El Community Manager de Ballantine's la lía con su #colchonerosllorones
  • Un "colchoneros llorones" emitido por el Community Manager de Ballantine's en España motiva una reacción en cadena de aficionados atléticos en contra de la firma que provoca la destitución fulminante de dicho responsable




Todavía hay debate aunque la polémica arrancó en la tarde de ayer en España cuando apenas faltaban dos minutos para las seis de la tarde. Las redes sociales estaban moderadamente calmadas en cuanto a actividad deportiva se refiere cuando desde la cuenta oficial de la marca de bebidas alcohólicas Ballantine's se lanzó al ciberespacio un tweet que desató la polémica y no precisamente por el mismo sino por la oleada de reacciones posteriores en las que tuvo mucho que ver el Community Manager de la citada cuenta.

¡Hala Madrid!



¿Hasta dónde debe una cuenta oficial de una compañía expresar sus deseos y sentimientos sobretodo si estos atañen a la esfera del ámbito deportivo? Y en relación a ello, ¿esos deseos son oficiales de la compañía o bien del responsable encargado de la gestión del plan de social media de la firma en redes sociales?

El asunto, que parece en principio baladí, no lo es tanto si analizamos las consecuencias que el mismo puede traer para la compañía, sobretodo si se trata de una firma que no está considerada patrocinador oficial de ninguno de los clubes implicados en la polémica. Es habitual ver en redes que patrocinadores de ésta o aquella entidad deportiva lancen mensajes de apoyo a las mismas en encuentros determinados pero que firmas consideradas como non sponsors de estas entidades se arriesguen a supuestas estrategias de ambush marketing con el objetivo de ganar notoriedad gracias a un determinado evento deportivo no deja de ser llamativo sobretodo teniendo en cuenta las consecuencias que ello puede traer. Aunque, como decimos, no es éste el caso sino más bien fruto de unas responsabilidades no bien definidas por el Community Manager de dicha entidad, incapaz de separar sus opiniones y sentimientos personales de los de la marca o compañía a la que representa en redes y que ha provocado un importante daño a la misma.

A las 17h 58min de la tarde de ayer en España la cuenta oficial de Ballantine's en redes sociales lanzaba un tweet de ánimo al Real Madrid: "Contando las horas para el partido de mañana en Turín. #HalaMadrid!!". El tweet, en principio inocente, tenía la suficiente carga como para poder ser replicado a poco que se complicara el asunto por cualquier aficionado de otro club rival, tal y como así fue.


Ballantines la lía con su "colchoneros llorones"



Si lo que pretendía la marca era congraciarse con los aficionados madridistas, lo que consiguió fue precisamente el efecto contrario pero entre los hinchas de su gran rival en la capital de España: el Atlético de Madrid. Rápidamente, comenzaron a llegar mensajes a la cuenta de Ballantine's de aficionados atléticos criticando la toma de posición de Ballantine's por el gran rival de la ciudad, aunque el encuentro fuera ante un equipo extranjero como es la Juventus de Turín.

Tan sólo otro tweet pidiendo disculpas si el anterior podía haber ofendido a alguien hubiera sido más que suficiente para que el asunto no hubiera ido a más ni hubiera adquirido el alcance que finalmente consiguió. Pero lejos de ellos, no se sabe muy bien si a iniciativa propia del Community Manager o fruto de una estrategia más que consensuada dentro de la compañía, en un tono muy alejado del caracter conciliador que cabría experarse, desde esa misma cuenta oficial lanzaron otro tweet, éste quizás mucho más ofensivo para los hinchas atléticos, catalogándolos como "colchoneros llorones" como consecuencia de las críticas emitidas a Ballantine's por el tweet anterior.



La chispa que faltaba para encender el reguero de pólvora que se había comenzado a verter con el tweet inicial llegó con ese "colchoneros llorones" que provocó una reacción en cadena entre la masa atlética que rápidamente comenzaron, ahora sí, en mayoría, a reportar críticas y mensajes opuestos a la actitud de Ballantine's, que lejos de echarse atrás, mantuvo una actitud continua en su postura, algo que ha podido crear una importantísima crisis de reputación a la firma en redes cuyas consecuencias aún es difícil de calibrar. Rápidamente el hashtag #BoicotaBallantines se convirtió en tendencia en España.

Cese del Community Manager



A las 22h 05min llegaba la explicación a todo este entramado. Lejos de ser una estrategia de la compañía como muchos llegaron a pensar (algo descartable dada las consecuencias que estaba adquiriendo el asunto), Ballantine's emitió un comunicado oficial en el que hacían pública su decisión de rescindir de los servicios de su Community Manager, pidiendo disculpas a todos los aficionados atléticos en particular y al deporte en general por si sus comentarios podían haberles ofendidos en algún momento.

Sin embargo, la reacción quizás llegó demasiado tarde, tanto como para tener en ciernes una crisis de reputación de la marca en redes sociales como decíamos anteriormente cuyas consecuencias sólo podremos conocer (sobretodo en la compañía) pasados unos días.




No es la primera vez que una compañía resulta afectada por los comentarios y opiniones personales del responsable del plan de social media de la firma a través de las cuentas oficiales de ésta en redes sociales. Hace ahora un año, con motivo del Mundial de Brasil 2014, el Community Manager de adidas en Colombia respondía duramente a los aficionados que osaban criticar el diseño que la multinacional alemana  había lanzado de la elástica colombiana para la cita brasileña.

Participa y comenta esta noticia

 
Top