El Santander se piensa seguir en Ferrari
  • A pesar de que continuará ligada a Ferrari hasta 2017, la presencia del Santander en la escudería italiana se ha visto seriamente influenciada por los últimos acontecimientos surgidos en torno a ella y a la propia escudería




Cuando a finales del año pasado se confirmó la salida de Fernando Alonso de la escudería Ferrari con destino a un no se sabía por aquel entonces nuevo equipo, uno de los grandes rumores que comenzó a circular por el paddok de la Fórmula 1 fue qué iba a pasar con el patrocinio que tenía el Banco Santander con la escudería italiana. Hoy, algunos meses después, comienza a despejarse esa incógnita en torno al futuro del grupo financiero dentro del Gran Circo de la F1.

Una Ferrari sin Alonso... ¿Y sin Santander?



El final de la temporada 2014 en la Fórmula 1 fue vivido con intensidad en la escudería Ferrari la pasada campaña. Y no precisamente por su excelso rendimiento deportivo, fuera de la lucha de los títulos en juego, tanto el Mundial de Pilotos como el de Constructores, sino por una serie de acontecimientos sobrevenidos que tuvieron una enorme influencia en el apartado del marketing deportivo en torno a la escudería.

Esos acontecimientos pueden resumirse fundamentalmente en dos momentos claves, momentos que en Marketing Deportivo MD ya nos encargamos de explicar cómo afectaría eso a la posible continuidad del Banco de Santander como uno de los principales patrocinadores de la escudería italiana. Uno de esos momentos fue la muerte inesperada de Emilio Botín, presidente del Banco de Santander y uno de los grandes artífices y defensores de la presencia de la entidad financiera en la Fórmula 1. El otro, el anuncio de la escudería italiana del fichaje de Vettel para esta temporada y, en consecuencia, la salida de Fernando Alonso de la misma. Tras dichos acontecimientos, ¿cómo quedaría la situación del Banco Santander dentro de Ferrari?

La mejor inversión de su historia



Hace tan sólo unos años, en los primeros de la relación Ferrari - Banco Santander, que coincidieron evidentemente con la llegada de Fernando Alonso a la escudería italiana, desde la propia entidad financiera se encargaron de propagar a los cuatro vientos que la inversión en Ferrari era el mayor movimiento estratégico de la compañía y el que mejor rendimiento le reportaba a la misma de toda su historia, con una tasa de retorno cuantificada en una relación de 3 a 1. Ahora, tan sólo unos años después, la situación ha variado de manera sustancial.

La muerte de Botín y la salida de Alonso han llevado al grupo financiero a replantearse no la presencia en la Fórmula 1, que parece estar asegurada, sino su continuidad al frente del proyecto ferrarista como uno de los principales patrocinadores. Así, a pesar de que el Santander continuará en Ferrari hasta la conclusión de su actual alianza en el año 2017, las intenciones del grupo son la de abandonar el patrocinio de la escudería una vez concluya dicha relación.

Esto explicaría el enorme impulso económico que ha recibido Ferrari recientemente con la renovación de Philips Morris como uno de los principales patrocinadores de la escudería del Cavallino Rampante en la sombra para los próximos años en una lucha interna de la tabacalera por evitar el protagonismo que durante los últimos años había adquirido el Santander dentro de Ferrari.

El Santander, por su lado, apura sus últimos años al lado de Ferrari para explotar su imagen comercial en los países de origen de los pilotos de la escudería, esto es, Alemania, país natal de Sebastian Vettel, y los países nórdicos, área de influencia del frío Kimi Raikkonen. Y aunque hasta el momento se centra en ello, nadie descarta una posible vuelta del Santander al lado de Alonso en la escudería McLaren, algo que ya realizó en la primera etapa de Alonso en el equipo británico y que no se descarta vuelva a ocurrir en esta ocasión.

Participa y comenta esta noticia

 
Top