• Una supuesta noticia que habla del interés de Qatar en el mundo del rugby vuelve a poner en el eje de la polémica la presunta utilización del estado árabe del deporte como medio de lavado de imagen a nivel político



Atletismo, balonmano, natación, fútbol y ahora, ¿rugby?. El interés por el mundo del deporte que está demostrando Qatar no parece tener fin. Si a todo esto unimos su también intención de volver a presentar candidatura olímpica para conseguir organizar unos Juegos en el futuro, todo comienza a levantar una preocupante sombra sobre las intenciones del emirato y su repentino interés por el mundo del deporte.

¿Quiere Qatar ahora un Mundial de Rugby?



Se ha convertido en los últimos años en el refugio de las grandes citas deportivas a nivel mundial, lugar elegido para multitud de eventos que acuden a la llamada de los petrodólares animados por un repentino interés por parte del emirato en organizar cualquier tipo de especialidad deportiva sin importar cuán costoso puede resultar la misma.

Sin embargo, hasta ahora había un deporte en el que las posibilidades de que Qatar organizara un Mundial del mismo eran no remotas sino casi imposibles: el rugby. Al menos, hasta ahora. Así, atraído por la gran expectación y su enorme audiencia, las autoridades de Qatar habrían comenzado a demostrar un repentino interés por el mundo del Rugby hasta el punto de tratar de organizar la Copa del Mundo de Rugby del año 2023.

Sin embargo, aunque bien podría tratarse de una verdadera realidad, la noticia no responde más que a una broma del día de los inocentes en el mundo anglosajón que se celebra el 01 de abril y que uno de los medios especializados en este deporte difundió como presunta inocentada del día.

Qatar o el deporte como estrategia política


A pesar de no ser más que una inocentada, de presentar un verdadero interés, el rugby pasaría a engrosar el enorme listado de eventos de caracter internacional que durante los últimos años ha estado acogiendo (o acogerá en los próximos) el emirato árabe: Mundial de Balonmano, de Natación, los próximos de Atletismo, el Mundial de Fútbol y su intento por conseguir los Juegos Olímpicos, unido al interés ahora por el Mundial de Rugby, han comenzado a levantar más suspicacias acerca de este repentino interés de Qatar por el mundo del deporte.

El hecho de que Qatar se haya convertido en los últimos años en el refugio de las grandes citas deportivas a nivel mundial ha generado un amplio debate sobre la presunta utilización del deporte como medio de propaganda política por parte de los responsables qatarís con el objetivo de dar al mundo una imagen de país muy diferente a la que en realidad vive.

Rodeado de una fuerte polémica a nivel mundial sobre el respeto a los derechos humanos y sobre las acusaciones que se ciernen sobre el emirato acerca de su posible relación y financiación de grupos terroristas, las autoridades árabes parecen haber encontrado en el mundo del deporte el mejor medio para limpiar y lavar su imagen a nivel mundial, algo que están consiguiendo a base de talonario.



Participa y comenta esta noticia

 
Top