Nike irrita a la comunidad LGTB con su apoyo a Nigeria
  • Nike puede haberse pegado "un tiro en el pie" de cara a la comunidad LGBT con su apoyo expreso a la Federación Nigeriana de Fútbol, que prohíbe la práctica federada de este deporte a cualquier persona homosexual de uno u otro sexo




El acuerdo que hace ahora casi dos meses confirmábamos de manera definitiva en Marketing Deportivo MD, la llegada de Nike a la Federación Nigeriana de Fútbol para volver a ejercer las funciones de sponsor técnico de los Águilas, tomando con ello el relevo a su gran rival adidas, no está resultando todo lo rentable que debiera para la marca norteamericana, que desde ese mismo momento ha visto como la firma y su imagen han quedado seriamente expuestas a críticas que le llegan desde varios sectores, uno de ellos, clave para la estrategia de expansión de la firma del swoosh.

adidas se va



Todo saltó por los aires durante la última concentración de Nigeria en suelo brasileño como consecuencia de la disputa del pasado Mundial de Fútbol de Brasil 2014. Varias de sus máximas estrellas aparecieron en más de una ocasión ante los medios de comunicación luciendo el famoso swoosh de Nike cuando la principal firma patrocinadora de la Federación Nigeriana de Fútbol era adidas.

El hecho en sí fue el desencadenante de una profunda crisis en la relación entre dicha Federación y adidas que tuvo su punto culminante a la vuelta de la cita mundialista cuando FIFA amenazó seriamente con sancionar a Nigeria con la exclusión de los próximos eventos internacionales ante las injerencias del gobierno de la nación en el devenir de la Federación Nigeriana de Fútbol.

Uno y otro hecho fueron considerados entonces como los principales argumentos que habría esgrimido adidas para poner punto y final a su relación con una de las más importantes selecciones africanas de fútbol. Aunque había algo más.

Nike irrita a la comunidad LGBT con su apoyo a Nigeria



La decisión de adidas dio paso a unos meses de incertidumbre en los que desde la Federación se trató de reconducir el caso incluso llegando a afirmar que era más que probable que la firma alemana siguiera con los nigerianos algo que, definitivamente, no llegó a ocurrir y provocó que el pasado mes de Abril, representantes de dicha Federación y de Nike firmaran el nuevo acuerdo que supondría el regreso de la compañía a la selección africana.

Sin embargo, ese acuerdo está pasando factura y muy seriamente a la imagen de la marca del swoosh. En primer lugar, dentro de la propia Federación, donde hay representantes que han considerado al acuerdo como un acuerdo que convierte a Nigeria en esclavos de Nike, amparándose que los 2,5 millones de dólares que desembolsará la firma se limitan al coste que le supondrá a Nike aportar las equipaciones y material técnico en base al contrato, sin ninguna otra contraprestación económica por parte de Nike a favor de los nigerianos, algo que se ha entendido como una mera instrumentalización por parte de Nike de la Selección de Nigeria para autopromocionarse a través de ella.

No obstante, ese no es el principal problema al que se enfrenta Nike tras su acuerdo con Nigeria. Desde la propia Nigeria y a nivel internacional, han comenzado a surgir voces críticas con la actitud de Nike, a la que acusan de una doble moral con la comunidad LGBT. Así, Nike, que ha considerado un objetivo primordial en su estrategia de expansión mundial el apoyo a una comunidad con un mercado que genera millones de dólares al año, se ha unido a una Federación donde hay prohibición expresa de permitir jugar al fútbol en cualquier categoría a cualquier persona de la que se tengan serias dudas acerca de su condición sexual, impidiendo la práctica de este deporte de manera federada a personas homosexuales de uno y otro sexo.

Este, y no otro, sería el verdadero argumento de peso que habría, conjuntamente con los dos anteriormente citados, llevado a adidas a renunciar de manera definitiva a Nigeria ante la importancia que para la marca alemana tiene este colectivo. De igual modo, firmas como Under Armour o Puma, que también habrían estado interesadas en la sponsorización técnica de Nigeria, renunciaron a la misma tras la normativa expedida por dirigentes de la Federación para dicho colectivo.

Desde ese momento, son varias las voces que a nivel mundial se están levantando en contra de la doble postura de Nike, una de las grandes compañías defensoras de los derechos de esta comunidad a nivel mundial y que, sin embargo, es capaz de alcanzar acuerdos con Federaciones con normas tan homófobas como la anterior. Tan sólo el tiempo dirá si la extensión en el mismo de dicho acuerdo puede acabar pasando factura a Nike en sus planes de expansión dentro de dicha comunidad.


Participa y comenta esta noticia

 
Top