Jorge Mendes ultima con Laporta el asalto al Barça
  • Joan Laporta contaría en su candidatura con la inestimable ayuda, en la sombra, de Jorge Mendes, lo que abriría nuevamente las puertas de la plantilla azulgrana al representante portugués

  • El complejo entramado que está diseñando el ex presidente azulgrana cuenta también con el máximo accionista del Valencia, el magnate Peter Lim




"Si Cristiano Ronaldo jugara en el FC Barcelona metería 120 goles cada temporada. El mejor jugador del mundo en el mejor club del mundo". Fin de la cita. Aunque pueda parecer increíble, estas palabras fueron pronunciadas en diciembre de 2013 por el superagente de futbolistas Jorge Mendes, otrora faro guía en el departamento de fichajes del Real Madrid pero que con la salida de Mourinho y, con estas declaraciones, comenzaba a preparar un distanciamiento para allanar su llegada a un nuevo objetivo: el FC Barcelona. Hoy, casi un año y medio después, ese objetivo de Mendes de llegar al FC Barcelona está más cerca que nunca de la mano de la persona menos esperada: el ex presidente del FC Barcelona, Joan Laporta, que durante su etapa presidencial en el club azulgrana no tenía precisamente en alta estima al que ahora va camino de convertirse en socio.

Mendes y el Barcelona


La relación de Mendes con el FC Barcelona siempre ha estado sembrada de altibajos. El representante portugués y su agencia siempre estuvieron muy ligados al conjunto catalán pero el desembarco de Cristiano Ronaldo en el eterno rival distanció por completo el hasta enctonces idílico panorama que se vivía con la directiva azulgrana. Mendes era por entonces un amigo personal de Sandro Rosell, entonces en la directiva de Joan Laporta, una relación que le venía a través de la firma Nike, de la que Rosell era representante en el fútbol portugués y brasileño, y que sirvió de vía de contacto con Mendes. Fruto de esta relación, Mendes logra "colocar" en el club azulgrana a varios de sus representados: así, a Ronaldinho le siguieron Quaresma, Rafa Marquez y más tarde Deco, fichajes con los que Mendes movió casi 40 millones de euros de entonces.

Pero no quedaron ahí sus aspiraciones: ya por entonces, y gracias a esta vía, intentó ubicar en el FC Barcelona a un jovencísimo jugador del Sporting de Lisboa llamado Cristiano Ronaldo, operación que finalmente no fructificó. Pero la relación se torció. El fichaje, años más tarde, de Cristiano Ronaldo por el Real Madrid supuso un punto de inflexión en el vínculo entre las partes. Joan Laporta consideró una afrenta la operación encabezada por Mendes hasta el punto que desde entonces, la relación se distanció. Así, mientras el club blanco se convertía en el destino de jugadores representados por Mendes (además de Cristiano Ronaldo, acabaron en el Real Madrid Pepe, Di Maria, Carvalho o Coentrao, ademas de Jose Mourinho), el conjunto azulgrana fue desde ese momento un terreno casi vetado para Mendes y su agencia.

Cristiano Ronaldo



La salida posterior de José Mourinho del banquillo blanco fue restando fortaleza a la figura de Jorge Mendes dentro del entorno del Real Madrid, que desde ese momento comenzó a fijar su objetivo fuera del club blanco, precisamente, en el eterno rival: el FC Barcelona. Las alabanzas al FC Barcelona realizadas en Diciembre de 2013 con la figura de Cristiano Ronaldo como protagonista y mencionadas antes supusieron el primer intento de acercamiento del portugués hacia un territorio que en su día estuvo seriamente vetado a las intenciones del representante luso.

Esas palabras fueron consideradas por muchos dentro del sector como un ataque directo al Real Madrid, en plena crisis en cuanto a las relaciones que existían entre el representante luso y el club presidido por Florentino Pérez y que tenían como nexo de unión a la máxima estrella madridista, Cristiano Ronaldo. Sin embargo, para muchos no fue más que el primer puente tendido por Mendes para lograr un nuevo acercamiento a la entidad azulgrana, algo que ahora va cogiendo cada vez más fuerza tras conocerse los últimos acercamientos seguidos por el hasta entonces máximo rival de Mendes en la entidad catalana: el propio Joan Laporta.

Laporta, Mendes... y Peter Lim



Pocos son los que ponen en duda, a día de hoy, en la ciudad Condal, que Joan Laporta será uno de los aspirantes que dispute la presidencia del FC Barcelona en las próximas elecciones en un intento por volver a ostentar el máximo órgano de representación de la institución azulgrana a nivel mundial. Sin embargo, son pocos quizás los que conocen los movimientos que en la sombra de dicha candidatura se están produciendo y que allanarían la llegada del representante luso a la entidad azulgrana de la mano, precisamente, de Joan Laporta. Así, mucho se ha venido rumoreando en las últimas semanas los acuerdos que se estarían elaborando entre Joan Laporta y Jorge Mendes para organizar una candidatura lo suficientemente potente y poderosa que quedara sin capacidad de reacción alguna al resto de candidatos.

Más ahora se ha conocido una nueva figura en este complicado entramado que parece estar conformando Joan Laporta a su alrededor: y es que, según ha podido saber Marketing Deportivo MD, el aspirante a la presidencia del Barcelona también estaría en serias negociaciones para contar con el apoyo del máximo propietario del Valencia, el magnate asiático Peter Lim, que daría el suficiente apoyo financiero a una compleja candidatura que tendría a los dos citados, Mendes y Lim, entre sus principales pilares. Pero, ¿qué tienen que ver Mendes y Lim? Mucho. Jorge Mendes estuvo detrás de los intentos de Peter Lim de hacerse, antes de su llegada al Valencia, con clubes como el Middlesbrough inglés o el Atlético de Madrid y tienen importantes relaciones en el apartado de la representación de fútbolistas a través del fondo de inversión Quality Sports Investment creado por Jorge Mendes y el ex directivo del United y Chelsea, Peter Kenyon.

El motivo por parte de Laporta es claro: contar con los suficientes apoyos económicos. Cualquier aspirante a la presidencia del Barça deberá avalar el 15% del presupuesto del club, que esta temporada asciende a 530 millones de euros, esto es, Laporta debería avalar unos 80 millones de euros, una cifra que preocupa y mucho en el entorno del ex presidente, que busca financiación a toda costa para poder hacer frente a la misma.

Laporta alejó a Mendes del Barcelona y el propio Laporta puede abrirle ahora, de nuevo, las puertas de par en par en una operación que incluiría igualmente al máximo mandatario valencianista como inversor en la sombra de la candidatura del aspirante a la presidencia del club azulgrana. El tiempo dirá si Mendes cambia Madrid por Barcelona como base para sus operaciones.

Participa y comenta esta noticia

 
Top