El asesor de Duncan le hace perder 20 millones
  • El que fuera durante años asesor financiero del jugador habría estado enriqueciéndose a su costa provocando un agujero en sus riquezas de más de 20 millones de dólares




Mucho hemos hablado en estos tres años de vida que tiene Marketing Deportivo MD del enorme riesgo que corren las grandes firmas y marcas comerciales a la hora de decidir vincular su imagen a la de la estrella del mundo del deporte de turno. Hace tan sólo unos días analizábamos el que podría ser el último caso de embajador maldito de Nike, personificado en la figura del británico Mo Farah y los rumores de dopaje que sobre él se vierten. Sin embargo, estas grandes estrellas, capaces de generar millones de euros con sus carreras deportivas, tanto desde el aspecto meramente deportivo como desde el punto de vista comercial, también tienen su talón de Aquiles en lo que a gestión de sus finanzas se refiere, y no es otro que el de la figura de sus representantes, capaces de llevarles a la cima deportiva y comercial pero también de provocarles serios agujeros en sus finanzas. El último caso, el de la estrella de la NBA, Tim Duncan.

Recta final



Una de las grandes estrellas de la NBA de todos los tiempos, el norteamericano Tim Duncan, se encuentra sopesando desde el final de la participación de su equipo, los Spurs, esta temporada en la NBA, la posibilidad de continuar su carrera o abandonar, de manera definitiva, las canchas de juego.

A sus 39 años, el legendario Tim Duncan se haya en la misma situación por la que ya han pasado otras grandes estrellas del deporte de la canasta en el los últimos años, decidir si continuar en activo o colgar, definitivamente, sus zapatillas y abandonar el baloncesto. Pero mientras se decanta por una u otra opción, esto es, por si decide jugar la que sería la decimonovena temporada en la NBA, Duncan se halla a la búsqueda de otra respuesta: la de encontrar un nuevo representante que le impida perder el dinero que le ha hecho tirar por la borda el último.

20 millones de dólares



El propio Duncan ha admitido que el que hasta ahora ejercía las labores de asesor financiero del jugador, Charles Banks, ha despilfarrado más de 20 millones de dólares en los últimos años de la fortuna del jugador, una situación de la que se ha percatado gracias a otra situación personal difícil: la de afrontar su divorcio.

En base a la demanda de divorcio, Duncan se vio obligado a rescatar toda la información financiera personal para poder llevar a cabo una defensa de dicha demanda lo suficientemente sólida, momento en el que fue consciente de la estafa que el que fuera su representante financiero durante los últimos años, Charles Banks, había estado cometiendo para su propio enriquecimiento personal hasta el punto de calcular en torno a los 20 millones de dólares las pérdidas propiciadas por las acciones de Banks en beneficio propio.

Según varios medios norteamericanos, ello ha supuesto un importante agujero que rondaría el 15% del total de las ganancias que Duncan habría acumulado a lo largo de toda su carrera, unos 130 millones de dólares, un hecho, sin embargo, que según el mismo ha confesado no será relevante ni determinante a la hora de decidir si continua o no un año más haciendo disfrutar a millones de seguidores de la mejor liga de baloncesto del mundo: la NBA.

Participa y comenta esta noticia

 
Top