Para Nadal, nada mejor que un KIA
  • El tenista español declara su amor incondicional a la marca que le paga al ser preguntado sobre uno de los premios que se le entregó como vencedor del último torneo de Stuttgart: un Mercedes AMG-GT. 

  • La identificación de Nadal con la compañía de la que es embajador y la rapidez de reflejos del tenista permitió que KIA alcanzara una exposición importantísima a nivel mediático en un torneo al que no estaba invitada




Ya hemos hablado en más de una ocasión de los innumerables casos existentes dentro del deporte actual donde se demuestra la necesidad y conveniencia para las firmas y marcas comerciales de llevar  a cabo una buena elección a la hora de seleccionar los representantes de la marca en cuestión entre las estrellas del deporte. Muy probablemente, de hacerlo, se evitarían casos tan repetidos, cada vez más, como que embajadores de Samsung anuncien lo bueno que son los modelos de la marca surcoreana utilizando para ello un dispositivo de su gran rival iPhone. Sin embargo, hasta ahora no hemos podido hablar de la situación contraria: de la identificación plena de un embajador con la marca que le paga. Y decimos hasta ahora porque el último ejemplo de este caso lo hemos podido ver hace tan sólo un par de días con Rafa Nadal.

Un regalo de 140.000 euros



Final del torneo de tenis de Sttutgart. Por primera vez en mucho tiempo, Rafa Nadal vuelve a la senda de los triunfos y se hace con el prestigioso torneo alemán tras un complicado final de temporada pasado y comienzos de la presente. Pero sin embargo, la noticia no estaba en el aspecto meramente deportivo. La noticia saltaría apenas unos minutos después de que el tenista español se hiciera con el título, concretamente durante la entrevista posterior a pie de pista que los tenistas suelen conceder a los organizadores y que es escuchada por toda la pista central.

Nada más recibir de la organización el trofeo que le acreditaba como nuevo ganador de la presente edición del torneo, a Rafael Nadal se le hace entrega de un flamante Mercedes AMG-GT valorado en más de 140.000 euros, un vehículo con el que soñaría cualquier persona y que es obsequio de uno de los grandes patrocinadores de la cita alemana, la marca Mercedes-Benz.


Para Nadal, nada mejor que un KIA



Nada más hacerle entrega del mismo, el responsable de hacerle la entrevista a pie de pista se acercó a Rafael Nadal para, tras conocer sus impresiones del encuentro y del torneo, preguntarle sobre un hecho tan inesperado que a cualquier otra estrella quizás pudiera haberle hecho tener un importante desliz pero que en Nadal confirmó como su identificación con un de sus patrocinadores es total y absoluta.

Al ser preguntado acerca de qué le parecía cómo sonaba el bólido que le era entregado como premio, el tenista español soltó un "No es un KIA, pero está bien", con tono irónico y cara de decepción, lo que provocó las risas del público presente y la identificación y vinculación que el de Manacor tiene con la firma que le patrocina a nivel personal y de la cual es uno de los principales embajadores: la firma surcoreana KIA.

Con ello, Nadal además de mostrar públicamente su fidelidad a la marca que le paga, logró meter de lleno en una final donde no estaba invitada a una marca que pudo hacerse un hueco tan grande como el que ocupaba la principal patrocinadora del torneo, Mercedes-Benz, consiguiendo con ello una exposición que jamás hubiera soñado de no haber sido por la colaboración oportuna de Rafa Nadal, que expuso bien a las claras que para él, nada mejor que un KIA.


Participa y comenta esta noticia

 
Top