Alarma en Puma: la firma entra en pérdidas
  • A pesar de haber incrementado sensiblemente su facturación, la marca alemana controlada por la firma de lujo Kering ha presentado una caída en sus beneficios de más del 45% con respecto al mismo periodo del año anterior

  • La fortaleza del euro y el aumento de los costes operativos, argumentos básicos que esgrime la compañía como explicación a tan negativos resultados




Época esta para la presentación, por parte de las principales firmas de ropa deportiva, de sus resultados correspondientes al segundo trimestre del año, un periodo que como veremos, está teniendo una especial incidencia en los números y cuentas de las diferentes compañías aunque con distintos resultados. Así, si hace tan sólo unos días remarcábamos los importantísimos y positivos números obtenidos por una de las compañías que más crece en los últimos años, Under Armour, ahora pasamos a realizar un análisis pero en el extremo opuesto de dicha balanza protagonizado, desde el punto de vista negativo, por la marca alemana Puma.

Alarma en Puma: la firma entra en pérdidas



Malo. Así se puede definir el segundo trimestre en cuanto a cifras y números se refiere, presentado por la multinacional alemana Puma. La marca germana de equipamiento deportivo ha cerrado el periodo que abarca los meses comprendidos entre abril y junio con unas pérdidas que superan los 3,3 millones de euros, un hecho que viene a agravar aún más una situación que lleva arrastrando desde hace ya varios meses y de la que tan extensa y detalladamente hemos ido hablando en Marketing Deportivo MD.

De este modo, y a pesar de haber obtenido un ligero incremento en sus ventas, la marca ha presentado un beneficio de 21,5 millones de euros, o lo que es lo mismo, una disminución de casi el 46% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, unos números realmente preocupantes.

Malos números pese a las ventas



Y lo más preocupante para la compañía: estas cifras se han conseguido después de ver como su facturación ha crecido en estos seis primeros meses del año hasta un 15,7% para situarse en los 1.377,9 millones de euros. La fortaleza del euro frente a otras divisas así como el aumento de los costes operativos han sido dos de las razones argumentadas desde la firma para explicar tal caída.

Pese a ello, desde Puma prefieren extraer los datos positivos de dichos números y quedarse con el hecho de que, neutralizando el impacto negativo de las divisas que sobre sus números y cuentas han tenido las mismas, el crecimiento real de Puma se sitúa en torno al 5,9%, donde el mercado estadounidense supera por primera vez al de Europa, Oriente Medio y África en su conjunto en cuanto a ventas se refiere, un territorio éstos últimos donde apenas creció un 1,8% con respecto al año anterior.



Participa y comenta esta noticia

 
Top