Duracell carga las pilas a la Copa del Mundo de Rugby
  • La Copa del Mundo de Rugby que se celebrará en Inglaterra y País de Gales del 18 de septiembre al 31 de octubre próximos hace oficial la llegada de uno de sus últimos patrocinadores incorporados al proyecto, la multinacional norteamericana Duracell




A apenas unos meses vista de la celebración de una nueva edición de la Copa del Mundo de Rugby que este año tendrá lugar en Inglaterra, la organización sigue sumando apoyos a un evento capaz de captar la atención de millones de aficionados en todo el mundo o, lo que es lo mismo, sumamente interesante y atractivo desde el punto de vista comercial para las firmas y marcas interesadas en el deporte como medio vehicular para la puesta en marcha de sus estrategias.

Duracell carga las pilas a la Copa del Mundo de Rugby



La compañía estadounidense de pilas y linternas Duracell ha sido la última en sentir la llamada de un evento como la Copa del Mundo de Rugby para unirse y vincularse a la misma como uno de los principales patrocinadores del campeonato en calidad de Proveedor Oficial del Torneo, la cuarta especialidad puesta en marcha dentro de su Plan de Marketing de la organización para la cita británica.

La compañía llega pues a una cita cada vez más interesante y atractiva para las marcas comerciales desde el punto de vista del patrocinio deportivo, con un enorme impacto en todo el mundo y que se está revelando en los últimos años como uno de los acontecimientos deportivos por excelencia dentro del panorama del patrocinio deportivo a nivel mundial.

Un impacto de casi 3.000 millones de euros



La Rugby World Cup es un torneo cada vez más consolidado que poco a poco va ganando protagonismo entre los aficionados, lo cual se traduce en un mayor interés para esas marcas y firmas comerciales que llevan a cabo importantes alianzas para unirse al evento, como ha sido el caso reciente de Toshiba, uno de los últimos patrocinadores oficiales en sumarse al acontecimiento.

Así, de un tiempo a esta parte, el Mundial de Rugby ha ido adquiriendo la importancia mediática y notoriedad suficiente a nivel global como para que sus resultados económicos comiencen a ser evaluados de manera pertinente por los organizadores, en la mayoría de los casos, con un indudable éxito. En relación a ello, con un deporte de mucha aceptación en los países de habla inglesa, esta octava edición, a celebrar en Inglaterra y País de Gales del 18 de septiembre al 31 de octubre próximos, tendrá un importante impacto sobre las economías de los organizadores que ya ha sido valorado por la International Rugby Board en una primera aproximación en alrededor de 2.700 millones de euros.

Duracell es la última compañía en incorporarse a un cada vez más amplio y extenso catálogo de patrocinadores oficiales donde están firmas como Coca Cola, Heineken, Canon, Land Rover, MasterCard, Société Générale, Emirates o DHL.


Participa y comenta esta noticia

 
Top