y comenta esta noticia

 
Top