Pepsi asesta otro golpe a Coca Cola con la Champions
  • La multinacional norteamericana vuelve a asestar otro duro golpe a su compatriota y rival Coca Cola al alcanzar un importante acuerdo con la Champions League para convertirse en sponsor oficial durante los próximos tres años




Aunque la mayor parte de aficionados al mundo del marketing deportivo centre la mayor disputa entre dos marcas jamás conocida la que ponen, casi diariamente, en liza dos firmas como Nike y adidas, a lo largo y ancho del planeta, dentro de este sector, se están disputando otras batallas casi tan interesantes o más que la mencionada y que implica en su desenlace a firmas de la categoría de la propia Nike o adidas. Dentro de esas otras batallas, si hay una lucha que está adquiriendo cada vez mayor nombre propio a un lado y al otro del Atlántico esa no es otra que la que están librando dos firmas como Pepsi y Coca Cola, una lucha que está comenzando a decantar la balanza de la misma a favor de la primera para sorpresa de muchos.

El inicio: los Estados Unidos



Todo comenzó hace ahora tan sólo unos meses. La multinacional norteamericana Coca Cola, en un movimiento sin precedentes, arrebataba a su gran rival Pepsi dentro de los Estados Unidos uno de sus mayores tesoros en el mundo del deporte estadounidense: la MLS, en lo que muchos consideraron un golpe maestro que dejaba a la rival de uno de la marca de refrescos más conocida del mundo sin un importante soporte publicitario dentro de la pugna que estaban librando en el deporte USA ambas compañías.

Sin embargo, tan sólo unas horas después conocíamos los verdaderos motivos por el que Coca Cola había actuado de esa manera: Pepsi había logrado alcanzar un importante acuerdo con la NBA por el que echaba literalmente del patrocinio de la misma a Coca Cola, en una sucesión de golpes por parte de uno y otro lado que pusieron de manifiesto la enorme batalla que ambas firmas mantienen por la supremacía dentro del deporte estadounidense en los últimos años.

Pepsi asesta otro golpe a Coca Cola y se queda con la Champions


Sin embargo, la historia no quedó ahí. Y la lucha entre ambas partes cruzó el Atlántico para ubicarse, por primera vez, en suelo español: concretamente en la Final de la Copa del Rey, donde Pepsi logró adelantarse a Coca Cola y alcanzar un importante acuerdo de patrocinio con la Real Federación Española de Fútbol que le permitió echar a Coca Cola también de una importante competición.

Pero no todo quedó ahí. Cuando ya todo el mundo es consciente de la enorme batalla que están librando por todo el mundo ambas compañías, Pepsi lo ha vuelto a hacer y dentro de su estrategia para los próximos años de activar al máximo su participación y presencia en el mundo del deporte, ha alcanzado un importantísimo acuerdo con la UEFA para convertirse en patrocinadora oficial de la Champions League, la mayor competición a nivel de clubes del mundo, para los próximos tres años y con una aportación que rondaría los 42-45 millones de euros anuales en un movimiento que muchos especialistas han catalogado como esencial en la pugna que mantienen las dos compañías por la disputa del deporte en todo el mundo.

El acuerdo permitirá a la UEFA explotar un tipo de categoría de patrocinio aún no rentabilizada y habilitará a Pepsi para utilizar la competición para promocionar marcas como Pepsi Max, Lay's, Doritos, Gatorade, Lipton o 7UP.



Participa y comenta esta noticia

 
Top