Anthony Davis, un crack pulido por Nike gracias a su estrategia en el draft
  • La renovación de Anthony Davis con los New Orleans Pelicans por 145 millones de dólares le ha convertido en el jugador de la NBA mejor pagado de la historia

  • La figura de Davis se ha confirmado como una estrella consolidada llamada a ser el gran faro guía de la NBA dentro de unos años, algo que supo ver Nike incluso desde el Draft

  • La excepcional visión de la marca no responde a un verdadero don de cazatalentos sino a una estrategia sin miramientos por hacerse con los números 1 del draft de cada año



Apenas se ha abierto el periodo de fichajes dentro de la NBA y ya hay un nombre que brilla con luz propia dentro del mismo: el del pivot de los New Orleans Pelicans, Anthony Davis, que se ha convertido en el jugador mejor pagado de la historia de la NBA y al que muchos auguran como el gran dominador de la mejor liga del baloncesto del mundo en los próximos años. Sin embargo, ya hubo una firma que vaticinó el brillante futuro de este joven crack: la multinacional norteamericana Nike, aunque su apuesta iba sobresegura.

El jugador de baloncesto mejor pagado de toda la historia de la NBA



El pivot de los New Orleans Pelicans se ha convertido en el jugador mejor pagado de toda la historia de la NBA gracias a la renovación del acuerdo que tenía firmado con los New Orleans Pelicans, una renovación que le reportará 145 millones de dólares por cinco temporadas a partir del año 2016, esto es, 29 millones de dólares anuales.

Se cumplen así uno de los grandes objetivos de los Pelicans, el renovar a su jugador franquicia, lo que supone un verdadero hito en la historia de la NBA. Hasta ahora, el mayor acuerdo jamás firmado lo tenía el angelino Kobe Bryant, que firmó en el año 2004 un acuerdo por siete temporadas de duración a cambio de 136 millones de dólares.

Un crack pulido por Nike



Sin embargo, se puede ser un jugador ilusionante, con proyección, con enormes cualidades... Se puede ser un excelente jugador de baloncesto, se puede ser número 1 del Draft 2012 y firmar un primer contrato como profesional en la NBA en un equipo como los Hornets de Nueva Orleans... Pero cuando verdaderamente se ve la grandeza de una estrella en este mundo de locos es cuando por fin una de las grandes firmas de ropa deportiva lo ficha.

Es ahí, justo en ese momento, cuando su luz deslumbra en el universo basket y su nombre comienza a aparecer por todos lados. Y es lo que le ocurrió en su momento al número 1 del Draft 2012, ahora en boca de todo el mundo gracias a su renovación con los Pelicans.

Fichado en aquel momento por los Hornets de Nueva Orleans, Davis firmó un suculento y multimillonario contrato con la firma de ropa deportiva Nike, que desde entonces comenzó a pulirlo para comenzar a dar brillo al enorme diamante en bruto que tenía en sus manos para llegar a convertirlo en la estrella del baloncesto que es hoy en día, no sólo a nivel deportivo (tal y como lo demuestran las cifras de su renovación), sino también a nivel mediático. Hasta tal punto es así, que el jugador, cuyo emblema son sus arqueadas cejas, ya tiene diseñada por la propia marca una línea propia dentro de la misma llamada "Nike Swoosh Unibrow", donde el símbolo de Nike se confunde con una única ceja en la cara de Davis. ¿Un gran acierto de Nike? Sin duda, pero un acierto "con truco".

La estrategia de Nike en los Drafts



Mucho han cambiado las cosas en los últimos años a nivel de sponsorización y patrocinio dentro del mundo del deporte en general y de la NBA en particular. Ahora las marcas no esperan a contratar a grandes estrellas por las que desembolsar ingentes sumas de dinero en el punto álgido de su carrera. Como decimos, ahora prefieren poner la mitad de ese dinero cuando apenas son unos desconocidos, al inicio de sus carreras deportivas, aún a riesgo de saber de antemano que, si el destino lo quiere, muchos de ellos jamás llegarán a ser el jugador que apuntaban en el momento de ser fichados por las multinacionales.

En la NBA hay un antes y un después en este tipo de actuación: el draft del año 2003, cuando un prometedor pero aún desconocido LeBron James, que ni siquiera pasó por el baloncesto universitario, era fichado por Nike a golpe de talonario. El tiempo y el rendimiento deportivo del crack de los Mavs ha acabado dando la razón a la firma. Desde ese momento, y en los últimos doce años, las marcas acuden al draft de cada temporada para hacerse con las estrellas del futuro para después poder pulirlas tal y como está ocurriendo en la actualidad con el caso de Anthony Davis. Y en esta alocada carrera, Nike lleva también las de ganar.

Así, desde ese año 2003 y hasta 2015, en los últimos 13 años, sólo cuatro jugadores que han sido números 1 del draft no han sido fichados por Nike: Dwight Howard (2004-adidas); Derrick Rose (2008-adidas); John Wall (2010-Reebok) y Andrew Wiggins (2014-adidas). El resto, siempre han sido jugadores firmados por Nike, con mayor o menor acierto según los casos, tal y como ahora ha ocurrido con Anthony Davis, al que ya nadie pone en duda a la hora de catalogarlo como el gran faro guía de la NBA de los próximos años. Sin embargo, para ello, Nike ha tenido que ver casos más "normales" como el de Andrew Bogut o el de Greg Oden. 

Drafts NBA 2003-2015 y marcas comerciales

2003 - LeBron James - Nike
2004 - Dwight Howard - adidas
2005 - Andrew Bogut - Nike
2006 - Adnrea Bargnani - Nike
2007 - Greg Oden - Nike
2008 - Derrick Rose - adidas
2009 - Blake Griffin - Nike
2010 - John Wall - Reebok 
2011 - Kyrie Irving - Nike
2012 - Anthony Davis - Nike
2013 - Anthony Bennett - Nike
2014 - Andrew Wiggins - adidas
2015 - Karl-Anthony Towns - Nike

Participa y comenta esta noticia

 
Top