El Plan B de Nike comienza a dar resultados
  • La espectacular recuperación de Converse ha comenzado a generar un importante efecto en Nike



Pequeñas, ambiciosas y emergentes nuevas firmas o el plan estratégico para resurgir de su gran rival adidas son algunas de las problemáticas a las que se enfrenta en la actualidad la multinacional norteamericana Nike, lo que provocó que desde dentro de la compañía pusieran en marcha un Plan B que pudiera contrarrestar los efectos negativos que sobre la marca del swoosh pudieran tener los resultados de sus rivales, un Plan B que ya ha comenzado a dar resultados y del que se conoce por fin su nombre: Converse.

Un invitado al que nadie esperaba



Se llevaba rumoreando dentro del sector desde hace meses: la firma norteamericana Nike estaba planeando una estrategia de segunda escala con el fin de que sus cuentas recibieran el impulso necesario para poder consolidar su posición dentro del mercado y,s obre todo, hacer frente a la pujante situación con la que accedían al mismo las nuevas y fuertemente armadas compañías del sector así como a los intentos de recuperacicón de adidas dentro del mismo.

Sin embargo, nadie conocía ni, ahora que ya se conoce la identidad de ese Plan B, albergar cualquier mínimo conocimiento acerca de qué o quién estaba detrás de ese plan, un secreto que ahora ha comenzado a desvelarse: la firma de ropa deportiva Converse, que tras años en el ostracismo de Nike, la marca ha recuperado para tratar de conseguir sus objetivos.


El Plan B de Nike comienza a dar resultados



Desde sus inicios, Converse siempre fue considerada como el patito feo dentro del organigrama de Nike. Los norteamericanos compraron Converse en el año 2003 por 305 millones de dólares, un momento en el que la firma reportaba unas ventas anuales de algo más de 200 millones de dólares. Sin embargo, ese crecimiento, que debía de ser constante en el tiempo, cayó en el apalancamiento y durante los últimos 12 años los efectos que las cifras de ventas de Converse sobre el total de Nike han destacado, principalmente, por su ausencia. Al menos, hasta ahora.

Porque tras doce años, la filial de Nike ha conseguido un espectacular incremento en las ventas que ronda el 28% para conseguir un volumen de ventas de 538 millones de dólares. ¿Qué o quién ha propiciado o motivado esta recuperación?

La protección de patentes, claves


Varios han sido los factores que han propiciado este resurgir de la marca que tanto bien está haciendo en Nike. Así, los mismos se pueden centralizar en una mejor red de distribución en los Estados Unidos y Europa motivo al que hay que unir otro si cabe aún más importante: desde el pasado mes de octubre Converse se lanzó a una cruzada en la lucha contra la copia de sus diseños y patentes de zapatillas.

Hasta 22 demandas logró presentar Converse en los tribunales contra 31 empresas que incumplían los derechos que tenía la compañía sobre los mismos. Sin embargo, Nike no ha sido nunca partidaria de un litigio sino más bien de un acuerdo entre las partes. Así, según reconoce, desde 2008 ha enviado casi 200 misivas a representantes de firmas en las que se da esta situación y en las que se les insta a cesar en la producción y distribución de productos basados en los artículos de Converse, bajo amenaza entonces de sí acudir a tribunales. Y la estrategia funciona.

Así, Nike ha visto como ganaba demandas a firmas del prestigio de H&M o Ralph Lauren, que se han visto obligadas, ya por sentencia judicial a retirar el producto. Esto ha llevado a hacer aún más populares si cabe a los productos de Converse, lo que está repercutiendo de manera positiva en Nike.

Participa y comenta esta noticia

 
Top