Nike prefiere a Woods antes que McIlroy en el Augusta
  • A pesar de lo antogónico de sus situaciones (Woods no está ni entre los cien primeros del rankin mundial mientras que McIlroy ocupa la primera posición del mismom), en Nike no son suficientes argumentos sólidos como para rechazar sus preferencias: que gane Woods



Es quizás el principal torneo del circuito internacional de golf, el más esperado por los aficionados y uno de los más demandados por los patrocinadores. Y quizás por todo ello nadie, ningún jugador, se lo haya querido perder. Ni tan siquiera Tiger Woods, que se presenta al mismo fuera de los 100 primeros jugadores del circuito, una situación que no obstante no parece ser impedimento alguno para que en Nike, uno de sus principales sponsors, sigan considerándolo como su principal baza, antes incluso que su otra rutilante estrella: Rory McIlroy.

El uniforme indiscreto



Cuando todo el mundo daba por hecho que Woods no acudiría a la presente edición del Master de Augusta que comenzó en el día de ayer, dentro del sector del marketing deportivo había la casi total seguridad que, lejos de las opiniones que en el apartado meramente deportivo auguraban una no presencia del norteamericano, en del apartado comercial o del marketing había más de un indicio que auspiciaba que su presencia estaba más que asegurada, por mucho que su posición en el ranking de jugadores refleje una ausencia del mismo en las 100 primeras posiciones.

Entre estos hechos, quizás el que más probaba que Woods estaría en Augusta procedía, precisamente, de uno de sus patrocinadores, la multinacional norteamericana Nike, que mientras los críticos afirmaban que Woods no acudiría al torneo, en la marca se apresuraban a lanzar al mercado la indumentaria con la que el norteamericano disputaría el torneo, un interés más que evidente que escondía una realidad palpable.

Nike prefiere a Woods antes que McIlroy en el Augusta



Esa realidad podía (y puede) hacer que comiencen a saltar chispas no entre los dos protagonistas directo sino entre Nike y el otro gran estandarte que tiene la multinacional dentro del mundo del golf: el irlandés Rory McIlroy, al que los norteamericanos aún consideran un escalafón por debajo en cuanto a su potencial comercial al que presenta Woods, aún estando más allá del puesto número 100.

Y es que esa situación, y el número 1 que ostenta McIlroy, no parecen ser argumentos sólidos como para que los de Oregon apostaran todo a McIlroy. Detrás de este interés de Nike por que sea Woods el que verdaderamente triunfe hay un motivo más pecuniario.

La incidencia de las ventas de artículos de golf en las cuentas norteamericanas han caído a algo más del 3% en el último ejercicio, justamente coincidiendo con el resurgir de McIlroy y la práctica nulidad de Woods sobre los campos debido a una lesión. Sin embargo, la situación fue radicalmente opuesta hace tan sólo unos años, cuando el que resurgía de sus cenizas era el propio Woods, lo que propició que esa incidencia del golf en las cuentas de Nike ascendiera a porcentajes que oscilaban entre el 20 y el 25 por ciento.

Ante estos datos, Nike se ha tenido que rendir a la evidencia: prefiere que gane Woods. O dicho de otro modo, McIlroy no vende... al menos de momento. En Nike consideran que sólo un triunfo de Woods y el resurgir del mismo volverán a lanzar las cuentas del golf en Nike, algo que no conseguirá el buen hacer en Augusta de McIlroy.

En juego, muchos millones de dólares. En Nike lo saben, y no están dispuestos a seguir perdiendo dinero por no definir con claridad sus apuestas: ahora, sin embargo, parece que ya comienzan a visualizar algo más de claridad al respecto: en Augusta van con Woods.

Participa y comenta esta noticia

 
Top