Los inversores de adidas quieren su salida de FIFA
  • Muchos inversores en la multinacional alemana adidas consideran necesario que la firma salga cuanto antes del patrocinio de FIFA a fin de evitar un mayor daño a su imagen



El escándalo de corrupción y sobornos que está asolando FIFA lleva camino de arrasar con todo, lo mucho o lo poco, que aún quede en pie a nivel comercial de su imagen, una marca FIFA que ha sido la primera en recibir y soportar los golpes que dicho escándalo ha provocado en el seno de la propia organización, que ve cómo los hasta ahora fieles patrocinadores de la entidad se convierten en sus mayores críticos con el único objetivo de salvar su propia imagen, la de esos sponsors. Y esto en el mejor de los casos. En el peor, muchos de ellos, lejos de continuar vinculados a la FIFA, ya se están planteando seriamente seguir el camino que en su día tomaron firmas como Sony o Emirates antes de que todo esto saltara por los aires. La última en tomar en consideración esta posibilidad, la multinacional alemana adidas.

Unidos hasta 2030



Hace apenas algo más de un año, a finales de 2013, la multinacional alemana adidas asestaba un duro golpe a las intenciones de su gran rival Nike de copar uno de los territorios hasta ahora inalcanzables para la firma norteamericana dentro del mundo del fútbol: el patrocinio de FIFA, un sector donde adidas llevaba años practicando su dominio. Entonces, tanto adidas como FIFA anunciaron la renovación de su alianza extendiéndola hasta después del Mundial del año 2030.

El anuncio supuso un enorme jarro de agua fría para Nike, que veía como sus intenciones por estar en eventos como la Copa del Mundo se reducirían nuevamente a sus estrategias de ambush marketing a la que nos tiene tan acostumbrados, unas estrategias, por otro lado, que han reportado en muchas ocasiones un rendimiento podríamos afirmar incluso superior al que obtiene adidas como patrocinador oficial del torneo.

La doble moral



Se consolidaba así un idilio que mostraba su fortaleza al resto del mundo y donde cualquier atisbo de posible debilidad al respecto en dicha relación era, con dicho acuerdo, fulminada de un sólo golpe con la firma de la citada alianza.

Pero también se ponía de manifiesto la doble moral que durante años han estado usando los principales patrocinadores de la entidad futbolística. En aquel tiempo ya se llevaba meses hablando dentro del sector de los posibles casos de corrupción dentro de FIFA para elegir torneos como el Mundial de Rusia de 2018 o, más fuertemente, el de Qatar del año 2022, lo que no supuso ningún obstáculo entonces para que adidas (y otras importantes firmas) prolongaran su unión con la organización.

Una unión que ha saltado por los aires con todo el escándalo provocado por las detenciones practicadas por el FBI hace algo más de una semana y que ha puesto en evidencia la enorme trama de corrupción y sobornos instaurada dentro del organismo. Ha sido ahora (y no antes) cuando estos sponsors han dejado puesto bien a las claras su doble moral con FIFA, pasando de una fidelidad inquebrantable a emitir comunicados donde se autofelicitaban por las detenciones practicadas y por la decisión de Joseph Blatter de dimitir al frente de FIFA en aras de una nueva etapa en el organismo de transparencia y limpieza dentro del mismo.

Los inversores de adidas quieren su salida de FIFA


Sin embargo, para muchos de esos patrocinadores, o mejor dicho, para muchos inversores de esos patrocinadores, no parece ser suficiente el mero comunicado condenando (sólo ahora, cuando se ha destapado todo) la situación y felicitándose por las medidas adoptadas. Así, en el caso de la propia adidas, muchos inversores de la compañía consideran imprescindible la necesidad de que la firma alemana ponga fin a una relación de más de 45 años al lado de FIFA para evitar, a la mayor brevedad posible, que el escándalo salpique de lleno a la marca alemana.

Hace tan sólo unas semanas, cuando todo el escándalo no eran más que rumores, hablábamos de la tranquilidad con la que FIFA encaraba la marcha de patrocinadores como Emirates o Sony: en FIFA eran conscientes de que tendría a las puertas a numerosas firmas y marcas comerciales interesadas en coger el testigo dejado por dichas compañías. Ahora, una vez que esos rumores han alcanzado el rango de noticia, dentro de la propia FIFA consideran que será muy difícil que marcas comerciales se interesen por los posibles patrocinios que dejen vacantes aquellas firmas que hoy se retiran de su sponsorización por el temor a un hundimiento junto con FIFA. La pregunta ahora es si habrá alguna que dé el paso adelante de unirse a FIFA y ocupar la posible vacante que deje adidas. Aunque vista desde otra perspectiva, se podría considerar otra no menos interesante: ¿se atreverá adidas a dejar en bandeja un patrocinio tan sumamente atractivo como el de la FIFA a sus rivales en aras de proteger su imagen?

Participa y comenta esta noticia

 
Top