El KO de Kentucky se lleva por delante más de 15 millones de dólares
  • La derrota de Kentucky en semifinales de la NCAA, además de suponer un enorme baño de humildad, le va a costar más de 15 millones de dólares en pérdidas procedentes de merchandising ya preparado celebrando el título de campéon



Lo tenía todo: era una de las grandes favoritas para ganar la gran final de la NCAA y sin embargo, un inoportuno traspiés en semifinales le impidió llegar a la gran final y, por lo tanto, poder ni tan siquiera disputar la misma, un duro golpe que le costó sufrir una de las mayores decepciones en el baloncesto universitario norteamericano que se recuerdan. Pero no sólo eso. También le ha supuesto un enorme agujero económico del que también le va a costar salir.

Los nuevos "Hoosiers"



La participación de la universidad de Kentucky en el presente campeonato de la NCAA llevaba ritmo de récord. No en vano, era considerada como una de las grandes favoritas para hacerse finalmente con el título tanto por su enorme potencial como por lo que hasta las semifinales se había podido ver durante sus encuentros.

De hecho, Kentucky soñaba con convertirse en los nuevos Hoosiers, el mítico equipo de baloncesto universitario que logró realizar una temporada perfecta. Y Kentucky iba camino de ello. Se presentaba en semifinales imbatido y con la esperanza de cerrar el campeonato con un 40-0 a su favor en el balance victorias-derrotas. Pero no fue así.

El KO de Kentucky se lleva por delante más de 15 millones de dólares


Tal era el nivel de confianza y seguridad que había en la universidad y en el entorno de la misma, que rápidamente se puso en marcha un gigantesco plan de marketing en el que ya se daba por hecho la conquista del título. Un amplio catálogo de merchandising con camisetas, gorras, tazas y un largo etcétera con frases como D9nasty, el ya citado 40-0 o Won and Done ya estaban listos para salir a la venta con los colores y logotipos de la universidad.

Más de 60 empresas se habían comprometido a ofrecer productos oficiales de la universidad celebrando el título para sacarlos a la venta, lo que iba a dejar en la misma más de 1,5 millones de dólares en comisiones para la universidad. Las mismas se embolsarían alrededor de 15 millones de dólares. Era, de las cuatro aspirantes presentes en semifinales (Wisconsin, Michigan State y Duke, que finalmente se hizo con el título) la que más avanzado tenía su plan de marketing tan segura estaba de la victoria. Sin embargo, su derrota ante Wisconsin echó por tierra todas las esperanzas y planes previstos y, además del enorme golpe deportivo que ello supuso, ha creado en la universidad y su entorno un agujero de 15 millones de dólares que le va a costar recuperar tanto o más como el enorme mazazo moral que su eliminación ha supuesto para aficionados  e integrantes del equipo.

Participa y comenta esta noticia

 
Top