• La marca alemana apoya plenamente el interés del Manchester United por hacerse con Cristiano Ronaldo... o con Gareth Bale




Mucho se ha estado hablando estos días (y se hablará) sobre la especial situación de la gran estrella del Real Madrid, el internacional luso Cristiano Ronaldo, dentro de las filas blancas. Con un rendimiento criticado desde prácticamente que comenzó el año, las relaciones con la cúpula de la entidad madridista no parecen ser precisamente las mejores, una cúpula que se divide entre los partidarios de sacar tajada al portugués con su venta ahora que aún es atractivo financieramente hablando y los que defienden su papel dentro del club no sólo deportivamente hablando, donde es el gran referente sino también comercialmente hablando, donde los ingresos procedentes de los derechos de imagen del jugador siguen siendo sumamente importante para el Real Madrid. Y tras el parón por las selecciones, nuevamente cobra vida la situación del crack luso en la entidad madridista, situación de la que están pendientes sobretodo en Inglaterra, donde el Manchester United no pierde detalle de cada movimiento que sucede alrededor del jugador. El Manchester United... y adidas.

Ronaldo, el objetivo del United... y de adidas



Desde que comenzaron los rumores sobre esa posible mala relación del portugués Cristiano Ronaldo con la directiva del Real Madrid, todas las miradas se volvieron hacia la Premier, donde un club sigue al detalle todos y cada uno de los pasos que se dan en dicha relación con un único objetivo: el regreso del internacional luso a sus filas. Hablamos del Manchester United.

El interés del club de Manchester no es nuevo. Desde la marcha de Alex Ferguson, ha sido incapaz de recuperar el rendimiento deportivo que marcara el escocés durante su etapa al frente de la entidad, provocando un fuerte descontento no sólo entre los aficionados sino por igual entre sus dueños... y entre los patrocinadores, patrocinadores que están viendo como sus cientos de millones que llegan a las arcas de la tesorería del club caen en saco roto a la hora de poder rentabilizar su inversión.

Por lo tanto, uno de los primeros objetivos era recuperar un proyecto atractivo tanto para afición como para el resto de partes implicadas, proyecto en el que cobra nombre propio Cristiano Ronaldo. Sin embargo, en el club son conscientes de las dificultades que entrañaría su fichaje al menos económicamente hablando por lo que rápidamente solicitó la colaboración de sus patrocinadores para poder hacer frente a la supuesta suma de dinero que, en caso de acceder, pediría el Real Madrid al club británico, y todo ello argumentando que la llegada de Ronaldo al club sería un importante estímulo no sólo para la entidad deportivamente hablando sino también como marca, algo de lo que podrían sacar igualmente provecho los patrocinadores actuales con el incremento de valor que ello supondría.

Una de esas firmas comerciales más interesadas en la llegada del portugués no es otra que la alemana adidas, por un doble motivo: si bien la situación no diferiría en principio de la que se vive en el Real Madrid (jugador Nike en un club adidas), varios condicionantes comenzaron a hacer que adidas mirara con buenos ojos la operación. El primero, la enorme inversión que tiene hecha en el United: 100 millones de euros anuales motivan que el rendimiento del club sobre el césped deba ser excelso para poder rentabilizar la misma. Todo lo que no sea realizar un buen papel que conlleve al menos la lucha por el título se traducirá en una devaluación de la marca United que afectará enormemente a la propia adidas. adidas necesita imperiosamente que el Manchester vuelva a rendir a un nivel excelso en lo deportivo. Pero hay un segundo interés: las malas relaciones de Cristiano con el Real Madrid se han trasladado al terreno comercial, donde la hasta ahora indisoluble unión con la multinacional Nike comienza a presentar ciertas fisuras que adidas está estudiando al milímetro por si hubiera ocasión de llegar al portugués a través de ella. A pesar de que el jugador se encuentra en la etapa final de su carrera deportiva (y probablemente comercial), la sóla posibilidad de arrebatárselo a Nike supondría para adidas un importante golpe moral y práctico a los norteamericanos además de un importante valor añadido a su propia marca.

adidas cierra el círculo: o Cristiano... o Bale



Sin embargo, tanto en el United como en adidas son conscientes de que, aunque posible, las posibilidades de que el jugador portugués abandone el club blanco a finales de la presente temporada, aunque existentes, son prácticamente nulas. Más para sus intereses, ha aparecido en los últimos días una nueva variante que puede colmar las aspiraciones tanto de club como de marca en lo referente a sus intereses con otra importante estrella del club madridista: Gareth Bale.

El fichaje más caro de la historia del Real Madrid no pasa precisamente por su mejor momento en la entidad. Desde la cúpula directiva del club blanco se considera que la relación inversión-rentabilidad, tanto deportiva como comercialmente hablando, no es la esperada ni mucho menos. A nivel deportivo, el galés nunca ha llegado a asumir los galones que los millones que costó su fichaje pretendían conferirle dentro de la plantilla madridista. A nivel comercial, otro tanto de lo mismo: el 11 blanco jamás se ha convertido en uno de los jugadores estrellas de la plantilla desde el punto de vista comercial. Baste sólo el hecho de que su camiseta no es precisamente una de las más vendidas, siendo superada por jugadores recién llegados esta misma temporada como James Rodríguez.

Bale sí que sería una opción realmente factible para los intereses del Manchester United... y de adidas. Para el club británico, porque están convencidos de que la esencia y el rendimiento deportivo del jugador galés volvería a su punto máximo en el fútbol de las islas en general y en el Manchester United en particular. Pero para la marca alemana también, que vería como una de sus principales estrellas dentro de su portfolio regresaría a una Premier donde comenzó a despuntar como futbolista y donde recuperaría los galones dentro de un club de manera que su valor comercial volverían a convertirlo en uno de los grandes activos de la multinacional alemana.

En el United son conscientes de que su interés es compartido plenamente por adidas, algo que facilita mucho las operaciones que se puedan estar dando en torno al jugador sobretodo porque, al igual que en el caso de Ronaldo, también necesitará el apoyo ("moral" y económico) de sus patrocinadores a la hora de encarar su fichaje. Y en adidas ya han dado el visto bueno a la operación.

La marca alemana es consciente de que el interés comercial de Bale no puede compararse ni mucho menos al de Cristiano, pero también admite que las dificultades que se vislumbran en la operación Ronaldo son muchísimo mayores a las que pueda presentar una parecida con el galés, que pondría rumbo a un fútbol que le permitió sacar lo mejor de sí, tanto deportiva como comercialmente hablando. adidas cierra el círculo: o Cristiano... o Bale.

Participa y comenta esta noticia

 
Top