VISA, adidas, McDonald's y Budweiser piden cuentas a FIFA
  • Tan sólo unas horas después de que surgiera el escándalo, varias de las principales firmas patrocinadoras de FIFA ya han hecho llegar al organismo la necesidad de adoptar medidas contundentes para limpiar la imagen de la FIFA y, sobre todo, de los propios patrocinados

  • Marcas como adidas, McDonald's o Budweiser han exigido la puesta en marcha de medidas que arrojen transparencia y la implantación de un código ético para todos sus miembros; VISA ha ido mucho más allá y ha amenazado incluso con abandonar el patrocinio




Lo anunciábamos ayer. La crisis que se abría ayer en el seno de la FIFA a tan sólo un par de días de las elecciones para elegir nuevo presidente con las detenciones de varios e importantes miembros del ejecutivo del organismo rector del fútbol mundial tuvo una primera víctima: la propia marca FIFA, que con dicho escándalo recibía el golpe de gracia a una situación ya de sí preocupante que se inició justo con la adjudicación del Mundial del año 2022 a Qatar y las primeras críticas surgidas al efecto. Al concluir nuestro artículo, titulado Los sobornos y la corrupción, el golpe de gracia a la marca FIFA, avisábamos del temor que se instalaba en el seno de la organización respecto a la posibilidad de una huída en masa de los patrocinadores de la organización. Ayer, tan sólo unas horas después, varios de los más importantes sponsors de FIFA comienzan a pedir cuentas a la organización.


La primera, adidas



Y la primera en manifestar su gran preocupación en torno al asunto a la propia FIFA fue la compañía más importante a nivel de patrocinio que tiene la organización: la multinacional alemana adidas, que en la propia tarde de ayer ya hizo llegar a los más altos dignatarios de la entidad futbolística la necesidad de esclarecer, a la mayor brevedad posible, la situación que las detenciones por corrupción, soborno y blanqueo de capitales, se habían hecho tan sólo unas horas antes y que había supuesto la puesta a disposición judicial de altos representantes de FIFA.

No es la primera ocasión que adidas exige a FIFA la necesidad de poner en marcha una investigación tendente al esclarecimiento acerca de las acusaciones que sobre la misma se ciernen de sobornos para la adjudicación de los Mundiales de Rusia 2018 y de Qatar 2022 aunque sí que podemos considerar que en esta ocasión en esa insistencia alemana hay algo más que una simple recomendación.

La primera vez que adidas solicitó a FIFA esclarecer los claroscuros que sobre ella se cernían respecto a la veracidad de esas acusaciones fue el pasado mes de junio, hace ahora casi un año, y de la mano de otros importantes sponsors de la entidad, como Sony, VISA o Coca Cola. Uno de ellos, Sony, ya ha abandonado el patrocinio del organismo.

Budweiser y McDonald's quieren resultados; VISA amenaza con irse



No quedan aquí las preocupaciones para FIFA. Otros importantes patrocinadores se unieron en la tarde de ayer a la demanda de adidas para entonar un coro de reivindicaciones que permitan poner las cosas claras ante los acontecimientos acaecidos. Así, Budweiser y McDonald's expresaron su enorme preocupación y su inquietud acerca de las noticias que estaban saliendo a la luz y que afectaban a importantes cargos de la organización, exigiendo un sistema de transparencia total y absoluto y la instauración de un verdadero código ético de obligado cumplimiento para cada uno de los miembros del máximo organismo a partir de ahora.

VISA, en cambio, fue mucho más allá. Considerado  como uno de los grandes patrocinadores de la entidad, VISA expresó su profunda decepción y preocupación a la luz de los acontecimientos, advirtiendo que reconsiderará su patrocinio en el caso de que el organismo no tome, a la mayor brevedad, las medidas adecuadas que permitan reconstruir una cultura con sólidas prácticas éticas, una amenaza que sí que ha comenzado a inquietar seriamente a la entidad.

Muchos millones en juego



El asunto no es nada sencillo ni para la FIFA ni mucho menos para sus patrocinadores, que depositan miles de millones de euros para lograr asociar su imagen a uno de los deportes con más seguidores en todo el planeta: el fútbol.

La caída en picado de la consideración de la marca FIFA puede llevar asociada el arrastre, inevitable, de las marcas asociadas a la misma, algo que pretenden evitar las firmas afectadas a la mayor brevedad posible aunque no encontrarán mucho apoyo precisamente en FIFA. Ante las solicitudes que desde diferentes ámbitos le han hecho llegar a Joseph Blatter para posponer la celebración de elecciones a la presidencia del organismo que tendrán lugar en el día de hoy y donde Blatter tiene muchas opciones de salir reelegido ante la retirada de rivales precisamente por los escándalos de FIFA, Blatter ha rechazado cualquier tipo de implicación que pueda afectar a su propia figura y ha defendido a capa y espada la celebración de los comicios, algo que ha arrojado aún más polémica a una situación que amenaza con llevarse por delante cuantas marcas asociadas tiene el organismo.


Participa y comenta esta noticia

 
Top