El FBI acorrala a Nike
  • Según el Wall Street Journal, que se basa en fuentes cercanas a la investigación, el FBI tiene cada vez más indicios de los supuestos casos de sobornos de Nike en el patrocinio técnico que le une a la Confederación Brasileña de Fútbol




Ocurrió apenas unas horas después de que se desatara el escándalo de corrupción y sobornos que acabó con la detención en un hotel de Suiza por parte del FBI de varios altos dignatarios de la FIFA, aunque entre el enorme estruendo mediático que generaron las mismas, la noticia pasó casi desapercibida. Ahora, con el paso de los días, los medios han comenzado a hacerse eco de las medidas adoptadas por el FBI con respecto a una de las compañías implicadas en todo este macroproceso: la multinacional norteamericana Nike.

Un escándalo que salpica a los patrocinadores



Con los ecos de las detenciones de varios altos ejecutivos de FIFA hace unas semanas por la trama de corrupción existente dentro del organismo rector del fútbol mundial aún en los medios y en las redes, se abría a su vez un nuevo frente con la posible involucración en dicho escándalo de patrocinadores y firmas comerciales que podrían haberse beneficiado de contratos con selecciones nacionales a cambio de sobornos.

En aquella orden de detención se citaba textualmente que se investigaba a "una multinacional de ropa deportiva, con sede en los Estados Unidos, la cual podría haber obtenido la licencia para dotar de uniformes a la selección brasileña mediante sobornos". No olvidemos que Nike llegaba a la Confederación Brasileña de Fútbol para convertirse en nuevo sponsor técnico de la canarinha en el año 1996, casualmente el año especificado en las investigaciones en que podrían haberse cometido los hechos de los que se acusan a esa multinacional con sede en Estados Unidos.

El FBI acorrala a Nike



El paso de los días y la investigación paralela llevada a cabo por varios medios de comunicación han sacado a la luz que, efectivamente, la marca comercial que investigan las autoridades estadounidenses es la multinacional norteamericana Nike, a la que están examinando los pagos realizados por la firma de ropa deportiva que le llevó a un acuerdo de patrocinio con la Confederación Brasileña de Fútbol para convertirla en sponsor técnico de la canarinha desde entonces.

Según el Wall Street Journal, la firma llevó de manera paralela una negociación con un intermediario quién supuestamente usó los desembolsos de la compañía, para pagar sobornos que facilitaran la llegada a la misma a la Selección Brasileña de Fútbol. Nike abonó 160 millones de dólares a la CBF por ese primer acuerdo que les vinculó durante una década. Posteriormente fueron abonados otros 40 millones de dólares bajho el concepto de gastos de marketing que no estaban recogidos en el acuerdo inicial y que fueron depositados en una cuenta bancaria suiza a nombre de una compañía brasileña de material deportivo.


Participa y comenta esta noticia

 
Top