Roland Garros tampoco es para adidas
  • Si hace unos días contábamos cómo Nike obtendría el peor resultado de la última década en Roland Garros, con adidas nos encontramos una situación en la que la marca prolonga más de diez años sin acceder a una final de Roland Garros



Ayer se disputó la gran final de una nueva edición del mítico torneo parisino Roland Garros, quizás el más importante dentro del circuito internacional de tenis dentro de la superficie de tierra, donde a nivel deportivo volvió a deparar una gran sorpresa de cara a los aficionados: la victoria de Stanislas Wawrinka ante el gran favorito, Novak Djokovic, por 4-6, 6-4, 6-3 y 6-4. Pero si en el plano deportivo la victoria de Wawrinka fue la gran novedad, fuera de ese campo, el deportivo, y centrándonos en el mundo del marketing en el deporte, la final no tuvo nada de novedoso en cuanto a una realidad de la que ya hemos hablado y que viene conformando un nuevo escenario en el mundo del tenis en los últimos años: la pérdida de cuota dentro de este deporte de firmas como adidas o Nike a favor de otras cada vez más pujantes. El último ejemplo, ayer: Yonex (Wawrinka) frente a Uniqlo (Djokovic). Y si hace tan sólo unos días contábamos que Nike había conseguido en este Roland Garros su peor resultado desde hace diez años, esa misma década debemos remontarnos para encontrar el mejor resultado de adidas.

La peor participación de Nike en los últimos diez años



Lo contábamos hace tan sólo unos días. La eliminación de Rafa Nadal a manos de Novak Djokovic convertía a la presente participación en la peor de Nike de la última década, donde en cada uno de esos diez años ha visto alzar el título, la Copa de los Mosqueteros, a uno de sus representantes. Ahora, tras caer sus grandes bazas antes incluso de semifinales, Nike se encontraba con una situación inusual y nueva para la firma desde hacía una década.

Habituada a los títulos, podemos decir que Roland Garros ha sido un torneo Nike por excelencia en los últimos años, con alguno de sus embajadores haciéndose con el torneo e incluso con años donde ambos contrincantes en la final vestían y eran equipados por Nike. La situación este año es tan paradójica que Nike ni tan siquiera ha logrado colocar a uno de sus tenistas en las semifinales.

Roland Garros tampoco es para adidas



Pero si complicada ha sido la situación para Nike en la presente edición, no mucho menos lo ha sido para su gran rival adidas, que ha vuelto a ver como, un año más, deberá esperar para ver alzar a uno de sus representantes el título de Roland Garros sobre la pista central.

Así, si Nike hacía once años que no se bajaba de lo más alto del cajón del podium, en adidas ocurre todo lo contrario: hace once años que la marca alemana no logra colocar a uno de sus grandes embajadores en una final de Roland Garros. El último en lograrlo fue el argentino Guillermo Coria en el año 2004 cuando se enfrentó a su compatriota Gaston Gaudio, que finalmente fue el que se llevó el título.

En la presente edición, con la llegada a semifinales de Jo-Wilfried Tsonga, en adidas comenzaron a albergar alguna esperanza de romper con dicho maleficio más su eliminación no ha hecho más que sacar a la luz una realidad palpable: los grandes del tenis ya no quieren adidas o Nike; ahora se decantan por nuevas marcas punteras sin tanto alcance como las citadas pero con dispuestas a poner sobre la mesa cheques con muchos ceros a favor de los tenistas. Tanto adidas como Nike necesitan una importante renovación. En caso contrario, corren el riesgo de quedar relegadas a la posición a la que ellas mismas enviaban a sus competidoras hace tan sólo unos años.

Participa y comenta esta noticia

 
Top