Hyundai quiere echar a GM de la NFL
  • La NFL está a punto de firmar un importante acuerdo de patrocinio con la marca surcoreana Hyundai que convertiría a la misma en uno de sus principales sponsors a partir de ahora

  • El acuerdo supondría la salida de General Motors de la competición tras más de 15 años de relación



Importante golpe de efecto el que puede conseguir la compañía surcoreana Hyundai dentro del mercado del patrocinio deportivo en los Estados Unidos con su incorporación a una de las competiciones más importantes dentro del deporte estadounidense: la NFL.

Hyundai quiere echar a GM de la NFL



La firma automovilística Hyundai está a punto de dar un importante golpe de efecto en el sector de la industria del deporte en los Estados Unidos con su llegada a una organización como la NFL en calidad de main sponsor dentro de la parcela de vehículo oficial, lo que provocará a su vez la salida de una de sus competidoras más importantes y directas dentro de la industria del automóvil en los Estados Unidos: la norteamericana General Motors.

Así, tras casi quince temporadas, la multinacional norteamericana, uno de los principales grupos automovilísticos del mundo, puede verse desplazada de uno de los deportes con mayor relevancia y exposición para las marcas como es el football norteamericano.

Presencia en tres de los grandes



La llegada a la NFL supondría un importante golpe de efecto para la marca surcoreana dentro de su estrategia de expansión de la mano del deporte. Así, a su presencia en el mundo del fútbol con su alianza con FIFA o su repercusión en la NBA, a través de su alianza con KIA, su incorporación a la NFL implicaría un verdadero salto hacia delante de la firma en su intento por ganar relevancia en un mercado tan sumamente competitivo como el de la automoción y donde General Motors acapara gran parte del mismo dentro de los Estados Unidos.

Sin embargo, el intento de Hyundai por entrar en la NFL. confirmado por fuentes próximas de la propia NFL, no le saldrá barato. General Motors desembolsa actualmente cerca de 25 millones de dólares por ser uno de los principales patrocinadores de la competición y la marca surcoreana debería superar de manera sensible dicha cantidad, lo que podría suponer un desembolso cercano que oscilaría entre los 30 y 40 millones de dólares anuales para conseguir el acuerdo con una de las organizaciones deportivas más importantes de los Estados Unidos.

Participa y comenta esta noticia

 
Top