Jordan Spieth sigue dando alegrías a Under Armour
  • Apenas dos meses después de vencer en Augusta, Jordan Spieth vuelve a aupar a Under Armour a lo más alto de la exposición mediática con la victoria del norteamericano en el US Open de Golf, asestando un duro golpe a Nike y a los embajadores de ésta, Tiger Woods y Rory McIlroy




Under Armour lo ha vuelto a hacer. O más bien sus embajadores. Hace tan sólo unos días publicábamos en Marketing Deportivo MD un extenso artículo acerca de la preocupación existente en Nike acerca de la evolución de la que, desde hace unos meses, está comenzando a ser considerada en la firma de Oregon como su gran competidora en los Estados Unidos (y puede que fuera de ellos): la firma dirigida por Kevin Plank que en los últimos meses se está convirtiendo en una verdadera pesadilla para la marca del swoosh gracias a los triunfos de sus principales embajadores. Ahora, tras la rutilante actuación de Stephen Curry en las Finales de la NBA, llega nuevamente la no menos majestuosa actuación de un joven embajador de la marca de Baltimore que está revolucionando el mundo del golf: Jordan Spieth.

Jordan Spieth sigue dando alegrías a Under Armour



Para muchos, muy probablemente el nombre de Jordan Spieth no comenzó a decirles nada hasta hace tan sólo unos meses, cuando acaparó portadas de los medios de comunicación de todo el mundo con su triunfo en el Masters de Augusta de golf. Aquella victoria venía a confirmar las expectativas creadas en torno a un joven jugador de golf llamado a hacer grandes cosas dentro de este deporte. Pero puso igualmente en evidencia otra realidad: Under Armour se habría paso a golpes en un deporte dominado en los últimos años por dos embajadores de Nike: Tiger Woods y el que estaba llamado a ser su sucesor, Rory McIlroy, al que Nike desembolsó la friolera de 250 millones de dólares para incorporarlo a su plantel de embajadores.

Sin embargo, nadie había reparado en el joven Spieth más que la firma de Baltimore, que se adelantó al resto de marcas para incorporar, a un coste sumamente bajo con respecto a lo abonado por Nike a McIlroy, a su plantel de embajadores a un jugador sobre el que había puestas muchas esperanzas, aunque la realidad ha superado con creces todas las expectativas.

Tras Augusta, Spieth conquista el US Open



El triunfo en Augusta puso de manifiesto el enorme acierto que la compañía de Baltimore había tenido con Spieth. Mientras todas las miradas se fijaban en Rory McIlroy y el estado de forma en el que llegaba a Augusta el otro gran embajador de Nike, Tiger Woods, Spieth logró que toda la exposición mediática del torneo fuera para la marca que le patrocina, Under Armour, que asestó un duro golpe a Nike en su torneo de referencia.

Ahora, apenas dos meses después, muchos ya califican a Spieth como la próxima cara dentro del mundo del golf no sólo en los Estados Unidos sino a nivel mundial. Y es que con apenas 22 años, y apenas como decimos dos meses después de su triunfo en Augusta, Spieth ha logrado hacerse también con el US Open de golf, lo que le ha aupado a otro hito histórico: ganar dos Grand Slam en un mismo año. Y lo que es más importante, ha quitado a McIlroy el título honorífico de sucesor de Tiger Woods dentro del golf.

Pero hay más. Sobretodo, para la firma que lo viste. El surgimiento de Spieth ya está reportando importantes beneficios a Under Armour, que ha visto como sus ventas en un deporte como el golf aumentaron hasta un 50% con respecto al año anterior, motivado por el triunfo de Spieth en Augusta, aunque el golf suponga tan sólo un 5% en el porcentaje global de ventas de Under Armour a nivel mundial.

Under Armour está de enhorabuena. Sus embajadores le están propiciando una exposición a nivel mundial que se está convirtiendo en un verdadero dolor de cabeza para Nike, una de sus rivales. El último de esos golpes, el propiciado dentro del golf con el jovencísimo Jordan Spieth.

Participa y comenta esta noticia

 
Top