Wimbledon impide a Wawrinka la entrada de su "mantel"
  • Yonex también ha solicitado a Wimbledon que permita a Wawrinka disputar el torneo con sus conocidas calzonas, algo a lo que la organización se ha negado por completo



Uno de los torneos te tenis más prestigiosos del mundo, el londinense torneo de Wimbledon, ha entrado en confrontación directa con uno de los tenistas de moda, el ganador de la última edición de Roland Garros, el suizo Stanislas Wawrinka, y todo por un asunto a priori sin importancia pero que está generando millones de euros en marketing y ventas para la firma que equipa al suizo, Yonex.

Wimbledon impide a Wawrinka la entrada de su "mantel"



El entorno de Stanislas Wawrinka, el último ganador de Roland Garros, ha recibido la negativa como respuesta a la proposición de los mismos y de los representantes de la compañía que lo equipa, la multinacional Yonex, de disputar el torneo británico con uno de los elementos de su indumentaria que más llamó la atención durante la disputa de la pasada final en la capital francesa: sus conocidas y llamativas calzonas "mantel".

Así, los organizadores del torneo londinense, uno de los más respetuosos con la tradición, ha recordado la obligación a Wawrinka, sus representantes y los representantes de la marca, de lucir durante la disputa del mismo un uniforme completamente blanco, obligatorio para todos y cada uno de los participantes en la disputa del torneo.

Yonex triunfó con su éxito en Roland Garros



La gran triunfadora del pasado torneo de Roland Garros fue, sin lugar a dudas, la marca Yonex, marca que equipaba al vencedor. Antes incluso de la disputa de la Final la firma que viste a Wawrinka ya se había hecho con el torneo. Incluso antes de disputarlo.

Si hubo algo de lo que se habló nada más concluir el encuentro, a parte del título conquistado por el suizo, fue de la indumentaria con la que el mismo se presentó a la gran cita y facilitada por la firma japonesa Yonex: unos atrevidos pantalones cortos que el jugador helvético lució durante toda la Final y que, con independencia de lo acertado o no del gusto por los mismos, fueron un elemento más que llamativos y atrevidos dentro de la indumentaria del suizo.

Hasta tal punto fue así que los mismos rápidamente se convirtieron en tendencia en las redes sociales durante la disputa de la Gran Final, algo que los responsables de la firma japonesa han sabido sacar todo su rendimiento. Así, ante esta circunstancia, los avispados directivos japoneses decidieron poner a la venta réplicas de los mismos al precio de 42 euros. Por si fuera poco la enorme exposición mediática que tuvieron durante la Final, el propio Wawrinka contribuyó a que su exposición fuera aún mayor cuando se presentó en la rueda de prensa posterior a la Final con ellas en la mano y colocándolas junto a la Copa de los Mosqueteros afirmó que irían directamente al Museo de Roland Garros, puesto que ya que todo el mundo habla de ellas y que al parecer sólo le gustaban a él, merecían un lugar de honor en el Museo que recoge la historia de este torneo. El resultado, abrumador para la compañía: a las pocas horas los aficionados ya habían acabado con las existencias de la citada prenda puestas a la venta a través de las tiendas oficiales y diferentes plataformas de la marca, un éxito sin precedentes que ayudará a aumentar aún más el beneficio obtenido por Yonex durante este Roland Garros.

Ahora, Yonex pretendía repetir éxito en Wimbledon, algo a lo que los organizadores se han negado por completo. Sin embargo, la sóla negativa ya le ha propiciado a Yonex una importante exposición mediática a nivel internacional.

Participa y comenta esta noticia

 
Top