adidas no romperá con FIFA... por ahora
  • Tras las peticiones que solicitaban a adidas una posición mucho menos ambigua respecto al escándalo que afecta a FIFA, la propia marca ha informado que continuará dando todo su apoyo a la organización al menos durante los próximos dos años

  • Hace tan sólo unos días informábamos de las presiones que desde dentro de la propia compañía, sus inversores, realizaban al CEO de la firma, Herbert Hainer, para que adoptara una posición tajante acerca del escándalo de corrupción que afecta a FIFA llegando incluso a solicitar la rescisión del apoyo que actualmente concede a la organización




Sigue el movimiento en torno a los principales patrocinadores de la FIFA tras el escándalo que afecta de manera importante a la organización por los presuntos casos de corrupción y sobornos que habría estado poniendo en marcha importantes miembros y federaciones que integran la entidad de manera sistemática en los últimos años y que habría sido destapado por el FBI. El último en posicionarse al respecto de su actual situación y relación con el máximo organismo rector del fútbol mundial ha sido la multinacional alemana adidas, que ha dejado muy claro cuál será su postura al respecto al menos en el corto plazo.

Los patrocinadores, en el punto de mira



Quizás de los primeros damnificados por el escándalo de corrupción y sobornos que afecta a FIFA y que se destapó tras las detenciones realizadas por el FBI apenas unos días antes de la celebración de las elecciones presidenciales al organismo y que acabaron, por ahora, con la dimisión del reelegido presidente, el suizo Joseph Blatter, no fueron otros que las marcas y firmas comerciales que tienen asociadas sus marcas a la imagen de FIFA en calidad de patrocinadores y sponsors oficiales de la entidad.

Así, tras destaparse el mismo, rápidamente comenzaron a aparecer en medios de comunicación y redes sociales el posicionamiento oficial de marcas tan importantes como Coca Cola o McDonalds, entre otras muchas, acerca de su opinión tras las detenciones y la posterior dimisión del máximo dignatario de FIFA.

Sony y Emirates, los primeros en irse



Sin embargo, la situación llevaba ya tiempo formándose en torno a la FIFA hasta tal punto que dos de los más importantes patrocinadores oficiales d ela entidad, Sony y Emirates, abandonaron el barco presidido por Blatter unos meses antes de producirse las detenciones y destaparse todo el escándalo ante los rumores que hablaban de pruebas más que evidentes de sobornos y corrupción en la asignación de los Mundiales de Rusia 2018 pero sobretodo de Qatar 2022.

Y aunque la postura oficial en aquel momento respecto a la marcha de dichos patrocinadores fue un supuesto cambio de estrategia en ambas compañías respecto a su política de expansión a nivel internacional a través del deporte, a nadie dentro del sector, ni tan siquiera dentro de la propia FIFA, se les escapaba que una parte importante en los motivos fundamentales que propiciaron esta decisión estaba en esas acusaciones de corrupción.

adidas no romperá con FIFA... por ahora



Pero... ¿y adidas? Si había una firma sobre la que se ponía el foco de la noticia acerca de su decisión final en el caso que afectaba a FIFA no es otra que la marca alemana adidas, quizás el principal patrocinador de la organización y cuya postura es vista como clave en el sector hasta el punto que muchos consideran a la marca como el mayor dique de contención que tiene FIFA para evitar la fuga de patrocinadores. O lo que es lo mismo: son muchos los especialistas que consideran que mientras adidas siga dando el apoyo a FIFA, serán muchos los sponsors los que continuarán apoyando a la organización. Pero igualmente consideran que un abandono de la marca daría el pistoletazo de salida para que le siguieran en su decisión un amplio elenco de patrocinadores.

Hasta ahora, lo único que ha realizado adidas hasta la fecha fue un comunicado abogando por la instauración de una nueva época de transparencia y legalidad en la organización y muy poco más. Ante esta postura, y las dimensiones que iba alcanzando el escándalo a nivel mundial, los inversores de la marca comenzaron a presionar a su todavía CEO. Herbert Hainer, acerca de la necesidad de que adidas tomara posiciones mucho menos tibias al respecto que la adoptada hasta ahora, llegando incluso a plantear que se considerara en la marca la posibilidad de cesar en su alianza.

Sin embargo, en las últimas horas desde la propia marca han comunicado que su intención es no variar ni un ápice su apoyo a la FIFA... al menos en los próximos dos años, momento a partir del cual sería necesario llevar a cabo una nueva valoración de la situación para considerar continuar adelante con la alianza o no.

Recordemos que adidas lleva unida a FIFA desde el Mundial de México del año 1970 y recientemente renovó su alianza hasta la conclusión del Mundial del año 2030, por lo que su influencia en la propia FIFA es considera fundamental y clave para el futuro de la entidad ahora investigada.

Participa y comenta esta noticia

 
Top