Mourinho, en manos de los sponsors del Chelsea
  • El Chelsea británico incorporará a un jugador japonés para favorecer los intereses comerciales de su próximo patrocinador Yokohama




La cada vez más incursión del marketing deportivo y la figura de los patrocinadores dentro del mundo del fútbol está dejando poco margen de maniobra a los principales protagonistas que conforman este espectáculo, con situaciones tan estridentes como que el seleccionador nacional italiano perciba la mitad de su ficha por su contrato con la Federación de una multinacional de ropa deportiva con importantes intereses en la azzurra o que los patrocinadores del Chelsea, sean lo que lleven la voz cantante a partir de ahora en lo referente a decisiones técnicas.

El fútbol, la próxima Fórmula 1



La importancia y poder que los patrocinadores van adquiriendo dentro del mundo del deporte es algo que está ya fuera de toda duda. Su capacidad para influir en la toma de decisiones de las entidades a las que sponsorizan y en las que desembolsan ingentes sumas de dinero es cada vez mayor hasta el punto que en muchos deportes son éstos, como sucede en la Fórmula 1, los que deciden quienes serán los protagonistas en las escuderías, quiénes serán los que piloten los monoplazas.

En el mundo del fútbol aún no se ha llegado a esa situación pero vamos camino de ello. La cada vez más importancia que en las maltrechas cuentas de los clubes van adquiriendo los millones que desembolsan en ellas los patrocinadores van capacitando a los mismos para ejercer una enorme influencia y presión a las entidades, las cuales dan el visto bueno o actúan en el sentido más conveniente para sus sponsors o, al menos, tratando de no perjudicar a éstos.

Mourinho, en manos de los sponsors del Chelsea



El último ejemplo en este sentido lo estamos viviendo en Londres, donde uno de los entrenadores más importantes del mundo del fútbol, el portugués José Mourinho, está viviendo en primera persona el poder que los patrocinadores están adquiriendo dentro del fútbol.

Así, el conjunto londinense ha comenzado a interesarse en posibles jugadores no tanto por las recomendaciones de su técnico sino por la influencia que su llegada podría tener para los sponsors del club, condicionando muy seriamente la política de fichajes de la entidad.

El asunto se ha destapado después de conocerse el interés del conjunto británico por el japonés Yoshinori Muto, un futbolista que apenas ha jugado en once ocasiones con la selección de su país y que el propio Mourinho reconoce que existen muchos intereses comerciales tras el intento de su club por hacerse con los servicios del jugador nipón.

Ese interés no sería más que una parte de las condiciones fijadas en el contrato que recientemente firmó el Chelsea británico con la multinacional japonesa Yokohama, que convertirá al club de Londres en el segundo mejor pagado por la publicidad de su camiseta de todo el mundo: más de 40 millones de euros al año, y en la que se establecerían determinadas cláusulas por las que se favorecería la incorporación de futbolistas procedentes del mercado asiático para una mayor explotación del nuevo patrocinador del Chelsea en la región.


Participa y comenta esta noticia

 
Top