30 millones para retener a un CEO
  • La figura de Mark Parker continua adquiriendo cada vez más valor dentro de la firma norteamericana Nike tras el anuncio de la retirada de uno de sus cofundadores, Phil Knight

  • Nike ofrece a Parker, uno de los nombres que más suenan para coger el testigo de Knight, un bonus de 30 millones de dólares en acciones si acepta el reto de seguir como CEO dentro de la organización durante los próximos cinco años




Desde que hace ahora un par de semanas Phil Knight, uno de los cofundadores de una de las compañías más importantes del mundo, Nike, anunciara su retirada, en la marca han puesto todo su esfuerzo en tratar de apuntalar una estructura que esperan no sufra demasiado el adiós de uno de los hombres que logró crear, casi de la nada, uno de los mayores conglomerados empresariales a nivel mundial. Hoy, varias semanas después, conocemos cómo Nike trata de retener a sus principales valores dentro de la estructura directiva de la compañía a base de talonario.

Mark Parker, un hombre clave



Después de que Phil Knight anunciara su marcha irrevocable de la primera línea de batalla dentro de una de las multinacionales más poderosas del mundo, en la firma trabajan a pasos agigantados para tratar de consolidar una estructura directiva que puede quedar muy afectada si alguno de los otros pilares considerados como básicos existentes en la misma salen igualmente del organigrama.

Y uno de los nombres propios dentro de esta estructura directiva no es otro que el de su actual CEO y uno de los candidatos que más suenan para sustituir a Knight como máximo responsable a nivel mundial de la compañía en los próximos años: Mark Parker, al que la firma trata de retener a toda costa dentro de su estructura organizativa con la intención de evitar que marcas rivales puedan atacar a la firma de Oregon a través de una de sus debilidades más visibles en el momento actual: su organigrama jerárquico.

30 millones para retener a un CEO



Por tal motivo, Nike ya se ha puesto manos a la obra y compensará a Mark Parker para que permanezca dentro de la organización durante otros cinco años más. Así, la firma de ropa deportiva está dispuesta a hacer un sobreesfuerzo económico y bonificar a su consejero delegado con acciones por valor de 30 millones de dólares si el mismo acepta la oferta de quedarse en la compañía al menos durante otro lustro más.

La oferta es hasta diez veces superior a lo que ha estado recibiendo Parker en acciones en los últimos tres años, alrededor de 3,5 millones de euros. En Nike son conscientes de que su futuro, al menos organizativamente hablando, y ahora que ya ha anunciado su retirada Phil Knight, pasa inexorablemente por este nombre y para ello ha puesto todos sus esfuerzos, también económicos, en tratar de convencer al que será uno de sus puntales en los próximos años dentro de la compañía de cara a garantizar la viabilidad de la firma en el corto y medio plazo.


Participa y comenta esta noticia

 
Top