El valor añadido de las deportistas
  • Las marcas encuentran en las deportistas nuevos valores con los que promocionar sus productos



En el patrocinio hay una relación de intercambio entre deportistas y marcas. Las marcas encuentran en los deportistas valores como la superación, el esfuerzo y la perseverancia, mientras los atletas generan grandes ingresos, incluso superiores a los conseguidos compitiendo, al convertirse en la imagen de una firma.

En concreto, el deporte femenino y sus deportistas, se está popularizando entre las marcas por encontrar nuevos valores donde asentarse. ¿Qué valor añadido buscan las grandes firmas al elegir a una deportista como imagen de marca?

La fuerza como belleza



Cada vez más marcas relacionadas con la moda, encuentran en los deportistas los mejores modelos publicitarios. La moda femenina ya no se centra en una belleza basada únicamente en tener un cuerpo bonito, sino en una feminidad en donde la fuerza, valentía, tesón y superación, adjetivos que emanan las deportistas, son de vital importancia para que el producto llegue a las nuevas consumidoras.

Maria Sharapova es quizá el mejor ejemplo de esta nueva belleza femenina que las marcas buscan en las deportistas. En un informe de la agencia de marketing Repucom, titulado Women and Sport, fue señalada como entre las atletas más rentables del mundo y lidera la lista de mujeres deportistas que más ganan.

Ganar Wimbledon con 17 años llevó a Sharapova a lo alto del tenis femenino y su genética hizo el resto. Sharapova ha servido como imagen a marcas como Porsche, Samsung Electronics, Nike o Avon y ahora, incluso, se ha lanzado al mundo empresarial abriendo su propia marca de dulces.

La sala de poker PokerStars encontró en la imagen de la campeona olímpica Fatima Moreira de Melo la mejor representación para su Equipo SportStars. Esta jugadora de hockey sobre hierba holandesa, con tres medallas olímpicas, una de ellas en Pekín, y licenciada en Derecho, suma a su belleza luso-holandesa el tener una cabeza bien amueblada y ser una gran estratega, lo que le ha llevado a recoger varios premios con el juego de naipes.

A valores como el tesón y la estrategia, a Fatima, toda una heroína en su país, hay que sumarle una energía imparable y un carácter emprendedor que le han llevado a desarrollar carreras también en el mundo de la moda y la música.

La heroicidad como valor



Kim Yu-Na es una patinadora surcoreana que merece ser destacada porque a pesar de practicar un deporte minoritario y de ser una deportista procedente de Corea del Sur, nada le ha impedido ser la número cuatro de las deportistas mejor pagadas en la lista de Forbes, con 14,3 millones recaudados el año pasado. Sus éxitos en la pista de patinaje, superando todos los récords posibles además de su carácter altruista con el que ayuda a otros jóvenes a desarrollar su carrera como deportistas, lanzaron a Kim Yu-Na a la categoría de heroína, lo que le ha llevado a ser una gran estrella del patrocinio siendo imagen 12 marcas entre las que está SK Telecom.

Otra asiática de la lista de Forbes es la china Li Na, cuya imagen sirvió como apoyo a muchas marcas para poder introducirse en el comercio en Asia. Li Na fue la primera asiática en llegar a un torneo de Grand Slam y ganarlo, lo que la convirtió en todo un fenómeno. Marcas como Nike, Rolex o Mercedes, encontraron en la heroicidad de la atleta china, la mejor forma de poderse introducir en el mercado asiático.

Rompiendo moldes



Otras deportistas han resaltado su valor para las marcas al romper moldes y colarse entre las mejores dentro de un deporte antes considerado únicamente masculino. Este es el caso de Danica Patrick, que se convirtió en 2008 en la primera mujer en ganar una carrera de Indycar y acabó tercera al año siguiente en las 500 millas de Indianápolis compitiendo con los mejores pilotos. Ahora la piloto es referencia en el automovilismo y se ha convertido en imagen de muchas marcas como Tissot.

Otra deportista a destacar es la futbolista Marta da Silva, la número uno en la lista DBI, un índice independiente que mide el impacto de las celebridades en el mercado. Marta, la delantera del Tyresö FF, es considerada como la deportista de mayor valor para la fidelidad de una marca con un 90,21% de reconocimiento y, todo, siendo una mujer que juega al deporte rey en uno de los países reyes del fútbol.

Por ello, esta heroína no ha pasado desapercibida a marcas como Puma, que la han elegido como imagen junto a deportistas como Mario Balotelli o el atleta Usain Bolt. La futbolista llegó a estar en el 2009 como uno de los 100 brasileños más influyentes por la Revista Época, incluso fue nombrada por Pelé como “Pelé con falda”.


Participa y comenta esta noticia

 
Top