Vuelve la batalla por las Universidades en USA
  • El deporte universitario en los Estados Unidos se prepara para abrir un nuevo ciclo en los contratos con las tres grandes marcas a partir de 2016




Las tres principales firmas de ropa deportiva dentro de los Estados Unidos, Nike, Under Armour y adidas, se preparan para la gran batalla: el deporte universitario, un sector cada vez más atractivo que mueve millones de dólares al cabo del año y que tendrá uno de sus puntos álgidos a partir del año 2016, año en el que expiran la mayor parte de contratos de las grandes universidades con las respectivas firmas que hasta ahora les patrocina.

Año clave: 2016



Texas, Carolina del Sur, Illinois, Michigan, Virginia... Son algunas de las universidades cuyos contratos vencen en ese año clave 2016. Y las tres grandes marcas ya han comenzado a preparar sus estrategias para hacerse con la equipación de las mejores dentro del deporte universitario en los Estados Unidos, un floreciente nicho de mercado al que las marcas acuden cada vez con estrategias de captación más ambiciosas.

Los últimos informes al respecto, que datan del año 2013, fijan la inversión de las tres grandes marcas en más de 250 millones de dólares anuales por hacerse con los derechos de las universidades estaounidenses, y el negocio no para de crecer conscientes no sólo de la más que interesante tasa de retorno que estas inversiones generan en las firmas sino de otros beneficios asociados a ellas: la mayoría busca tener ya de su lado a las grandes promesas del deporte estadounidense en una etapa cada vez más temprana que a la larga le evite desembolsar grandes sumas de dinero para lograr tenerlo en su equipo de embajadores.

Cambio de Cromos



Y los movimientos en este sentido no cesan, con las universidades como grandes beneficiarias de esta disputa a tres que tiene como protagonista al deporte universitario. Así, Wisconsin abandonará las tres tiras para pasar a engrosar el portfolio de Under Armour mientras Michigan ya ha afirmado que estudiará las ofertas tanto de su actual sponsor, adidas, como las que le llegan de Nike y la propia Under Armour.

Cincinnati ya abandonó también adidas con destino Under Armour mientras que Arizona y Miami cambiaron el swoosh de Nike por las tres bandas de adidas. Movimientos que tienen en común el cambio de cromos que se produce en el sector debido a los grandes intereses que existen en él. Pero no es lo único que tienen en común. Nike, Under Armour y adidas cada vez son más herméticas respecto a las ofertas que presentan dentro de ese sector con el objetivo de no dar pistas a sus rivales.

Tres marcas, tres posibilidades



La más avispada en este sentido es Nike, capaz de llevar a cabo la menor inversión de las tres citadas y conseguir finalmente los mejores resultados deportivos que le repercuten activamente sobre su imagen (la última vencedora de la NCAA en baloncesto ha sido Duke con Nike). Más sin embargo, las universidades cada vez son más exigentes con las ofertas recibidas a medida que el negocio crece más y más de tamaño.

adidas, a pesar de haber perdido el segundo puesto dentro del mercado estadounidense, sigue siendo una de las que más mimo presentan dentro del deporte universitario, lo que le ha posibilitado tener en su portfolio a universidades como UCLA o Kansas. Y tiene precisamente en el deporte universitario a uno de los ejes transversarles de su estrategia para recuperar el terreno perdido en el mercado norteamericano. Así, uno de sus grandes objetivos es el de duplicar el número de universidades con las que trabaja.

Por último, Under Amour, aunque es considerada por muchos como la recién llegada, ello no debe ser argumento para minusvalorar su potencial. De hecho, la firma de Baltimore expuso músculo cuando el año pasado fue capaz de quedarse con Notre Dame con uno de los acuerdos más grandes que hay en la actualidad en el deporte universitario.

Con independencia de cuál sea el resultado de este proceso que se pone en marcha de cara a ese año clave 2016, lo cierto es que el deporte universitario en los Estados Unidos es un sector tan sumamente atractivo que las tres grandes firmas que dominan el mercado estadounidense no dudarán a la hora de plantear tentadoras ofertas, cada vez más importantes, para hacerse con los grandes valores dentro del mismo.


Participa y comenta esta noticia

 
Top