• Dos de los principales patrocinadores del United, adidas y Chevrolet, han visto como desde el club hacían oídos sordos a sus peticiones de cara a la próxima pretemporada oficial 2015/2016

  • En ambas compañías comienza a nacer un creciente malestar con los dirigentes británicos por tales decisiones que esperan puedan ser enmendadas en pretemporadas venideras



Cuando aún no ha finalizado la actual campaña, el Manchester United ya tiene serios problemas con la que será su pretemporada oficial para la próxima, unos problemas que le están dejando en mal lugar con respecto a dos de sus principales patrocinadores, lo que más dinero aportan al club y que han visto cómo el club de Old Trafford o no ha podido o no ha querido satisfacer por completo sus peticiones de cara a su preparación para la temporada que viene, algo que ha cogido realmente descolocados a ambos sponsors que consideraban que, con el dinero que desembolsan a los Diablos Rojos de manera anual, tendrían una más que ganada preferencia y voz a la hora de planificar las giras británicas por medio mundo.

adidas y Chevrolet, los pilares del United



Si hay dos patrocinadores que tienen nombre propio dentro del Manchester United desde que decidieron unir sus destinos al club de Old Trafford esos no son otros que la firma Chevrolet y la multinacional alemana adidas. Y en ambos casos, un denominador común les une en esa categoría de principal partners de la entidad británica: el dinero.

Chevrolet es el patrocinador que más dinero desembolsa por estar presente en una camiseta de un club de fútbol de manera anual: casi 62 millones de euros por temporada, una cifra que ninguna otra compañía ha logrado ni tan siquiera igualar en sus respectivos acuerdos con cualquier entidad de fútbol. Por su parte, de todos es conocida la relación de adidas con el club británico: casi 100 millones de euros anuales lograron arrebatar a uno de los principales valores en el fútbol de las islas del portfolio de su gran rival Nike, acuerdo que tampoco ha sido aún ni tan siquiera, nuevamente, igualado por parte de cualquier otro club en las relaciones con su sponsor técnico.

La pretemporada del United enoja a sus sponsors



Y sin embargo, ambas cartas de presentación no parecen ser argumentos lo suficientemente sólidos como para haber obtenido de su patrocinado un guiño al menos en su periodo de preparación durante la próxima pretemporada  a pesar de que ambas firmas confiaban en la capacidad de persuasión de los dirigentes del United para remover, supuestamente, los obstáculos que pudieran presentarse en la satisfacción de esos deseos de sus patrocinadores de cara a la pretemporada oficial 2015/2016.

adidas ha sido la primera en comprobarlo en sus propias carnes. La multinacional alemana ha visto como los casi 100 millones de euros que abona religiosamente al United por ser su sponsor técnico a partir de la temporada que viene no le han valido para que desde el club hayan logrado convencer a su todavía patrocinador oficial, Nike, renuncie a su contrato una vez concluya la actual temporada. El asunto es mucho más serio de lo que en principio podría considerarse.

Nike y el United tienen una relación que finaliza el 31 de julio de 2015. Sin embargo, tras el acuerdo multimillonario alcanzado con adidas, en el United confiaban (y así han estado trabajando para ello) en que desde el club lograran persuadir a Nike para renunciar a su vinculación una vez concluyera la presente campaña, sin esperar al 31 de julio. El interés del United se apoyaba en un interés subyacente de adidas: la marca alemana quería llegar a la gira norteamericana de los Diablos Rojos como nuevo sponsor técnico del club, un hecho clave y fundamental, más si tenemos en cuenta la situación de adidas en el mercado estadounidense.

Sin embargo, el No ha sido la respuesta dada por Nike que quiere despedirse del United "a lo grande": provocando un verdadero cisma entre el club y su nuevo sponsor técnico, que verá como la gira por uno de los mercados más importantes para los alemanes en su política de expansión y uno dónde más debe trabajar, los Estados Unidos, se realizará todavía con el logotipo de Nike en la camiseta.

Chevrolet quería Asia



No cesan ahí los problemas del United con sus patrocinadores. El otro pilar en el que se apoya la viabilidad, sobretodo a nivel económico, del proyecto del United, Chevrolet, tampoco está muy del todo de acuerdo con la manera en que se ha gestionado la preparación de la próxima pretemporada del club británico.

En Chevrolet ha caído como un verdadero jarro de agua fría la decisión de los dirigentes deportivos de la entidad de dirigirse nuevamente, y por segundo año consecutivo, a los Estados Unidos como parte de la preparación deportiva del club de Old Trafford, algo que no ha sentado nada bien entre los dirigentes de la firma norteamericana que esperaban que el club se dirigiera a Asia para consolidar parte de la estrategia comercial que la compañía tiene puesta en marcha en la zona.

Los norteamericanos consideraban fundamental y clave la presencia este próximo verano del Manchester United en suelo asiático. De hecho, ya tenían preparados varios actos comerciales con las principales estrellas del club británico por diferentes ciudades de la zona, algo que finalmente no podrá ser, lo que supone un verdadero freno a las aspiraciones de Chevrolet en su estrategia para captar un mayor porcentaje en el atractivo y lucrativo mercado asiático.

El United ya tiene prácticamente perfilada su pretemporada 2015/2016. Y la misma no ha dejado para nada conforme a sus dos principales patrocinadores, que esperan y confían que a partir de ahora, sus millones logren tener algo más de peso en las decisiones de los dirigentes británicos a la hora de planificar pretemporadas futuras. O eso, o muy probablemente esas relaciones comenzarán a enquistarse peligrosamente para el club apenas comenzadas.


GIF naranja ahorrador 468x60

Participa y comenta esta noticia

 
Top