• A primera hora del día de ayer conocíamos una de las noticias del año en términos de marketing deportivo: Coca Cola desplazaba a Pepsi como principal patrocinador de la MLS y del soccer en los Estados Unidos

  • La noticia fue contrarrestada en las siguientes horas con el anuncio de Pepsi de llegar a la NBA como sponsor principal, un rol que hasta ahora desempeñaba Coca Cola




El de ayer fue uno de los días más intensos que se recuerdan en el deporte norteamericano en lo referente al sector del marketing deportivo relacionado con él. En tan sólo cuestión de horas, dos de las empresas comerciales más grandes del mundo se asestaron sendos golpes, a cada cual más mediático e impactante, que ha provocado un giro de 180 grados en el escenario del patrocinio en los Estados Unidos.

Pepsi dice adiós a su fortaleza en el soccer...



Una de las grandes compañías de todo el mundo a nivel empresarial, Coca Cola, ha provocado un giro radical en el mundo del soccer de los Estados Unidos con un movimiento que muchos dentro del sector han catalogado como brillante y a su vez ambicioso, toda vez que le va a permitir acaparar el protagonismo dentro del fútbol en los Estados Unidos además de infringir un duro golpe en este deporte a su gran rival Pepsi.

Así, la Major League Soccer y la Federación de Fútbol de los Estados Unidos anunciaron en el día de ayer el acuerdo alcanzado con la compañía Coca Cola que ligará a ambas instituciones durante los próximos cuatro años. De este modo, Coca Cola pasará a ostentar el papel predominante dentro de la liga de soccer norteamericana, papel que desde el momento de su creación, allá por el año 1996, ha estado ocupando su gran rival Pepsi.

El contrato que unía a ambas instituciones finalizó el pasado 31 de diciembre y desde entonces la MLS abrió el plazo de licitación para que las firmas interesadas pudieran presentar propuestas, una licitación que finalmente acabó ganando Coca Cola en un contrato por el que se estima desembolsará muchos millones de dólares en lo que se esperaba sería  un duro golpe del que Pepsi no tendría capacidad de reacción. O al menos, eso pensaban en Coca Cola.

...Y Coca Cola pierde la NBA


Pero la alegría le duró muy poco a la multinacional de refrescos. Pepsi, la gran rival de Coca Cola, respondió en las siguientes horas poniendo en marcha una estrategia similar a la que ha llevado a cabo Coca Cola con el mundo del fútbol y que ha dejado desprovista a Pepsi de la MLS.

Así, PepsiCo se encargará de asumir los derechos de uno de los grandes valores de Coca Cola en el deporte USA: el de la NBA, en un movimiento que dejará a la gigante norteamericana sin un patrocinio gracias a un contrato por el que Pepsi abonará un importe significativamente superior al que hasta ahora venía haciendo la NBA.

Recordemos que, al igual que ocurría con Pepsi y el soccer, Coca Cola también llegó a la NBA en el año 1996 y Sprite era el refresco oficial de la liga desde el año 1995. El acuerdo tendrá un alcance muy superior al que en hasta ahora tenía Coca Cola con la NBA puesto que abarcará a marcas como Aquafina, Lipton Brisk o algunos productos como Frito. La bebida oficial de la NBA será a partir de ahora Mountain Dew, uno de los principales productos de Pepsi en los Estados Unidos.

El acuerdo irá mucho más allá puesto que la compañía de alimentos y bebidas Tingyi, socio de Pepsico en China, será el aliado comercial exclusivo de la NBA en el gigante asiático a través de su marca Master Kong.



Una dura batalla por el deporte estadounidense


La batalla ahora escenificada por dos de las grandes firmas comerciales en el mundo, Pepsi y Coca Cola, no viene más que a confirmar el enorme interés y repunte que el sector del marketing deportivo está recobrando en los Estados Unidos tras unos años seriamente golpeado por la crisis económica que ha estado afectando a todo el mundo.

Esta batalla viene propiciada por el interés que ha vuelto a renacer en las firmas comerciales a la hora de entender el deporte como el medio vehicular más inmediato y directo para llegar al aficionado. El deporte ha vivido un crecimiento real en auge y los clubes, franquicias y deportistas son verdaderos ídolos para los jóvenes, medios ideales para tratar de llegar a los mismos para estas firmas y marcas comerciales.

Sin embargo, muchos dentro del sector consideran que esta batalla no es algo de un día sino que se lleva fraguando en la sombra desde hace meses, muy probablemente cuando Coca Cola comenzó a interesarse por hacerse con los derechos de la MLS tras abrirse el plazo de licitación, algo que habría llevado supuestamente a Pepsi a entablar negociaciones con la NBA para devolver el golpe a Coca Cola y, además, mantener posicionamiento dentro de un mercado tan sumamente atractivo como complicado como es el del deporte en los Estados Unidos.

Participa y comenta esta noticia

 
Top