España, Inglaterra y USA pelean por los Mundiales de Rusia y Qatar
  • Los rumores que hablan de una posible sanción de FIFA a Rusia para desposeerle del Mundial de 2018 ha activado las esperanzas en Inglaterra, España y Portugal o Estados Unidos, sedes que compitieron con Rusia por la organización del evento




Lo anunciábamos ayer: la junta directiva en funciones que ha quedado a cargo de FIFA hasta que se convoque y resuelva un nuevo proceso electoral, necesario tras la dimisión de Joseph Blatter por el escándalo de corrupción y sobornos que asola al organismo, ha advertido muy seriamente a los organizadores de los Mundiales de Fútbol del año 2018 y 2022, que acogerán Rusia y Qatar respectivamente: en caso de demostrar alguno de los rumores que hablan de compra de voluntades y votos por parte de estas candidaturas para conseguir ser elegidas como sedes de dichos mundiales, a la FIFA no le temblará la mano y, quizás por la necesidad de lavar su ya maltrecha imagen, les retirará la organización de dichos torneos al país afectado en cuestión.

Compra de votos para obtener el Mundial



Aunque son rumores que llevan ya tiempo en la industria del fútbol, no ha sido hasta ahora cuando los mismos se han colado en la antesala de la noticia después de que se destapase el escándalo de corrupción y sobornos que está afectando muy seriamente a FIFA y a su imagen y amenaza con seguir sacando a la luz nuevos casos de corrupción en el máximo organismo rector del fútbol mundial.

La primera que puede ver en riesgo la organización de su Mundial es la candidatura electa de Rusia, que acogerá el Campeonato del Mundo del año 2018 tras un proceso no demasiado claro que ya suscitó sus dudas y la aparición de rumores en cuanto a la limpieza del mismo. Sin embargo, a nadie se le escapa que ha sido la candidatura de Qatar del año 2022 la que más suspicacias ha levantado respecto a la más que probable compra de votos por dicha organización.

España, Inglaterra y USA pelean por los Mundiales de Rusia y Qatar



Antes de la elección de Rusia como sede del Mundial de 2018, varias otras candidaturas se presentaron partiendo, en principio, con cierta ventaja con respecto a la oferta rusa. Así, la candidatura conjunta de España y Portugal jugaba con una sólida y nutrida oferta en cuanto a infraestructuras, instalaciones y sedes que le hacían partir como una de las grandes favoritas. Inglaterra era otra que estaba muy avanzada en este sentido, puesto que ponía a disposición del Mundial los estadios con los que acogió su última Eurocopa mientras que Estados Unidos ya tenía incluso apalabrados a los principales sponsors que se encargarían del patrocinio del mismo.

Sin embargo, las tres se llevaron una enorme sorpresa cuando la FIFA anunció a Rusia como sede del Mundial del año 2018, una candidatura que ya nació con serios problemas de financiación y en la que incluso tuvo que salir el presidente Putin para tratar de transmitir un mensaje de confianza a FIFA respecto a la viabilidad económica de la misma.

Ahora, cuando las dudas acerca de la legalidad del proceso de elección se hace más patentes, las tres candidaturas han visto renacer sus posibilidades de albergar el Mundial de dicho año, aunque quizás de las mismas, Inglaterra parta con un punto a su favor y es que ya se ofreció hace algunos meses cuando los primeros rumores sobre el asunto comenzaron a aparecer en los medios.

De cualquier manera, apenas habría tiempo material para conceder un amplio margen de maniobra y ahí, la candidatura que lleva las de perder sería la de los Estados Unidos, que cuenta en su debe una comparativa muy en su contra con respecto a sedes y estadios ya construidos en relación a los de la candidatura de Inglaterra y de España y Portugal.

Las espadas están en todo lo alto y, aunque la última palabra la tendrá FIFA, en esas tres candidaturas ya están más que preadvertidos para cualquier contingencia que pudiera surgir respecto a la candidatura de Rusia 2018... o incluso de Qatar 2022.

Participa y comenta esta noticia

 
Top