Drácula se hace del Leganés
  • Una ingeniosa campaña convierte al Conde Drácula en nuevo Socio de Honor del Leganés




Hace ya mucho tiempo que el mundo del fútbol se convirtió en el principal vehículo con el que las firmas y marcas comerciales se asociaban para llegar, de la manera más directa e inmediata a un cada vez mayor número de aficionados y hacerle llegar sus promociones y productos. Pero de igual modo, el fútbol se convirtió en el canal necesario para que, a través de la figura del marketing deportivo, y con la complicidad de las redes sociales, las propias entidades deportivas trataran de exponer a esos mismos aficionados cuáles eran los objetivos, propósitos y, cómo no, obstáculos, con los que debía enfrentarse la organización.

La habilidad de los responsables de los respectivos departamentos de marketing de esas entidades era imprescindible para que su iniciativa, lanzada desde la propia entidad, se convirtiera en tendencia con la colaboración inestimable, como decimos, de las redes sociales. Y eso es lo que precisamente ha conseguido el Leganés en su propósito de dar a conocer la problemática que tiene el club con respecto a los horarios que desde la Liga de Fútbol Profesional se le asignan para la disputa de los encuentros: poner en marcha una ingeniosa campaña de marketing que ha logrado captar la atención de los medios de comunicación en España que, gracias a la misma, han comenzado a interesarse por el problema que afecta al club madrileño.

El despropósito de los horarios del fútbol español



Si existe, dentro del fútbol español, un elemento discordante con el que están manifiestamente en contra la mayoría de los clubes que integran el fútbol profesional en España, ese no es otro que el de los horarios impuestos para cada jornada desde la Liga de Fútbol Profesional a los diferentes clubes que la integran en sus respectivas competiciones.

El argumento para justificar la disparidad de criterios y horarios que asignan desde la LFP a cada uno de los clubes es el intento de expandir la marca de la organización y del fútbol español hacia mercados sumamente atractivos como pudiera ser el asiático, algo que ha generado un verdadero despropósito en lo concerniente a la implantación de un sistema lógico que no tenga completamente confundido a las entidades, clubes y, cómo no, a los aficinados.

Y aunque el caprichoso sistema impuesto por la LFP afecta por igual a todos los clubes, grandes y pequeños, es más que evidentes que las entidades menos importantes son las que más sufren las consecuencias de horarios tan controvertidos como los que afectan al Leganés, club que milita en la Segunda División española, lo que le ha obligado a reclamar la ayuda del más ilustre socio que jamás haya tenido el club madrileño en toda su historia: el Conde Drácula.

Drácula se hace del Leganés



Hasta ocho encuentros, si contamos con el que se disputará este próximo domingo, le ha tocado al Leganés esta temporada jugar a un horario sumamente negativo para los intereses del club: las 21h00 del domingo, un horario, previo a jornada laboral, bastante perjudicial que motiva que la asistencia de público al estadio del club madrileño se resienta notablemente, hecho éste que se refleja muy directamente en la recaudación que la entidad obtiene en dichos encuentros, muy por debajo de lo que se podría esperar.

Ante esta situación, desde el club han llevado su protesta hasta la Liga de Fútbol Profesional en más de una ocasión haciéndole ver y justificando la necesidad de fijar los encuentros en su estadio en un  horario mucho más accesible y permisivo con los intereses de los aficionados del Leganés y del propio club, algo que desde la organización no parecen haber tomado muy en consideración.

Pero ante grandes males, grandes remedios. Y quizás cansado de pregonar a todo el que quisiera oírle en las altas instituciones del fútbol español los problemas que asolaban al club con sus horarios, el Leganés y su departamento de marketing han puesto en marcha una ingeniosa campaña de marketing que ha llamado poderosamente la atención a los medios de comunicación en España que, de este modo, han comenzado a preocuparse por la situación que vive el conjunto madrileño.

Así, con motivo del encuentro que disputarán el próximo domingo en su estadio ante el Mirandés, nuevamente a las 21h00, el club ha lanzado un cartel anunciador del mismo donde se recoge el nombramiento de un nuevo socio de honor del club madrileño: ni más ni menos que el mismísimo Conde Drácula, que se hace un hueco en las fotos de los socios que tienen tal consideración en el club y donde justifica los por qués que le han llevado a tomar la decisión de hacerse hincha del Lega: "Además de por su gran temporada, me coincidían los horarios".

La campaña se ha convertido en tendencia en las redes sociales y son pocos los medios de comunicación que no se han interesado por la situación de un Leganés que, gracias al ingenio y al bueno humor, ha logrado conseguir lo que no ha obtenido en la Liga de Fútbol Profesional: llamar la atención ante su problema con los horarios.



Participa y comenta esta noticia

 
Top