El combate del siglo se lleva por delante a Roures y su Total Channel
  • Una sobrecarga en los servidores ante el gran número de peticiones desbordó las previsiones previstas y propició la imposibilidad de poder dar el combate en directo

  • Miles de aficionados, que abonaron 12 euros por el encuentro, reclamaron a través de las redes la devolución del importe inundando las mismas con quejas hacia Roures y su plataforma de televisión por internet




Mayo de 2014. Uno de los grandes empresarios del sector de la televisión en España, Jaume Roures, se adentraba en la que todo el mundo considera dentro de ese sector será el futuro: la televisión por internet, una televisión que permita al usuario ver sus programas preferidos donde quiera, cuando quiera y en el formato que quiera. Y lo hace con la adquisición de Total Channel una pequeña compañía que apenas contaba con 2.000 abonados y en suspensión de pagos. Apenas cinco meses después, Roures lograba multiplicar exponencialmente el número de abonados hasta llevarlos a los 30.000 sucriptores en lo que era la primera gran alegría que la nueva adquisición del empresario le daba. Hoy, apenas un año después, el denominado Combate del Siglo está a punto de llevarse por delante la que era la niña mimada de Roures dentro de su conglomerado empresarial.

30.000 suscriptores en cinco meses ¿real o ficción?



Muchos tildaron la compra de Total Channel por parte de Roures como uno más de los caprichos del empresario catalán. Y aunque todo el mundo coincide que ese es el futuro hacia el que va el sector, también muchos coincidían en que quizás una inmersión en el mismo con tanta anticipación podía ser contraproducente en el corto-medio plazo.

Sin embargo, los primeros resultados comenzaron a afianzar y consolidar el proyecto de Roures, que en apenas cinco meses de vida lograba elevar hasta los 30.000 suscriptores la cifra de 2.000 abonados con la que contaba tan sólo unos meses atras. Un aumento, sin embargo, que muchos consideraron como no real, puesto que fue achacado en gran parte a la disputa del Mundial de Brasil 2014 que hubo por medio y que dispararon las afiliaciones.

Roures sin embargo justificaba el aumento en la gran variedad de contenidos que ofrecía el canal, que amplió los mismos con canales como Gol T, Barça TV, Real Madrid TV o Nickelodeon. Además, Roures consiguió que Total Channel fuera la única plataforma de televisión por internet que se podía ver en la Playstation (fuentes de Mediapro argumentaban que más del 35% de los abonados utilizaban la Play). Sin embargo, los dispositivos desde los que se podía acceder a la plataforma eran también, evidentemente, las Smart TV además de smartphones y dispositivos móviles. El futuro, por lo tanto, se antojaba, cuanto menos, interesante para los intereses de Roures y Total Channel.


Llega el "Combate del Siglo"



Sin embargo, ningún proyecto puede catalogarse como exitoso de no mediar por medio de su bautismo de fuego, la prueba que dirima si realmente el emprendimiento es productivo o se quedará, como tantos otros, en un proyecto más que jamás llegó a ver las mieles del triunfo. Y para Total Channel y Roures, ese bautismo de fuego se presentó hace ahora unas semanas, justo cuando se anunció el denominado Combate del Siglo entre Floyd Mayweather y Many Pacquiao.

Y ahí se movió rápido Roures, que logró hacerse con los derechos de emisión del citado combate para su grupo, promocionando sobretodo el mismo a través del nuevo canal, Total Channel, basado en una campaña publicitaria para lograr captar nuevos abonados bastante agresiva en prensa escrita, televisión, radio y redes sociales. Con el Combate del Siglo, Roures pretendía dar el golpe definitivo en el sector, un golpe que finalmente se lo ha llevado el propio Roures y Total Channel.

El combate del siglo se lleva por delante a Roures y su Total Channel



La expectación creada, a la postre muy por encima de lo que finalmente pudo verse sobre el cuadrilátero, auguraba que el combate fuera la tan mencionada prueba de fuego que debían pasar tanto Total Channel como Jaume Roures.  Roures había conseguido hacerse con tales derechos junto a su gran rival, Canal +, y, a cambio de 12 euros, ofrecía la posibilidad de ver el combate a través de internet, una estrategia que le permitió sumar multitud de nuevos abonados. Todo estaba listo para que la noche del sábado fuera la gran noche de Roures y de Total Channel. Pero algo falló.

Un imperdonable error de cálculo del propio Roures acerca de los aficionados que lograría captar con dicha estrategia empresarial sobrepasó la capacidad de respuesta que podía dar el servidor con tantas peticiones realizadas al unísono, lo que provocó el bloqueo absoluto de Total Channel y, a la vez, que miles de usuarios no tuvieran la posibilidad de seguir la pelea en directo a pesar de haber pagado por ella los correspondientes 12 euros. A partir de ahí, las redes hicieron el resto.

Las quejas de los usuarios comenzaron a colapsar las mismas y Total Channel se convirtió rápidamente en tendencia, de manera negativa para los intereses de Roures, provocando una crisis de reputación de marca de consecuencias nefastas para la joven empresa. La imposibilidad final de ver el combate dio lugar a que Total Channel tuviera que anunciar la devolución íntegra del importe, a pesar de los esfuerzos de la compañía de informar que lo que realmente se perdieron los aficionados fueron los prolegómenos (que visto lo visto casi puede decirse que tuvo casi tanto o más interés que la propia pelea) puesto que, según la misma, los problemas técnicos estaban resueltos apenas unos minutos antes del inicio del combate.

El que iba a ser Combate del Siglo y sobre el que Roures se había subido para relanzar Total Channel se ha convertido, muy probablemente, en el gancho definitivo que haga que ni Roures ni Total Channel puedan levantarse de la lona cuando acabe de contar el árbitro.


Participa y comenta esta noticia

 
Top