Exclusiva: La NBA anunciará a Nike como nuevo patrocinador
  • El anuncio se hará público en las próximas semanas, en todo caso antes del final de la presente temporada

  • Tras el gigantesco acuerdo alcanzado con Pepsi, la NBA anunciará otro enorme "pelotazo" económico con el acuerdo con la firma norteamericana




Se presumía que sería una disputa mucho más larga en el tiempo de lo que finalmente parece será la que mantendrían Nike y Under Armour, las dos grandes aspirantes a ocupar el trono que en breve dejará vacante adidas como principal patrocinador de la NBA pero finalmente todo se resolverá mucho antes de lo previsto, en lo que parece ser una muestra de los motivos que argumentaban más de un especialista dentro del sector respecto a las posibilidades reales que tenía la firma de Baltimore, Under Armour, de poder hacer competencia alguna a a la marca de Oregon en esta competencia.

La NBA anunciará a Nike como nuevo patrocinador



No es oficial pero Marketing Deportivo MD puede adelantar que en breve la NBA anunciará a la multinacional norteamericana Nike como nuevo patrocinador oficial de la competición más importante de baloncesto del mundo para los próximos años, sustituyendo a la que ha sido durante los últimos 11 a la portadora de tal rol: la firma alemana adidas.

El acuerdo, que será anunciado en las próximas semanas, en todo caso antes de concluir la presente temporada, supondrá un nuevo pelotazo económico que llegará a las arcas de la NBA tras los acuerdos, gigantescos, alcanzados por la organización por la cesión de sus derechos televisivos y por la llegada de Pepsi como nuevo patrocinador para sustituir a la hasta entonces sponsor Coca Cola. Así, aunque no hay datos concretos al respecto, desde fuentes cercanas a las negociaciones confirman a Marketing Deportivo MD que las cifras que se barajan superarán con creces a las que hasta ahora venía aportando adidas, cuyo contrato, recordémoslo una vez más, alcanzaba los 400 millones de dólares por 11 años de vinculación.

Under Armour no aguantó la comparación



La decisión que finalmente adoptará la NBA viene a dar la razón a los más críticos dentro del sector que auguraban que la tan mencionada mediáticamente competencia que plantearía Under Armour a Nike por hacerse con la NBA no sería tal por varias razones, motivos que al parecer han sido decisivos para que la organización, a las primeras de cambio, haya tomado como decisión y antes de lo que se esperaba que la firma idónea para sustituir a adidas sea Nike. Y todo, como decimos, por varios argumentos de peso.

En primer lugar, el conocimiento de Nike en todo el mundo. La NBA es una organización que cuida hasta el extremo su producto por lo que consideraba necesario que la firma encargada de sponsorizar técnicamente a las franquicias de la liga fuera lo suficientemente conocida fuera de los Estados Unidos como para potenciar, en una simbiosis perfecta, la marca NBA a nivel mundial.

En segundo lugar, y relacionado íntimamente con lo anterior, la logística. Nike dispone de una red mundial de tiendas que asegura que no habrá problemas para hacer llegar los productos que comercializa la liga a cualquier rincón del planeta, algo que, a día de hoy, Under Armour no puede garantizar a pesar de que uno de los pilares de su estrategia a corto y medio plazo pasa precisamente por ahí, por incrementar su red de tiendas en todo el mundo, especialmente en Europa y Asia.

En tercer y último lugar, una cuestión de representantes. Nike tiene el mayor portfolio de embajadores de toda la NBA. Las grandes estrellas de la liga pertenecen a Nike o a su filial Jordan y esto es un punto muy valorado por la NBA, que sabe que quién finalmente vende a nivel mundial son las estrellas de este deporte y no tanto las franquicias. Allá donde estén las estrellas estará la NBA y si la firma a la que pertenecen estas estrellas colaboran para la expansión de la marca NBA, mejor que mejor.

Nike se asegura un golpe decisivo: Jordan volverá a la NBA



El acuerdo con la NBA y el enorme desembolso que, presumiblemente, realizará Nike, una inversión que según muchos expertos no necesita realizar toda vez que copa el mercado del baloncesto en más del 95%, implicará una serie de contraprestaciones por parte de la NBA que hasta ahora no tenía con su actual sponsor, adidas.

De entre todas ellas, hay dos que llaman poderosamente la atención y con las cuales Nike asestará el golpe definitivo al resto de marcas dentro del sector: la primera pasa porque la NBA permitirá a Nike lucir su famoso logotipo, el swoosh en las camisetas de las franquicias, algo que ahora sólamente se permite en las camisetas de entrenamiento durante los momentos previos a los encuentros.

La segunda, si cabe aún más importante que la anterior: Nike se asegura el retorno de Jordan a la NBA con la conveniencia de la propia liga, aunque sólo sea a través de su marca. Y es que Nike habría obtenido de la NBA, además del acuerdo anterior, la concesión de otra prerrogativa mucho más importante si cabe: lucir el jumpman, el conocido logotipo de la marca Jordan, en el centro de la camiseta, por lo que las nuevas elásticas promocionarán a Nike por partida doble.

El sueño de Under Armour se acabó en la NBA. Nike, con este futuro acuerdo, da un golpe mortal a la competitividad dentro de un sector, el del baloncesto, en el que ya imperaba con mano dura pero que a partir de ahora amenaza con gobernar de manera totalitaria sin casi dar oportunidad al resto de marcas dentro del mismo. La cuestión que cabría plantearse ahora es qué consecuencias tendrá esta medida dentro de la NBA, o dicho de otra manera ¿provocará la alianza de Nike con la NBA la retirada del resto de firmas de dicho deporte ante la seguridad de saber que no tendrán nada que hacer en el mismo?

Participa y comenta esta noticia

 
Top