Nike quiere que su gallo cante más que el de adidas
  • A pesar de llegar como el contrapeso ideal de Nike en el FC Barcelona para la gran estrella de adidas, Leo Messi, el rendimiento del internacional brasileño es sensiblemente inferior al puesto sobre el terreno de juego por la gran estrella de los alemanes

  • Cruyff ya vaticinó hace dos años, con el fichaje de Neymar por el Barça, que uno de los grandes problemas de juntar a dos estrellas de tal calibre en el mismo vestuario podían venir de sus marcas patrocinadoras

  • En Nike confían que más pronto que tarde Neymar se convierta en esa estrella que vaticina su potencial y puedan asestar el golpe definitivo a adidas y su gran embajador




"Yo no pondría dos jefes en el mismo barco...hay que aprender del pasado. No es por los chicos, es Nike y Adidas. Si piensas un poco más lejos, ves los problemas que pueden venir, pero espero que no. De ellos es lo mínimo, pero después están los contratos". Las afirmaciones anteriores proceden no de un cualquiera sino de una voz con peso específico dentro del FC Barcelona, el que fuera jugador y entrenador de la entidad en diferentes etapas, Johan Cruyff, y hacían referencia a la posible presencia de dos jugadores como Leo Messi y el recién llegado entonces Neymar Jr. en el vestuario del club catalán. Hoy, Nike suspira porque el canto de su gallo sea mucho más potente que el de su gran rival adidas.

Neymar y Messi, juntos en el Barça



Hace ahora casi dos años se filtraba en la prensa el más que posible desembarco del internacional brasileño Neymar Jr. en el FC Barcelona en un movimiento de última hora que iba a propiciar que el jugador recalara en las filas azulgranas cuando todo parecía hecho tan sólo unos meses antes con su gran rival, el Real Madrid.

En aquellos momentos, y cuestionado al respecto, una voz con autoridad suficiente dentro de la entidad catalana se pronunciaba en contra de un fichaje que, a su entender, podía traer más que un dolor de cabeza a la entidad y no por parte de los jugadores sino por el hecho de ser los mismos importantes embajadores de dos firmas rivales como adidas y Nike que iban a hacer lo posible por tratar de conseguir que su estrella se impusiera a la de la marca rival por encima incluso del bien del club.

Dos temporadas, dos palos para Nike



Con su fichaje, Nike se aseguraba un importantísimo golpe de efecto dentro de la entidad, sobretodo con respecto a su gran rival adidas. La llegada de Neymar iba a facilitar a Nike el contar dentro de la plantilla azulgrana con el contrapeso ideal para un cada vez más cegador brillo de la estrella de adidas, Messi, que reportaba cada vez más éxitos, individuales pero sobretodo a nivel de club gracias a una entidad, el FC Barcelona, que estaba sponsorizada precisamente por Nike.

Sin embargo, las cosas no están saliendo tal y como Nike había previsto. La primera temporada del brasileño Neymar con el FC Barcelona, la pasada, coincidió con una campaña muy por debajo de lo esperado a nivel de equipo en lo que muchos llegaron a considerar el final de un ciclo de una plantilla que lo había conseguido todo con el club. El hecho en sí hizo que la temporada del debut de Neymar en el FC Barcelona reportara menos exposición y mediaticidad a Nike de la esperada en un principio para un jugador que está llamado a ser el sucesor de Cristiano Ronaldo (si no lo es ya) dentro de la firma norteamericana.

Tras esa nefasta temporada, se dio paso a otra, la actual, donde la llegada de un técnico novato en la dirección de equipos de la entidad del FC Barcelona, Luis Enrique, arrojaba aún más dudas respecto al rendimiento de la plantilla. Pero tras una primera parte de la temporada muy alejada de lo esperado, el técnico ha conseguido sacar todo el rendimiento a una plantilla que está a punto de conseguir el triplete si logra vencer en la Final de la Champions League el próximo sábado a la Juventus de Turín, un triplete que lleva tres nombres propios como referencia: el tridente que forman Messi, Luis Suárez y Neymar Jr. Y a pesar de que el rendimiento del brasileño ha mejorado ostensiblemente respecto a la campaña anterior, no ha sido capaz de eclipsar el poder de los representantes de adidas, Luis Suárez pero sobretodo Messi.

Nike quiere que su gallo cante más que el de adidas



El último ejemplo lo hemos vivido hace tan sólo unos días con la Final de la Copa del Rey en juego, y que a pesar de contar con todo a favor de Nike (dos equipos sponsorizados técnicamente por Nike, con grandes estrellas encabezadas por Neymar sobre el terreno de juego y en un estadio, el Nou Camp, perteneciente al FC Barcelona, club equipado por los norteamericanos), la gloria de la gran cita se la llevo nuevamente adidas con la actuación espectacular de Messi sobre el terreno de juego, algo que está comenzando impacientar en la marca de Oregon.

En Nike continúan poniendo su esperanza en el rendimiento de Neymar Jr. pero son conscientes que, a día de hoy, las prestaciones del internacional brasileño no pueden con el excepcional desempeño del máximo representante de adidas, el argentino Leo Messi. El sábado ante la Juve, Nike tendrá una nueva oportunidad de imponerse a los alemanes: sobre el terreno, dos equipos sponsorizados técnicamente por Nike con mayor número de embajadores a nivel global entre las plantillas de ambos equipos. En el bando contrario, a pesar de ser una competición adidas, confían todo nuevamente al argentino Leo Messi, para esconder como hicieron en Copa el logotipo de Nike, una firma que espera que, por fin, su gallo cante más que el de adidas.

Participa y comenta esta noticia

 
Top