adidas espera que Messi repita su actuación de Copa en la Champions
  • adidas logró salvar el primer gran match ball de la temporada en la Final de la Copa del Rey del pasado sábado, un encuentro dominado por Nike que al final logró llevarse a su zurrón la marca alemana

  • La enorme actuación del argentino Leo Messi, gran embajador de adidas, permitió eclipsar la supremacía de Nike en la final, con los dos equipos portando el logo del swoosh

  • El escenario es el mismo que el que se vivirá en la Final de Champions del próximo sábado y en la que adidas, nuevamente, confía a Messi todo su reinado




Ya han pasado casi 48 horas y sin embargo aún resuenan en los medios de comunicación y en las redes sociales la Final de la Copa del Rey disputada el pasado sábado en España entre el Athletic de Bilbao y el FC Barcelona. Y si todavía se sigue hablando de ello, de la victoria del conjunto azulgrana por 1 gol a 3 que le lleva a convertirse en rey indiscutible de Copas en España es, en gran medida, gracias a la soberbia actuación, una vez más, de su jugador franquicia, Leo Messi, autor de dos de los goles y uno de los grandes artífices de que el club catalán se impusiera al vasco en la mencionada final.

Ahora, con la mente ya puesta en la Final de la Champions League que disputará el FC Barcelona ante la Juventus de Turín el próximo sábado en Berlín, son muchos los que esperan y confían que el internacional argentino del Barça repita actuación y se convierta nuevamente en el faro guía de su equipo y en la estrella indiscutible de la final. Y no hablamos exclusivamente dentro de la parcela deportiva. En el sector del marketing deportivo, también hay una firma que espera y desea que ello sea así.

La Final de Copa, una final "made in Nike"



La Final de Copa del Rey disputada el pasado sábado entre el FC Barcelona y el Athletic de Bilbao tuvo un escenario en común con respecto a la que disputarán el próximo sábado el cuadro catalán y la Juventus de Turín en la Final de Champions en Berlín. Al menos desde el punto de vista del marketing deportivo.

Al igual de lo que sucederá el próximo sábado, la Final de Copa del Rey puso sobre el césped una incuestionable supremacía de la multinacional norteamericana Nike frente a su gran rival adidas. En el terreno de juego, dos equipos vestidos por la firma de Oregon con mayoría de embajadores en ambos conjuntos de la marca del swoosh frente a aquellos con los que acudía a la cita adidas: así, del once titular del FC Barcelona, seis jugadores calzaban Nike y cinco lo hacían adidas. En el Athletic, adidas, con tres embajadores, perdía no sólo ante Nike, con cuatro representantes, sino también ante Puma, que también lograba colar cuatro jugadores.

Además de todo ello, la final se disputaba en el estadio del FC Barcelona, máximo representante en el mundo del fútbol de la firma Nike y todo en el recinto estaba impregnado del logotipo del swoosh, salvo la publicidad institucional en los paneles LED del recinto de juego, donde adidas lograba hacerse un pequeño hueco gracias a su papel de patrocinador oficial de la Real Federación Española de Fútbol. En definitiva, un duelo para mayor gloria de Nike, donde todo prácticamente llevaba a Nike y donde el papel protagonista se reservaba a Nike. Al menos que alguien lo impidiera.

Messi, la gran esperanza de adidas



En adidas poco o nada podían hacer para impedir dicho dominio salvo encomendarse a su gran baza para esta final. A pesar de que todo estaba absolutamente en contra de los alemanes, adidas tenía (y tiene) en su poder el as de la partida por el que suspiran el resto de marcas: el argentino Leo Messi. Y en la marca de las tres bandas eran conscientes que sólo una actuación estelar del argentino lograría eclipsar el enorme dominio de Nike en la Final. Y ocurrió.

Como tantas otras veces, Messi se convirtió en el gran protagonista del encuentro con una actuación estelar que hace que los medios de comunicación hoy, casi 48 horas después, todavía continúen hablando de la misma. El milagro se había producido. Y aunque Nike tenía todas las papeletas para alzarse triunfadora en una nueva entrega de su batalla con adidas, otra vez el argentino había logrado evitarlo.

La #CopaDelRey pertenece al Rey Leo



Ahora sólo era cuestión de activarlo. Y en adidas no tardaron en hacerlo. Con una estética basada en Juego de Tronos, apenas unas horas antes de la gran final adidas había puesto en marcha una campaña de activación para encumbrar, nuevamente, al Rey Leo. Si todo salía tal y como lo tenían planeado, su estrategia les llevaría a lograr arrebatar a Nike el protagonismo que en principio tenía reservado para ella casi en exclusiva. Y así fue.

A través de sus redes sociales adidas comenzó a hacer sonar su oda al Rey Leo. El crack del Barça lo había conseguido. Había logrado llevar a adidas nuevamente hasta lo más alto en medio de logotipos de Nike por todo lado. Ahora sólo quedaba volver a repetir la gesta el próximo sábado, en la Final de la Champions.


El eterno debate



Con un escenario prácticamente igual (dos finalistas Nike aunque en una competición adidas), la marca espera y confía todo su destino en la competición y en su particular batalla con Nike a otra actuación sin parangón del argentino Leo Messi. Más sin embargo, aunque ello suceda, nuevamente saldrá a la luz, como lo ha hecho ahora, el eterno debate: ¿Messi en un club Nike o en un club adidas?

A pesar de que es indudable que Messi logró recuperar para adidas el foco del objetivo en la pasada Copa del Rey, en la marca alemana son conscientes de un hecho claro: en todas las fotografías de portada alabando a Messi del día siguiente el logo que aparecía reflejado era el de Nike y no el de sus botas adidas, lo cual explica que más del 75% de los aficionados consultados en los últimos informes realizados al respecto asocie al argentino con la multinacional de Oregon.

adidas tiene trabajo doble. Además de confiar que Messi se convierta en el gran astro que logre eclipsar la supremacía de Nike en la Final de Champions tal y como hizo hace un par de días en la Copa del Rey en España, tiene como gran misión realizar una campaña de activación de ese hecho lo suficientemente importante como para que los réditos del enorme trabajo realizado por Messi caigan del lado de adidas y no del de Nike. En la Copa podemos decir que algo consiguió con su particular Juego de Tronos del Rey Leo. Más sin embargo son muchos los que afirman que deberá aún trabajar mucho más para que, a pesar de que en las fotos aparezca con el logotipo de Nike en el pecho, los aficionados logren identificar a Messi con adidas.

Participa y comenta esta noticia

 
Top