• Wimbledon "rescata" a la Chica de Athena para la promoción de una exposición sobre carteles del torneo con vistas a activar la edición 2015 del campeonato

  • La iniciativa ha supuesto un aluvión de críticas en medios y redes sociales hacia los organizadores de Wimbledon



Año 1977. Con motivo de las bodas de plata de la firma Athena, la marca solicita una licencia al prestigioso torneo de Wimbledon para lanzar un calendario oficial donde incluiría una serie de pósters entre los que estaba el que desde entonces pasó a conocerse como Athena Girl. La imagen comenzó a comercializar a partir del año siguiente, logrando más de 2 millones de copias vendidas. Hace tan sólo unos días, la Athena Girl ha vuelto a estar de actualizadad hasta el punto de haber obligado a los organizadores del prestigioso torneo londinense a perdir perdón por su utilización para activar la edición del presente año.

La historia de la Athena Girl



1976.  Martín Elliot es un fotógrafo británico que pasaría a la historia, casi sin saberlo en aquel momento, por una fotografía que tomaría en ese mismo año la por entonces su novia, Fiona Butler, de 18 años de edad. En la instantánea, tomada en las pistas de tenis de la Universidad de Birmingham, Elliot inmortaliza a su prometida de espaldas, ataviada con un traje de tenis, y donde Butler se levanta ligeramente la falda para dejar ver que no lleva ropa interior.

Al año siguiente, Athena, una compañía de pórsters, cromos y tarjetas de colección, se hace con una licencia del prestigioso torneo de Wimbledon para lanzar una colección de calendarios entre cuyas láminas incluye a la que desde entonces pasa a conocerse como la Athena Girl. En tan sólo un año, la lámina de la Chica de Athena logra vender más de 2 millones de ejemplares y la misma se convierte en un verdadero icono de la fotografía. Tres años más tarde, Elliot y Butler rompían como pareja. En 2010, Elliot fallecía víctima de una enfermedad. Recordado entonces por la instantánea, en más de una entrevista que se realizó con motivo de su fallecimiento su ex, Fiona Butler, aseguró una y otra vez que jamás se arrepintió de protagonizar dicho póster y, sobretodo, que nunca recibió ni un mínimo porcentaje procedente de las ventas y beneficios que originó la misma.

En julio de 2014 fue subastado el traje que lució Fiona Butler en aquella instantánea por casi 3.000 euros. La raqueta que mostraba la Chica de Athena en la fotografía alcanzó casi los 20.000 euros.

Wimbledon pide perdón por su Athena Girl



Año 2015. Mes de Marzo. Hace tan sólo unas semanas. Estamos en los prolegómenos de una nueva edición del que es considerado uno de los mejores torneos (si no el mejor) de tenis sobre hierba del circuito. Los organizadores, el All England Lawn Tennis and Croquet Club, comienza a activar la promoción del mismo con la puesta en marcha de una serie de actividades paralelas cuyo fin y objetivo último es, precisamente ese, la promoción de la edición correspondiente a cada año de su magnífico torneo.

En ese conjunto de actividades programadas y previstas para este año 2015 se encuentra una exposición sobre los carteles que han marcado un antes y un después en la vida del torneo. Y para ilustrar dicha exposición y promocionarla, a la misma e igualmente al torneo de Wimbledon, el All England Lawn Tennis and Croquet Club considera que no hay mejor exponente que la Chica de Athena

Londres se inunda de carteles promocionando tanto la exposición como la próxima edición del torneo, carteles donde se vuelve a revivir la figura de la Chica de Athena. Rápidamente medios de comunicación y redes sociales comienzan a verter toda una oleada de críticas hacia los recursos utilizados por el torneo británico para captar la atención mediática, y en especial, hacia el conocido y famoso Athena Girl, el poster causante de la polémica.

Sexista, machista, decepcionante, vergonzoso y no identifica a la imagen de la mujer en el mundo del tenis, sobretodo porque la protagonista no fue tenista. Estos son algunos de los argumentos y las críticas vertidas sobre una campaña que activó el propio All England Lawn Tennis and Croquet Club a través de su cuenta oficial en Twitter y que llevó, como consecuencia de las críticas, a los organizadores incluso a pedir disculpas por la promoción con este tipo de imágenes, una situación que ha generado una grave crisis de reputación en la imagen del torneo.



Participa y comenta esta noticia

 
Top