El Barça renovará Qatar Airways por 60 millones anuales
  • Cuando nadie lo esperaba, el presidente del FC Barcelona, en el acto de presentación de su dimisión para convocar elecciones presidenciales al club catalán, se sacó un as de la manga y presentó un principio de acuerdo con Qatar Airways para renovar su relación hasta el año 2020

  • El acuerdo, que deberá ser ratificado o rechazado por la nueva junta entrante tras las elecciones, supondrá al club unos ingresos por este concepto de 60 millones de euros anuales




El presidente del FC Barcelona presentó en el día de ayer su dimisión para poder dar inicio al proceso electoral que decidirá, en apenas unas semanas, quién será el nuevo máximo dignatario del club azulgrana para los próximos años. Pero además de eso, anunció una serie de medidas fuera del plano deportivo centradas dentro del sector del marketing deportivo que tendrá un enorme calado en la precampaña electoral a la que se acaba de dar inicio y que tiene como protagonista a una de las compañías que más ha estado en el tablero mediático en los últimos meses como consecuencia de su más que dudoso (por entonces) futuro al lado del club azulgrana.

Un futuro incierto



Aunque muy pocos dentro del sector sean capaces de ver el origen de este futuro acuerdo entre el Barça y Qatar Airways, el mismo tiene sus principios muy lejos de Barcelona, en el fútbol británico, y se desencadena en la ciudad de Manchester, con dos importantes marcas comerciales como protagonistas, la multinacional alemana adidas y la firma norteamericana Chevrolet, que alcanzaron importantes acuerdos de patrocinio con el Manchester United cuyas consecuencias se han hecho sentir en el resto del fútbol mundial.

La conocida alianza de adidas con el United, de casi 100 millones de euros anuales, y la de Chevrolet con la entidad británica por estar en el frontal de la camiseta, de casi 65 millones de euros al año, provocaron un efecto en cadena en el resto de grandes entidades futbolísticas de Europa, encabezadas por el FC Barcelona, cuyos máximos responsables salieron en los siguientes meses a los medios para lanzar un mensaje a Nike, actual sponsor técnico, y a Qatar Airways, inquilino comercial de su camiseta, a los que informaba acerca de la dificultad que iban a encontrar para renovar por el club.

¿Proteger la imagen?



En el caso de Nike el objetivo era claro: el FC Barcelona quería obtener una cifra muy cercana a lo que adidas iba a pagar al United y así lo ha dejado claro en más de una ocasión: la firma que quiera equipar al FC Barcelona a partir del año 2018, ya sea Nike o sea cualquier otra marca, deberá hacer un desembolso cercano a los 100 millones de euros al año y, en todo caso, muy superior a los apenas 30 millones más variables que en la actualidad abona Nike.

Sin embargo, en el caso de Qatar Airways, el asunto nació de una manera muy diferente. En un principio desde el club se trató de trasladar la imagen de un posible desinterés del club en mantener la relación con la aerolínea qatarí ante las acusaciones que sobre el emirato árabe se cernían respecto a la protección de Qatar de grupos terroristas, algo que comenzó a inquietar de manera importante a los aficionados del Barça y a los dirigentes del club que veían la necesidad de proteger a la marca Barça ante el temor de poder sufrir una importante crisis de reputación como consecuencia de dicha alianza. Pero nada más lejos de la realidad.

El Barça renovará Qatar Airways por 60 millones anuales


El paso del tiempo fue poniendo negro sobre blanco las verdaderas intenciones del club. Y aunque en un principio se argumentaba como fundamento de esa desvinculación de Qatar su intención de incrementar lo que el club recauda por este concepto, algo más que evidente, todo el mundo consideraba que a este objetivo, lícito totalmente, se le unía realmente el interés de desvincularse de una marca que podía dañar la imagen del club.

Pero ese segundo argumento fue cada vez quedando más aislado y en los últimos meses han sido varios los dirigentes que han abierto las puertas de par en par a Qatar para renovar con el club, eso sí, a cambio de una sustancial suma de dinero, algo que ha conseguido el presidente saliente, Josep María Bartomeu, alcanzado un principio de acuerdo con Qatar hasta el año 2020 a cambio de 60 millones de euros anuales, lo que convertirá al club azulgrana en el club mejor pagado por dicho concepto por detrás del United y por delante del reciente acuerdo alcanzado por el Chelsea con la firma asiática Yokohama. No obstante, el preacuerdo alcanzado con Qatar Airways deberá ser ratificado (o rechazado) en el plazo de dos meses por la nueva junta directiva entrante tras las elecciones.

Participa y comenta esta noticia

 
Top