Nike le hace un flaco favor a LeBron
  • La última publicidad puesta en marcha por la multinacional norteamericana Nike en el mayor diario de Cleveland para apoyar a LeBron se ha vuelto en contra de los intereses de la entidad y ha supuesto un flaco favor a la imagen del propio jugador de los Cavs




La victoria de los Golden State Warriors en la Final de la NBA ha comenzado a presentar consecuenicas, aunque éstas estén fuera del terreno meramente deportivo. Y es que las mismas se centran en el apartado más comercial de las finales y concretamente en la batalla que durante la misma disputaron dos de la principales firmas de ropa deportiva en los Estados Unidos: Nike y Under Armour. Ahora, con la perspectiva que da el paso de los días, podemos asegurar que el golpe asestado por Under Armour a Nike es mucho mayor de lo que inicialmente se presumía a tenor de las acciones puestas en marcha por Nike y que no han dejado en muy buen lugar a su máxima estrella, LeBron James.

Un golpe difícil de asimilar



Las Finales de la NBA traían en su disputa otro aliciente más al ya de por sí atractivo aspecto meramente deportivo que las mismas encerraban: la batalla que sobre la cancha disputarían dos de las firmas que más han dado (y están dando) que hablar en los últimos meses por sus enfrentamientos: la marca Nike y la compañía Under Armour.

Con los dos máximos embajadores de ambas firmas en cada uno de los equipos que disputaban la Final (recordemos, ambos vestidos por adidas, al igual que el resto de franquicias de la NBA, marca que asistió como espectadora de lujo a la disputa entre las dos firmas citadas), las series Finales de la NBA de esta edición 2015 se presentaban como algo más que la mera disputa por la conquista del ansiado anillo, estábamos posiblemente ante el plebiscito más importante que determinaría cuál de las dos firmas asestaría un duro golpe difícil de asimilar a su rival. Y a tenor de los resultados, esa firma ha sido Under Armour, que ha dejado bastante noqueada a Nike.

Nike le hace un flaco favor a LeBron



La victoria en el sexto partido de la serie del equipo guiado por Stephen Curry, máximo embajador de Under Armour, y que supuso la conquista del anillo por parte de los Warriors, dejó extremadamente tocada a Nike que vio como no pudo poner en marcha las estrategias previstas para su máximo embajador, LeBron James, quizás por una falta de previsión a la hora de actuar ante una posibilidad más que posible como era que los Warriors se proclamaran campeones en el sexto partido. Tan sólo el MVP de las series Finales concedido a Andre Iguodala, también en las filas de Warrior y uno de los grandes embajadores de Nike, permitió hacer frente a Under Armour el mismo día de la final, ante el eclipse de la derrota propició a la estrella de LeBron.

Sin embargo, Nike no podía dejar pasar la oportunidad de activar la marca LeBron y su vinculación pese a la derrota. Pero como decimos, el golpe asestado por Under Armour a Nike con el triunfo de Curry y los Warriors ha sido muy superior al inicialmente vaticinado, tanto como para que Nike deje de considerar algunas premisas básicas a la hora de poner en marcha cualquier tipo de estrategia, premisas tan importantes como valorar las posibles consecuencias, sobretodo negativas, que la puesta en marcha de las mismas puede generar a la firma en sí.

A los pocos días de la derrota, Nike decidió poner en marcha una campaña publicitaria articulada en torno a LeBron James en el diario más importante de todo Cleveland, The Plain Dealer, una publicidad que ha comenzado a ser objeto de crítica, mofa y, sobretodo, arma arrojadiza tanto para Nike como para el propio LeBron, el gran damnificado de manera indirecta por dicha publicidad.

La campaña, a toda página sobre fondo negro y con letra casi minúscula en color amarillo, recorría en una serie de frases toda la temporada de LeBron a Cleveland, desde su llegada, a los encuentros durante la temporada y a la gran final. Con Imagine if, Nike pretendía hacer uso del marketing emocional para volcar a la afición de Cleveland sobre LeBron. Pero no le pudo salir peor. Las frases con las que Nike activaba su campaña pro-LeBron motivaron que la misma se volviera en contra de los intereses de Nike y del propio jugador, que fue objeto de crítica tanto de aficionados de su anterior equipo, Miami Heat, como de su actual franquicia, los Cavs, ante el papel desempeñado por el jugador durante las series Finales.




Participa y comenta esta noticia

 
Top