El market pool hace a la Juve campeona de la Champions en ingresos
  • A pesar de que los ingresos obtenidos por resultados deportivos están casi a la par entre Juventus y FC Barcelona (27,9 millones de la Juve frente a los 29,4 millones del Barça), el balance económico final que obtendrá la Juventus incluso antes de disputar la final superará al del Barcelona en casi 20 millones de euros

  • El elemento que inclina la balanza de manera favorable para el conjunto blanquinegro frente al azulgrana es el conocido market pool




Cuando el próximo 06 de Junio el árbitro de la esperada gran final de la Champions League 2014/2015 señale la conclusión del partido, se conocerá por fin cuál de los dos clubes que han accedido a la misma, FC Barcelona o Juventus de Turín se habrán logrado hacer con la preciada copa. Sin embargo, no será necesario esperar tanto para saber qué equipo se ha proclamado ya, a día de hoy, y sin tan siquiera esperar a la disputa de la final, vencedor en el apartado económico.

A por la Champions



Son los dos mejores equipos de Europa en la presente edición de la Champions League. FC Barcelona y Juventus de Turín velan ya armas con vista a dicho encuentro aunque para ello quede todavía por disputar partidos de sus correspondientes ligas nacionales, la segunda, la Juventus de Turin, con todo ya decidido a su favor (se proclamó vencedora del Scudetto hace ya algunas semanas) y el FC Barcelona a tan sólo una victoria de alcanzarlo.

Con estos antecedentes Barça y Juve encaran una Final, la del próximo 06 de Junio en Berlín, donde se juegan, deportivamente hablando, el prestigio de llevar, durante todo un año, la vitola de mejor equipo de Europa en la temporada 2014/2015. Pero hay mucho más en juego, aunque de forma indirecta para otros agentes participantes en esta final.

A nivel de exposición, el triunfo logrará llevar la marca del club vencedor por todo el mundo, tanto en medios de comunicación como en redes sociales y se garantiza la participación en torneos como el Mundialito de Clubes el año que viene, algo que favorece enormemente en cuanto a dicha exposición.

Donde no hay mucho por dirimir, aunque pueda resultar paradójico, es en el apartado de los  ingresos, con todo ya decidido incluso antes de comenzar a disputar la gran final y donde ya se conoce, a ciencia cierta, el vencedor de esta otra Champions: la de los ingresos durante este año.

El market pool hace a la Juve campeona de la Champions en ingresos



Así, tal y como decíamos al comienzo del artículo, cuando el próximo 06 de junio en Berlín el colegiado encargado de arbitrar la final decrete la conclusión del mismo, se conocerá por fin quién es el vencedor a nivel deportivo del torneo más prestigioso a nivel de clubes del mundo. Y decimos a nivel deportivo porque, a nivel de ingresos, en el apartado económico de la competición, la Juventus ya ha vencido el partido incluso antes de disputarlo.

Así, la participación del club italiano en la presente edición de la Champions League dejará en las arcas de la Vecchia Signora una cifra muy cercana a los 80 millones de euros, cifra muy superior a lo que reportará la competición a su rival en la final, el FC Barcelona, y que jamás antes ningún otro club ha conseguido en la competición organizada por UEFA. ¿El secreto? El market pool.


Pero, ¿qué es el market pool?



En la mayoría de las ocasiones, cuando se habla del market pool, se identifica al mismo como el reparto que hace la UEFA de los derechos de televisión entre los clubes, algo que es un completo error. Y sin embargo, tanto el market pool como los premios por conquistas deportivas proceden de la misma fuente de ingresos: la televisión y la publicidad de la UEFA. ¿Dónde está el equívoco entonces? Muy probablemente en el hecho de que el market pool depende del contrato de televisión que tenga el país del que procede el equipo y a partir de ahí considerar que son derechos de televisión. Es decir, los premios entregados por UEFA a repartir entre los participantes en la competición derivan de lo que ingresa por derechos de televisión y publicidad. De esta cifra, la UEFA asigna una cantidad a la Champions para repartir entre los clubes participantes, alrededor de 1.000 millones de euros, de los cuáles, un 55% irá en concepto de méritos deportivos que vaya consiguiendo el club en cuestión en su andadura durante la competición y el resto, el 45%, en función de ese market pool.

Y aquí es donde radica la diferencia. Este market pool de cada club se calcula en función de una serie de variables como son la posición en la que el club quedó en la temporada anterior, la cuantía que se ha abonado por la operadora que sea por los derechos televisivos de la Champions para dicho país y, finalmente, el número de clubes participantes en la Champions de ese país ese año. En definitiva, unos cálculos que, a poco que no se esté atento, puede provocar que uno se pierda en cifras y números al respecto.

Todo ello nos da una situación realmente curiosa en la presente edición de la Champions. Así, si bien los ingresos que percibirá la Juventus de Turín por rendimiento deportivo durante la presente competición (recordémoslo, cuotas fijas iguales para todos los clubes participantes por victorias, empates o acceso a fases posteriores) son inferiores a los obtenidos hasta la fecha por el FC Barcelona (27,9 millones de euros por 29,4 millones de euros del club catalán), cifras que se verán incrementada por los seis millones adicionales que percibirá el subcampeón de la Champions y los diez millones que recibirá el ganador, la situación es muy diferente cuando consideramos el market pool.

De este modo, frente a esos casi 80 millones de euros que percibirá la Juventus de Turin a final de la presente Champions League nos encontramos con los apenas 55-60 millones que recibirá el Barcelona. Y todo como consecuencia del market pool. Sin embargo, con este escenario, todo tiene una explicación. La Juventus es el único equipo de la Serie A en Italia que se clasificó para la Champions League junto a la AS Roma. Esto, que a nivel deportivo se puede considerar un desastre, a nivel económico es una verdadera bendición para los equipos participantes. Así, ello quiere decir que estos dos equipos se repartirán los ingresos que le corresponden a Italia por market pool y que en los últimos años ha estado en torno a los 80 millones de euros, cifra que no se reparte en partes iguales a ambos clubes sino que se distribuye en función de su clasificación en la liga anterior como decíamos anteriormente (la Juve fue campeona) y en función de los encuentros jugados en la presente edición de la Champions.


España, la gran perjudicada



Al contrario de lo vivido en Italia, España puede decirse que es una de las grandes perjudicadas. Así, con presencia que ronda entre los tres y cuatro equipos en las fases de grupos, ningún equipo puede lograr a aspirar a obtener más de 60 millones de euros procedente de la Champions, ni aún proclamándose vencedor de ella, puesto que el market pool es bastante inferior. Así, la última edición del torneo se generó para España un market pool de casi 68 millones de euros a repartir entre Real Madrid, Atlético, Barça y Real Sociedad. Este año, como a la fase de grupos tan sólo han accedido tres equipos, el reparto será sensiblemente superior.

Esto es, que el Real Madrid, eliminado en semifinales, recibirá en torno a 50 millones de euros de los cuales unos 20 procederán de ese market pool y el resto, por resultados deportivos. El Atlético, apeado en cuartos, ingresará en torno a los 40 millones en total. Y la situación puede agravarse si el Sevilla, clasificado anoche para la final de la Euroleague, logra hacerse con un título que este año da derecho a estar presente en la próxima edición de la Champions, con lo que España ya de partida partiría con 4 equipos en la fase de grupos directamente y un posible quinto que se jugaría su presencia en la ronda previa. 5 equipos a repartir el apetitoso market pool.

Participa y comenta esta noticia

 
Top