Sony se asegura la Champions League hasta 2018
  • Sony extiende su alianza con la Champions League por otras tres temporadas




Hace ya algunos meses, Marketing Deportivo MD anticipó en exclusiva la delicada situación que se estaba viviendo en el seno de FIFA, el máximo rector del fútbol mundial, en lo concerniente al apartado de patrocinadores, una situación provocada por uno de los grandes escándalos de toda su historia que ha sufrido en su propio seno la organización, la trama de sobornos y corrupción que llevó a elegir a Qatar como sede del Mundial del año 2022, y que ha provocado daños en la marca de la propia institución que ya han comenzado a pasarle factura a la misma.

Una de las consecuencias de ese daño a la imagen de marca de la FIFA fue el temor de los principales patrocinadores a que ese hostigamiento que la marca de la entidad estaba sufriendo pudiera extenderse a la suya propia, lo que propició una verdadera desbandada de importantes sponsors de la misma, desbandada que estaba encabezada por un nombre propio: Sony.

El temor a un contagio



Uno de los grandes patrocinadores de la entidad futbolística desde hace años, Sony, era, junto con Emirates, de las primeras firmas en manifestar su enorme preocupación por la situación que se estaba viviendo en el interior de la FIFA como consecuencia del escándalo de las comisiones y sobornos de Qatar.

Hasta tal punto fue así, que la multinacional japonesa decidió poner fin a un largo vínculo con FIFA a pesar de los buenos resultados y las más que interesantes sinergias que se habían logrado poner en común entre ambas partes durante su vinculación. Sin embargo, el temor a que las consecuencias de dicho escándalo comenzaran a pasarle factura a la propia Sony como patrocinador principal del torneo, motivaron su salida del roster de sponsors de la institución, una salida que se trató de vender, de puertas hacia fuera, como una reorganización en la estrategia de expansión de la compañía.

Sony se asegura la Champions League hasta 2018


Muchos quisieron dar entonces una pizca siquiera de credibilidad a la versión oficial de Sony y considerar que la marca podía estar ante un verdadero cambio en su estrategia de expansión que pasaba por alejarse del mundo del fútbol, versión que, acuerdos como el de hace tan sólo unas horas, nos llevan a rechazar casi de inmediato.

En relación a ello, hace tan sólo unas horas como decimos la UEFA y la propia Sony han hecho público la extensión del acuerdo que les une como uno de los principales patrocinadores de la máxima competición a nivel de clubes que organiza la institución: la Champions League, extensión que se prolongará hasta el año 2018.

Esa prórroga por las próximas tres temporadas supondrá un desembolso cercano a los 45 millones de euros a Sony para garantizarse, además de ser socio exclusivo en la categoría de videojuegos, también serlo en la de smartphones. Así, Sony aprovechará su presencia en la Champions para promocionar, además de la Playstation, tal y como hasta ahora venía realizando, hacer lo propio con Xperia, su marca referencia de teléfonos inteligentes. Sony también se asegura con este acuerdo su presencia en la Supercopa de Europa.


Participa y comenta esta noticia

 
Top