O2 abandona el naming de los recintos deportivos en Alemania
  • O2 abandona el naming de los recintos deportivos en Alemania por intereses comerciales de Telefónica.

  • De continuar con el patrocinio de dichos recintos esto habría implicado que habría estado promocionando de manera indirecta a una compañía, Hutchison, no integrada en el grupo Telefónica y propietaria de O2 en el Reino Unido




Interesante movimiento al que estamos asistiendo durante estos días en Alemania, un país donde el naming de los recintos deportivos se ha visto envuelto en una profunda marejada de acontecimientos protagonizados todos ellos por una única compañía: la empresa de telecomunicaciones O2, perteneciente al grupo español Telefónica.

O2 abandona el naming de los recintos deportivos en Alemania



A pesar de que en España esta figura va apareciendo poco a poco en el apartado de recintos deportivos en deportes como el baloncesto, en países como Alemania es un producto muy extendido y gestionado dentro del sector tal y como lo demuestran los múltiples pabellones deportivos que tienen cedidos el nombre del mismo a una determinada compañía.

Esto es lo que sucede, o sucedía, hasta ahora en recintos deportivos como el de Berlin o el de Hamburgo, patrocinados por la multinacional O2 que era la encargada de dar nombre a los mismos, unas instalaciones donde se disputaban importantes pruebas deportivas de diferentes deportes, un movimiento que ha provocado una cascada de acontecimientos posteriores en torno al mismo.

Renuncia a Berlín y Hamburgo



El primero en conocer la decisión de la compañía fueron los gestores de las instalaciones del O2 World de Berlín, un recinto deportivo multiuso inaugurado en 2008 y cuyo naming ha pasado, tras la renuncia de la filial de telefónica, a manos del grupo Mercedes Benz.

Similar destino han corrido las instalaciones del Hamburger O2 World, otro recinto multiuso inaugurado en el año 2002 esta vez en la ciudad de Hamburgo y que ha seguido los pasos en cuanto a la titularidad de su naming tras la renuncia de O2, pasando a estar ahora en manos de Barclaycard, firma que recientemente se hizo con el naming del Palacio de los Deportes de Madrid.

Protección de los intereses de la compañía matriz



La justificación a estos movimientos por parte de la filial de Telefónica hemos de buscarla en otro importante movimiento empresarial producido en el país teutón. Así, O2 se ha integrado recientemente en el grupo E-Plus en Alemania y ha sido vendida en el Reino Unido al grupo Hutchison.

De continuar con el patrocinio de dichos recintos esto habría implicado que habría estado promocionando de manera indirecta a una compañía, Hutchison, no integrada en el grupo Telefónica, en el Reino Unido. Recordemos que estos movimientos no afectan a uno de los recintos más conocidos de Londres, el O2 Arena, que continua con el nombre a pesar de la venta de Telefónica de su filial en suelo británico a Hutchison.


Participa y comenta esta noticia

 
Top