Champions League: adidas salva el primer match-ball ante Nike
  • La clasificación para semifinales de los dos únicos representantes que tenía en liza en Champions la firma alemana además de su gran embajador, Leo Messi (estrella casualmente de un club Nike) ha supuesto la superación del primer match-ball de la marca de las tres bandas ante Nike, que espera impaciente a darle el golpe de gracia definitivo a la compañía en su competición estrella




Hace tan sólo unas semanas, con el inicio de la ronda de cuartos de final de la Champions League, publicábamos un interesantísimo artículo en Marketing Deportivo MD acerca del escenario que se vivía, en aquellos momentos, en la principal competición de clubes a nivel mundial dentro del mundo del fútbol en cuanto a sponsorización técnica se refiere, un escenario que albergaba nuevamente otra batalla más entre las dos grandes firmas de ropa deportiva que dominan el sector y donde, por primera vez en mucho tiempo, la multinacional norteamericana Nike tenía ventaja ante su gran rival adidas al colocar en semifinales incluso antes de iniciar la ronda de cuartos de final a dos representantes en la siguiente fase.

El mejor y peor bagaje desde 2010



En apenas unas horas tendrá lugar el sorteo de la UEFA donde se dirimirán las semifinales de Champions League. En el bombo, Real Madrid, FC Barcelona, Juventus de Turin y Bayern de Munich. O lo que es lo mismo, dos representantes de adidas (Real Madrid y Bayern de Munich) y otros dos de Nike (FC Barcelona y Juventus de Turin). Sin embargo, a comienzos de la ronda de cuartos la situación no estaba tan igualada.

En Nike estaban de enhorabuena incluso antes de iniciar sus representantes la disputa de la fase de cuartos. Al menos dos de sus cinco representantes que lograron acceder a dicha fase de cuartos ya estaban en Cuartos de Final gracias al enfrentamiento directo entre equipos de Nike: FC Barcelona - PSG y AS Monaco - Juventus de Turin. La firma no lograba colocar a dos de sus representantes en semifinales de Champions League desde la temporada 2010/2011, cuando accedieron el Manchester United y el FC Barcelona. Desde entonces, uno ha sido el máximo de su representación en dicha ronda: el FC Barcelona en las temporadas 2011/2012 y 2012/2013 y el Atlético de Madrid la temporada pasada, en la 2013/2014. Esta temporada ya tiene asegurado a dos representantes y, un posible tercero, si el Atlético de Madrid lograba imponerse al Real Madrid, cosa que finalmente no ocurrió.

Por su parte adidas se encontraba en el extremo opuesto. Desde la temporada 2010/2011, como mínimo ha tenido siempre a dos representantes, casi siempre el Real Madrid y el Bayern Munich, y en dos ocasiones en ese periodo ha logrado colocar a tres, puesto que a los anteriores se les ha unido el Chelsea en las temporadas 2011/2012 y 2013/2014. Esta temporada tan sólo jugaba en cuartos de final las bazas, nuevamente, de Real Madrid y Bayern Munich para poder, como mucho, igualar la representación que tiene ya asegurada Nike en semifinales. Cualquier tropiezo de cualquiera de esos dos representantes de adidas hubiera supuesto el peor registro de adidas de los últimos años, algo que en Nike esperaban aprovechar para asestarle su golpe definitivo a la delicada situación de la marca alemana.

adidas salva el primer match-ball ante Nike



Cuando el árbitro del encuentro Real Madrid - Atlético de Madrid del pasado miércoles pitó el final del partido, adidas comenzó a respirar. Gracias a la victoria madridista, sus dos únicos representantes con los que accedía a la ronda de cuartos de final lograban pasar de fase y acceder a las semifinales del torneo, igualando así la posición que ya tenía garantizada Nike, su gran rival, incluso antes de disputarse los partidos de cuartos de final.

Para mayor tranquilidad alemana, el encuentro entre dos representantes de Nike, el FC Barcelona y el PSG acabó favoreciendo de manera indirecta a la firma germana con la clasificación del club azulgrana y, por ende, de los grandes representantes de la compañía en los clubes presentes en cuartos. Así, el pase azulgrana permitía que adidas tuviera en semifinales a los Rakitic, Luis Suárez y compañía, pero sobretodo, a Leo Messi.

La marca salvaba así su primer gran match-ball ante Nike que ahora ve como las fuerzas se equilibran e igualan en lo que resta de competición, con los grandes representantes de ambas entidades, tanto a nivel de clubes como de embajadores, en liza.

La Champions, clave para evitar el contagio del efecto Manchester



El destino ha querido sonreír, al menos hasta ahora, a la marca alemana y ha evitado el que podría haber sido, como decimos, la peor situación de adidas desde hace años, una verdadera debacle que habría venido a dificultar aún más el posicionamiento de la firma en un territorio que, en teoría, es el más sólido pilar sobre el que se asienta.

Hace tan sólo unas horas conocíamos (lo publicábamos ayer) los planes que la multinacional alemana pretende poner en marcha para recuperar posicionamiento en suelo estadounidense y capacidad de actuación en el resto del mundo, unos planes que tenían como noticia estrella la más que probable salida de la firma de las tres bandas del patrocino y sponsorización técnica de clubes en Latinoamérica para centrarse en este mismo apartado pero a nivel de selecciones nacionales, algo que desde dentro del sector se ha visto como una de las consecuencias directas de la poca capacidad de reacción y maniobra que tiene en la actualidad la compañía dentro del sector tras el espectacular acuerdo alcanzado con el Manchester United.

Una debacle en Champions con una posible eliminación en semifinales de sus dos representantes supondría un golpe casi definitivo para la compañía que dificultaría mucho la puesta en práctica de unas estrategias ya de por sí arriesgadas que pueden condicionar y mucho el posicionamiento de la compañía a nivel mundial en el corto y medio plazo.

Participa y comenta esta noticia

 
Top